Tanta perfección

Nueva edición del autorretrato sin rostro, más cerca de la perfección.

Soy un ser imperfecto. No lo sé todo ni lo he leído todo. No distingo una yautía de un ñame. No hablo ningún idioma sin acento y me encanta decir malas palabras. No toco ningún instrumento musical ni practico algún deporte. No sé decir no y abarco mucho y aprieto poco. Soy mi peor crítico y me quejo por todo. Soy injusta aun cuando trato de ser justa. Soy desmemoriada y prefiero vivir enajenada. Prefiero los gatos y tengo un perro. Prefiero la narrativa a la poesía. Prefiero la síntesis y me gusta lo cómico. Continúo creyendo en la bondad inherente del ser humano y no acabo de aprender que hay gente perversa. Si hay tantas personas tan perfectas y tan poseedoras de tanta perfección que son perfectamente perfectas, ¿por qué no soy una de ellas?

Un pensamiento en “Tanta perfección

Deja un comentario