Archivo de la etiqueta: De alimento

Fotografía de alimentos.

San Francisco 2015: #TBT

¡La nena se casa! No exactamente. La sobrina de Wu Siumán se casó y, aunque no fuimos a la ceremonia, fuimos a la segunda recepción en San Francisco. Más bien en la zona de la bahía.

24 de julio de 2015

Partimos de Puerto Rico el 23, pero llegamos tan tarde que, en realidad, el primer día que estuvimos allí fue el viernes, 24. Paseamos por Cupertino, fuimos a Vallco Shopping Mall, o lo que queda de ese centro comercial, y compramos frutos del bosque en un mercado agrícola. Fue un buen día, aunque mi pie lo resintió un poco.

25 de julio de 2015

Paseamos la mayor parte del día. Fuimos a Mountain View. Luego a las centrales de varias compañías de Silicon Valley, incluyendo Facebook y Google, donde la pasé bastante bien.

Por la noche fue la segunda recepción, que se distinguió por una cena de diez platos y porque a mi familia política le gusta la pachanga. Wu Siumán se reencontró con familiares y amigos de Perú y China.

26 de julio de 2015

El domingo las dos familias fueron a comer dim sum y después a comer helado vietnamita, una especia de gelato raspado y delicioso. Luego fuimos a pasear por San Francisco.

27 de julio de 2015

Comenzamos el día en el jardín japonés, luego fuimos a la academia de ciencias de California en cuyo planetario sufrí de vértigo. Lo que más me gustó fue el acuario.

28 de julio de 2015

La luna del atardecer sobre South San Francisco

Este fue el día en que nos fuimos de compras y descansamos bastante en South San Francisco, bastante cerca del aeropuerto. Pasé un rato mirando los aviones despegar y aterrizar a lo lejos.

29 de julio de 2015

Me tocó el sacrificio de ir a la librería de The Shops at Tanforan. Por la tarde, nos fuimos a un restaurante de comida china donde compartimos con la familia que había venido de China continental, quienes nos obsequiaron con un bizcocho de luna, traído de Hong Kong.

30 de julio de 2015

Otra vez nos fuimos de paseo. Pasamos unas horas en la universidad de Stanford y luego almorzamos comida mediterránea en Palo Alto y pasamos la parte en el museo de arte de San José.

30 de julio de 2015

Balancing Act por James Moore

Otra vez nos fuimos de paseo por la zona de la bahía. Pasamos tiempo en lugares como San Mateo y San Carlos.

1º de agosto de 2015

Hoy nos tocó visitar San Francisco, los mercados callejeros, las tiendas y el mercado agrícola del Ferry Building de Embarcadero y Ghirardelli, por supuesto.

2 de agosto de 2015

Fuimos al Contemporary Jewish Museum para ver la exhibición “Amy Winehouse: A Family Portrait” (no me iba a perder esta oportunidad. La tocaya se lo merecía) y, de paso, las demás exhibiciones en el museo. El resto del día lo pasé mirando aviones desde South San Francisco.

3 de agosto de 2015

Antes de regresar paseamos por la Grand Avenue de South San Francisco, donde almorzamos en un restaurante italiano. Allí nos encontramos con varios edificios que me encantaron como los antiguos Metropolitan Hotel y Bank of South San Francisco.

Wu Siumán disfrutó reencontrarse con familiares a los que no veía hacía tiempo y yo tomé muchas fotos. Este año no pudimos ir, pero en algún momento volveremos a visitar la familia.

Multemedios cuando la vida se interpone

De vez en cuando, la vida se interpone

Matcha latte

Cuenta la leyenda que llevo años tomando cafeína disfrazada de verde

Pido disculpas por lo mal que he llevado el blog las últimas semanas. Quizás esta no es la mejor forma de comenzar la entrada. Comencemos de nuevo. A veces la vida se interpone.

Hay un refrán que dice: “El hombre propone y dios dispone”. Echando a un lado lo sexista del mismo -y mi relación conflictiva con la divinidad-, debo admitir que tenía planificadas las entradas hasta diciembre, pero es más fácil el proceso de planificación que el de llevar a cabo el trabajo, por lo que me he atrasado.

No voy a prometer que regresaré al redil juevesino, es decir, a publicar todos los jueves, porque, de seguro, no podré cumplirlo. Sin embargo, haré mi mejor esfuerzo.

