Archivo de la etiqueta: Bebida

Para beber.

Té helado, dos formas de hacerlo

Una bebida favorita para el verano es el té helado. Tanto así, que hace algunos años publiqué varias entradas dedicadas a variedades de esta bebida: Sangría con té y frutas y Mojité.

Resulta que desde entonces utilizo una de las siguientes dos opciones para prepararlo. En primer lugar, está la tradicional que implica la infusión en caliente y la otra opción es la novedosa infusión en frío.

Los ingredientes básicos para ambas opciones son:

  • 8 cucharaditas o bolsas de té negro, verde o el de su preferencia
  • 4 a 8 tazas de agua
  • De ¾ a 1 taza de azúcar o prepara jarabe o sirop según la receta de limonada (opcional)
  • 1 taza de zumo de limón, lima, china o una mezcla de cítricos

Para tomar las fotografías que acompañan esta entrada, preparé solo un servicio en cada forma con una sola bolsa de té en dos tazas de agua.

En caliente

Existe varias recetas en la red como la “Basic Iced Tea” de Chowhound.com o la de “Sweet Lemon Iced Tea” de Erren Hart para Erren’s Kitchen.

Infusión en caliente de té blanco
Infusión en caliente de una bolsa de té blanco y agua de azahar

Instrucciones

  1. Hervir 4 tazas de agua.
  2. En una jarra mezclar el agua y azúcar y mezclar hasta que se disuelva. Otra opción es añadir el jarabe al agua.
  3. Añadir las bolsas de té o las hojas de té en un infusor y dejar en infusión de cinco a diez minutos.
  4. Retirar las bolsas o el infusor de té.
  5. Añadir el zumo de limón.
  6. Completar la jarra con hasta cuatro tazas de agua fría.
  7. Refrigerar al menos una hora.
  8. Servir con hielo y adornar como se prefiera.
Té helado de infusión en caliente
Té helado preparado en caliente con una mezcla de té blanco y agua de azahar

En frío

También hay recetas en la red de té helado preparado con infusión en frío. Por ejemplo, “The Tea Lover’s Way to Make the Best Cold-Brew Iced Tea” de Max Falkowitz para Serious Eats o “How to Make the Best Iced Tea (Cold Brew It!)” de Oh How Civilized.

Infusión en frío de té de hierbas
Infusión en frío de hojas sueltas de un té de hierbas

Instrucciones

  1. Colocar el té en el agua en un envase con tapa. Si está en bolsa, no olvidar retirar cualquier elemento metálico. Si es en hojas, no usar un infusor.
  2. Si se usará azúcar, añadirla antes de enfriar o verter el jarabe después de la infusión.
  3. Refrigerar el envase en la nevera unas ocho horas o de un día para otro.
  4. Colar las hojas de té.
  5. Verter el líquido en una jarra y añadir el zumo de limón.
  6. Servir con hielo y adornar como se prefiera.
Té helado de infusión en frío
Té helado preparado en frío con una infusión que incluye rosa mosqueta, manzana, cereza, flor de Jamaica y frambuesa

De las dos opciones, prefiero la de la infusión en frío. En primer lugar, porque conlleva menos pasos y, en segundo lugar, porque el té tiene menos posibilidades de quedar aguado.

No es necesario añadir azúcar. Tampoco añadir el zumo si se usa la infusión en frío. Ni siquiera usar una mezcla exótica de ingredientes como los ejemplos que presento.

Como quiera que se prepare, el té helado es una buena opción para refrescarse durante el verano.

Tés preparados por infusión en frío

Infusión en frío

Hace unos años descubrí una técnica perfecta para preparar té, apropiada para climas tropicales, particularmente, durante el verano. Se trata de la infusión en frío.

Earl Gray con lavanda y limón

La receta es muy sencilla:

  1. Se vierte agua en un envase de al menos ocho onzas.
  2. Se añade el de té, dependiendo el tamaño del envase. La proporción es una cucharadita por cada 6 a 8 onzas de agua. Funciona igual si se usa té en bolsas. Cada bolsa equivale a una cucharadita.
  3. Añadir endulzante a gusto.
  4. Se cierra el envase y se coloca en la nevera por una cantidad de tiempo mínimo que depende del tipo de té. El mínimo son 4 horas, el máximo 10. Me funciona muy bien dejarlo toda la noche, si bebo el té como parte del desayuno.

