Collage de docena de tejidos

Minimanta de un ovillo, la manta que no fue

Luego de terminar la chalina Happy Go Lucky, quería un proyecto sencillo. Fue por eso que comencé la Minimanta de un ovillo, una manta que no terminé.

El proyecto original

En un principio quería tejer otro tapete. Orient Star no puede ser el tapete que quede en la memoria de quienes me leen. Además, todavía tengo la espinita de Triángulos en simetría. Sé que lo puedo hacer mejor.

Cuando fui a buscar el hilo, me encontré con varios ovillos y madejas que había olvidado. Un ovillo amarillo llamó la atención. Se trata del Baby Softee de Bernat en color Limón. Tengo una idea vaga do cómo llegó ese hilo a mí. Sé que estaba involucrado un bebé, ahora adolescente.

La minimanta de un ovillo como una franja
Comenzó muy delgado

Lo importante es que al ver el ovillo se me ocurrió que, en vez de tejer un tapete, haría algo con ese hilo suave.

What’s in a name?

Busqué proyectos que solo requirieran de un ovillo para completarse y fue así cómo, a través de la página del patrón One Skein Mini Blanket en Ravelry, di con el patrón original One Skein Mini Crochet Blanket, de Kristi Simpson para allfreecrochet.com, que también cuenta con un video tutorial titulado Easy One Skein Crochet Baby Blanket Pattern. Leí las instrucciones y vi el video, pero lo que no está en mi destino ni aunque lo fuerce, no importa el nombre que tenga.

Una mantita chueca

Cometí dos errores a la hora de tejer que no se pudieron corregir.

La minimanta de un ovillo chueca y extraña
Chueca y extraña

En primer lugar, el hilo que usé es más delgado que el sugerido en las instrucciones. Traté de compensar duplicando la cantidad de cadenetas de base. Con eso me dupliqué la labor y créanme cuando les digo que es bastante aburrida.

En segundo lugar, se supone que los puntos en V fueran sobre los puntos puffs. Estaba segura de que lo hacía así. Pues no. Me di cuenta más o menos en la fila 13, cerca de la mitad de la labor. Lo que me lo sugirió fue que los bordes estaban inclinados. No hay manera de corregir algo así.

No más

Justo cuando se cumplió una semana de iniciada la labor, decidí detenerla. Hay momentos cuando se debe aceptar que es mejor no continuar y comenzar de nuevo.

Si hubiera tenido un poco de paciencia, hubiese encontrado una mejor opción para usar el ovillo. Pero se vive para aprender.

Deshice lo tejido para eventualmente tejer otra manta de bebé. El hilo es perfecto para ello como lo era para el Minimanta de un ovillo, la manta que no fue.

2 comentarios en “Minimanta de un ovillo, la manta que no fue

  1. Juan Vega

    Me paso lo mismo como hace un mes intente de hacer una manta para un bebe, pero use un hilo mas pequeño que vi en capri y fuera de lo acostumbrado. Al final todo se hizo mas dificil incluso hasta para encadenarlo pasaba trabajo y no quedo como esperaba.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.