De vez en cuando…

Si no estoy ocupada, escribo. Contrario a otros años, no sigo un plan organizado. Lo hago cuando se me ocurre y por eso las entradas del blog, todas ellas muy organizadas, no salen con la velocidad necesaria.

Flor de maga

Se rumora por ahí que todos en mi familia tienen buena mano para las plantas; yo las mato

Me estoy disfrutando las nuevas experiencias de este semestre, los adelantos en el proyecto de Palés, a Cathy y a Lucy y los productos del huerto (que no se deben a mis cuidados).

Es cierto que esta aparente calma esconde un torbellino, que incluye entre sus causas el alboroto político y social de Puerto Rico, que no he podido evitar por más que intente. Es imposible escapar en año de elecciones, momento perfecto para que la vida se interponga.

Aun así, trato de mantenerme tranquila y si puedo publicar en el blog el jueves, lo hago. Si no, la semana tiene seis días adicionales. Por eso, no debí comenzar la entrada con una disculpa y tampoco pienso terminarla de ese modo.

Portada del yogur al estilo griego

Yogur al estilo griego hecho en casa

Portada del yogur preparado en la olla de cocción lenta.Hace un tiempo hablé de cómo preparar el yogur en la olla de cocción lenta. Hoy voy a hablar sobre cómo mejorar el resultado al prepararlo al estilo griego.

Se supone que se haya obtenido cuatro envases de un yogur nada espeso o como establecí en la entrada anterior:

Hay que tener en cuenta de que no estará tan espeso como el que se compra en el supermercado.

Acostumbro a reducir los cuatro envases a dos y medio, añadiendo un proceso para espesarlo y que termine siendo un yogur griego moderadamente espeso y con un sabor más fuerte, aunque continúa diferenciándose del que se consigue comercialmente.

Materiales para preparar el yogur al estilo griegoLos materiales necesarios son: un colador grande, un cuenco mediano, envases para guardar el yogur, un paño (un pañuelo de hombre me funciona muy bien) y, por supuesto, el yogur hecho en la olla de cocción lenta.

Se procede a colocar el pañuelo sobre el colador y este dentro del cuenco. Luego viene el paso más importante. Se vierte un poco de yogur sobre el pañuelo y se espera. No hay de otra hay que esperar. ¿A qué? A que el suero vaya cayendo al cuenco.

Colando el yogurEste suero de leche, conocido en inglés como “whey” (no confundir con “buttermilk” que tiene en español la misma traducción), es lo que no permite que el yogur espese, así que hay que colarlo. Para lograrlo se necesita mucha, pero mucha paciencia porque el proceso es muy, muy lento. Me toma un día completo completarlo.

Yogur al estilo griego en formaciónEn mi caso, se debe a que cuelo la mitad de un envase con yogur casero cada vez, es decir, repito el proceso ocho veces y en cada ocasión espero al menos una hora antes de rescatar el yogur.

Yogur más espesoEl resultado es mucho más espeso que el que sale de la olla de cocción lenta y me parece que bien vale la pena el esfuerzo que conlleva un día de trabajo de más de ocho horas, debo decir, para obtener el yogur al estilo griego.

Suero de lecheAl final queda entre 16 a 24 onzas del suero de leche. Esto no se desperdicia. La ventaja del suero que proviene del yogur es que tiene una vida más larga que el que sale directo de la leche por lo que se puede guardar en el congelador por mucho tiempo y usarse más adelante.

Yogur, guineo y granolaEn cuanto al yogur, se puede usar en recetas como batidas, avena fría, salsas o simplemente mezclado con miel, frutas y nueces.

Por supuesto que hay otras posibilidades para espesar el yogur como añadir gelatina o leche en polvo en un punto mientras se prepara en la olla de cocción lenta, pero esta –a pesar del esfuerzo– es la que prefiero.

Yogur al estilo griego con miel

Hora del té

Hora del té

La primera vez que bebí té de verdad fue en una tienda de alfombras en el zoco de Túnez en el 2003. No se trataba de un guarapo que consistiera de agua caliente con un sabor indefinido. No, era una refrescante mezcla de hierbabuena y azúcar, diferente a cualquier otro té que hubiera probado antes. A partir de ese momento, no hubo vuelta atrás.