Consejos útiles

El té blanco precisa de poco tiempo, mientras que los tés oscuros como el negro, el oolong o las infusiones de hierba requieren más tiempo. El té verde utiliza un tiempo moderado.

Té blanco con agua de azahar

Se recomienda usar el té en hojas. No olvidar colar antes de servir.

Si se prefiere usar el té en bolsas, es preciso quitar cualquier elemento metálico. Otra opción es verter el contenido de la bolsa en el agua.

Té verde con frutas tropicales

A la hora de servir se puede añadir frutas e hierbas aromáticas como la menta. Usar hielo es opcional.

Esta es mi forma favorita de preparar chai. Lo dejo en infusión toda la noche y por la mañana simplemente cuelo y añado la leche preferida. Con leche de coco sabe divino.

Rooibos con mangó y melocotón

Esta es una opción a la hora de preparar té helado, usando menos pasos, dado que no es preciso dejar en infusión en agua caliente para luego enfriar el té, lo que a veces implica añadir agua.

Infusión de menta de Armenia

A beber

Cuando hace calor, la infusión en frío del té es una manera fácil de lograr una bebida refrescante para quienes vivimos en el trópico.

Té preparado por infusión en frío

Té de mimosa con torre Eiffel

Té de mimosa

Hace algún tiempo descubrí que Argo Tea tiene una versión de mimosa a base de té. Pensé que estudiando las notas del chef podría llegar a un sabor bastante cercano. Sabía que no sería idéntico, pero de que lo intentaría, lo intentaría. Tendría mi propia versión de té de mimosa.Jasmine TeaMosa Chef's Notes

El resultado está a continuación. Se trata de una versión abstemia. El té de jazmín a usarse es una mezcla de té verde y flor de jazmín, pero también se consigue una versión con té blanco.

Ingredientes

Ingredientes para el té de mimosa

  • 4 a 6 bolsas o cucharaditas de té de jazmín
  • 3 tazas de agua hirviendo
  • 2 onzas de agua carbonatada
  • Zumo de una china o naranja
  • Endulzante a gusto
  • Hielo picado

Procedimiento

  1. Hervir el agua entre 160 a 180 ºF (unos 86 ºC). Retirar del fuego.
  2. Té de jazmín en infusiónPoner las bolsas de té o las cucharaditas de hoja suelta en un infusor y deja en infusión de 1 a 2 minutos.
  3. Retira las bolsas o el infusor. Verter el té en una jarra y añadir el endulzante.
  4. Colocar en la nevera hasta que enfríe.
  5. Verter 6 oz del té en vasos con hielo picado.
  6. Extrayendo el jugo de chinaIncorporar el jugo de china.
  7. Añadir 2 oz de agua carbonatada a cada vaso.
  8. Adornar con pedazos de fresa o rodajas de china.

Si se prefiere la versión alcohólica, se puede sustituir el agua carbonatada por champaña. Nunca lo he intentado, deber saber bueno.

Té de mimosa listo para beber

Ahora que se acerca el calor, esta es una alternativa refrescante y diferente para combatirlo.

Té con leche al estilo María con leche el polvo

Té con leche al estilo María

Hace poco revisé las entradas ya escritas o en estado de borrador y me percaté de que muchas son de recetas que preparé antes del paso del huracán María por Puerto Rico, cuando todavía tenía electricidad.

Me parece absurdo publicarlas ahora que llevo meses sin electricidad y que la mayoría de las personas en el país están pasando por la misma situación. Sin embargo, hay una receta que puedo compartir.

Té con leche al estilo María listoTé con leche al estilo María

Por suerte el té se puede preparar en una estufa de gas. Gracias a eso, no he tenido que sacrificar este gusto, aunque sí cualquier versión fría. Pero como el frío navideño se apodera de las mañanas, una receta como esta es perfecta.

Ingredientes

(Las cantidades son aproximadas. Después de María me doy permiso de hacer desarreglos).

Ingredientes para el té con leche al estilo María.

1 cucharadita de té en hoja o 1 bolsa del preferido

8 onzas de agua.

1 cucharadita de azúcar

3 cucharadas de leche en polvo

Procedimiento

Para este paso a paso, usaré una mezcla de té verde, piña y coco.

  1. Hervir el agua hasta que la tetera pite o el agua en la cacerola hierva vigorosamente. Olvidemos eso de alcanzar una temperatura específica. No estamos para buscar ningún termómetro.
  2. Poner las hojas en un infusor y colocar en la taza o echar la bolsa de té en la taza.
  3. Infusor con el té para el té con leche al estilo María.Verter el agua con mucho cuidado y dejar reposar en infusión lo que indiquen las instrucciones del té, casi siempre unos cinco minutos, más dos minutos adicionales.
  4. Azúcar para el té con leche al estilo María.Retirar el infusor, colar si es necesario y añadir azúcar a gusto.
  5. Té con leche en polvoAñadir la leche en polvo y mezclar. Uso una medida, pero no la lleno al tope porque la leche en polvo tiene un sabor dominante.
  6. Beber de inmediato.

Advierto que no queda tan espeso como si se preparara con leche fresca. Recomiendo experimentar con las cantidades, sobre todo de la leche en polvo, hasta llegar al sabor deseado.

Limonada

Vaso de limonada frescaHa hecho calor… mucho calor. Beber agua es una manera para combatirlo, pero a veces hay que cambiar. Por eso intenté preparar una limonada.

Mi historia con las limonadas es bastante triste: por más que lo intentara, no lograba preparar una que combine las cantidades perfectas de agua, azúcar y zumo de limón. O quedaba demasiado dulce o resultaba demasiado agria.

No ayuda mi autoestima que hace unos años se pusieron de moda unos quioscos que vendían un envase de 32 onzas de pura maravilla limonera, preparada al momento. No importaba al que fuera, siempre quedaba perfecta. Ya no se ven tantos por ahí, así que me toca preparar la mía.

Decidí recurrir a la Internet. Si mi limonada no queda bien, la red lo logrará por mí. Buscando y buscando, me encontré con la versión de Elise Bauer en Simply Recipes. La receta se llama “Perfect Lemonade”, es decir, la limonada perfecta. Con eso tuve para adoptarla (eso, e intentar varias otras fallidas).

Ingredientes

  • ¾ a 1 taza de azúcar
  • 4 tazas de agua
  • 1 taza de zumo

Limones recién esprimidos

Procedimiento

  1. Comenzar con el jarabe o sirop. Colocar una taza agua y el azúcar en una olla pequeña, llevar hervir e inmediatamente bajar a fuego lento. La receta original utiliza azúcar blanca granulada, yo acostumbro a usarla sin refinar. También uso una medida de 2/3 taza de azúcar. Recomiendo experimentar con la receta en varias ocasiones hasta llegar al dulzor deseado.
  2. Mover hasta que el azúcar se disuelva y retirar del fuego. Aproximadamente unos 20 minutos.
  3. Cítricos para la limonadaEste es buen momento para extraer el zumo. ¿De qué? Eso depende de las preferencias. Una limonada debería consistir solo de limones, pero esta receta funciona muy bien con limas, cuyo sabor es más fuerte (mi versión favorita). Otra opción es mezclar limas y limones, e incluso hacer un refresco de cítricos al añadir el zumo de una china o naranja. Lo importante es lograr una taza de zumo.
  4. Verter el zumo y el jarabe de azúcar en un envase de 32 onzas. Recordar que el jarabe debería estar tibio, pero hay que usar la precaución porque podría estar caliente.
  5. Añadir el resto del agua. Aquí tampoco estaría mal experimentar un poco, por si se quiere más concentrado o más aguado. Se añade más o menos agua, dependiendo el gusto.
  6. Mezclar y refrigerar entre 30 a 40 minutos. No hay ningún problema con dejarlo más tiempo.
  7. Agitar un poco antes de servir sobre hielo, si así se desea.
  8. Es opcional adornar una vez servido. Se puede usar: rodajas de limón o lima, ramos de alguna hierba aromática como hierbabuena, menta o romero, un pedazo de fresa, una cereza…

Limonada recién preparada

Después de mucha experimentación, llegué a las cantidades perfectas para mi familia: a mí me gusta en el lado dulce; a Wu Siumán, en el agrio. Gracias a esta receta logré un término medio y, además, combatimos el calor.