Té moruno

Ingredientes para el té moruno

Años más tarde, me enteré de que se trataba del té moruno, popular en los países norteafricanos y de fácil preparación, aunque mi versión aún no se acerca al sabor que recuerdo de mis viajes tunecinos.

Té es un sinismo, he aquí la prueba: 茶

Hace poco, charlaba con JS. No puede tomar café, pero necesita la cafeína. Pensó en el té como una opción. No puedo estar más de acuerdo.

Conversamos sobre el tema, le di algunos consejos y lo envié camino a adquirir un nuevo vicio. Seamos honestos: el té contiene cafeína y la cafeína es adictiva. Los dolores de cabeza que sufro cuando no bebo mi dosis matutina dan cuenta de ello.

Para la hora del té

El verano pasado, descubrí todas las posibilidades que ofrece el té, cuando entré a una sucursal de Argo Tea en el Greenwich Village, gracias a una recomendación.

El día que descubrí a Argo Tea

El día que descubrí a Argo Tea

Sabía que puede beberse caliente o frío, pero nunca imaginé todas las posibilidades, todas las mezclas que se pueden crear y todos los productos que se pueden preparar.

Y como las aventuras culinarias son mi especialidad, me he puesto en inventar para mejorar la hora del té, inspirada en mi experiencia neoyorquina. Pero de eso pienso hablar en próximas entradas.

Portada del yogur preparado en la olla de cocción lenta.

Cómo preparar yogur en la olla de cocción lenta

Primer intento de preparar yogur.Hace algún tiempo, anuncié que había preparado yogur por primera vez, usando la olla de cocción lenta. Desde entonces, lo hago con tanta frecuencia que no necesito consultar la receta. Me parece justo, entonces, compartirla por medio de un paso a paso.

La receta que uso es la que presenta Crystal Paine en su blog Money Saving Mom y que ha titulado “Homemade Yogurt in the Crock Pot Recipe” (enlace inaccesible). Es muy fácil de seguir.

¿Por qué la olla de cocción lenta?

Preparar yogur en casa requiere mantener la leche a una temperatura constante, lo que se logra por medio de este tipo de olla. La poseo en dos tamaños: 3 y 7 cuartos. He preparado el yogur en las dos, pero mi favorita es la más pequeña.

Ingredientes para preparar el yogur.Ingredientes:

Para preparar el yogur en la olla de cocción lenta se necesita, además de la olla:

  • 1/2 galón de leche entera (en teoría puede ser cualquiera, pero yo solo la uso entera)
  • 1/2 taza de yogurt sin sabor que contenga cultivos vivos

Procedimiento:

Vertiendo la leche en la olla de cocción lenta.Verter el contenido completo del envase de la leche en la olla de cocción lenta.

Temperatura de la olla de cocción lenta.Encenderla en la temperatura baja.

Se debe cocinar por un periodo de 2 horas y 45 minutos, luego de las cuales se desconecta la olla y se deja reposar por 3 horas.

Yogur y leche caliente antes de mezclar.Al cabo de las tres horas se echa un poco de la leche en un plato pequeño, se le añade el yogur y se mezcla bien.

Mezcla de yogur en la leche tibia.Se incorpora la mezcla al resto de la leche en la olla, mezclándola bien.

Olla de cocción lenta envuelta en una toalla.Colocar la tapa de la olla y envolverla en una toalla. Si es grande, como la de playa, y gruesa mejor.

Dejar reposar por un espacio de 8 a 12 horas o de un día para otro. Es importante no retirar la toalla ni la tapa durante este reposo.

Yogur listo para guardar.El yogur debe estar cuajado y listo para envasar. Hay que tener en cuenta de que no estará tan espeso como el que se compra en el supermercado.

Yogur en envases de plástico.Verter el yogur en envases pequeños, no importa si son de plástico o cristal, y refrigerar al menos dos horas antes de consumir.

Yogur antes de colocar en la nevera.Consumir en un periodo de dos semanas.

Se recomienda conservar ½ taza de este yogur para preparar el próximo. Sin embargo, prefiero comprar yogur nuevo.

Yogur en la olla de cocción lentaEl sabor es distinto al que se prepara comercialmente. Me parece que es más suave. Mezcla muy bien con mermeladas, nueces, frutas o miel.

No obstante, si se prefiere una versión más espesa, entonces lo que se quiere es yogur al estilo griego. La base es este mismo yogur, solo hay que añadir un paso, pero eso es tema para otra entrada.