Archivo de la etiqueta: Teoría literaria

Sobre teoría literaria.

Membrete: Tarro de libros

Tarro de libros

Se me hace difícil decidir qué libro leeré después de terminar uno. Quizás por eso leo varios a la vez.

Durante las pasadas vacaciones de primavera, intenté terminar El héroe de las mil caras, de Joseph Campbell. En las de verano tenía la intención de salir de uno de los otros dos mamotretos que leía al momento, la Nueva Ortografía, que me tomará bastante tiempo, y The Works of Edgar Allan Poe. No logré ninguna de las metas: el de Campbell lo terminé en julio y al de Poe todavía le falta algo. La Ortografía lo di por perdido; creo que me queda un año más. Entre un libro y otro he leído alguno que otro más, pero siempre con la incertidumbre de cuál leeré después.

Hace un tiempo descubrí un método bastante popular en el ciberespacio para escoger las próximas lecturas: el tarro de libro. La idea es escribir el título de los libros que se deseen leer en papeles de colores, doblarlos y meterlos en un tarro o pote de Mason para irlos sacando al azar.

Me pareció una propuesta ingeniosa y decidí ponerla en práctica, pero como soy disidente le hice varios cambios. He aquí mi versión:

Papeles en blanco y tarro vacío.

1. Primero, escogí el tarro de una vela, reciclado por eso de conservar el ambiente, y busqué varias hojas de papel del mismo color.

Guillotina y títulos de libros.

2. Después escribí los títulos de 192 libros y piqué las tiras del mismo tamaño para no hacer trampa.

Títulos de libros.

3. Luego mezclé las tiras con los títulos para que la selección fuera aún más aleatoria.

Títulos listos para el tarro.

4. Antes de introducir las tiras al tarro, las doblé cada una de la misma manera.

Tarro de libros.

5. Por último, coloqué el tarro en un lugar prominente de la casa.

Estos libros son solo una parte de los que tengo pendiente para leer e incluyen novelas, colecciones de cuentos, libros de historia, de filosofía, de teoría literaria y alguno que otro tema misceláneo. El formato es tanto impreso como electrónico. También están las dos partes que me faltan de la serie de Álvaro Mendiola, de Goytisolo, y las tres de La lucha por la vida, de Baroja. Si sale alguno fuera de orden, regresará al tarro hasta que salga el que corresponda.

Todo esto no impedirá que lea algún libro que no está entre los del tarro, principalmente por motivos de trabajo. Por lo pronto, ya veremos cómo me va con este nuevo proyecto. Sí puedo anunciar que salió el primero que comencé a leer ayer mismo. Se trata de Avatars of the Word, de James J. O’Donnell, y que resultó una casualidad de las buenas porque me viene bien para un trabajo profesional en el que estoy inmersa.

Avatars of the Word: primer libro del tarro.

El 2013 en libros

En el 2013, leí de todo. Completé 55 libros, 5 menos que el año anterior.

El 2013 en libros.

De acuerdo con las estadísticas, leí menos páginas. Sin embargo, no se toma en cuenta el mayor número de libros electrónicos que no se dividen en páginas. Por eso tengo la impresión de que leí más o por lo menos así lo siento. Otros datos son:

  • Leí 16 libros electrónicos, contrario a los 9 del año pasado.
  • Leí 17 libros de autores puertorriqueños, contrario a los 8 del año pasado.
  • Igual que el año pasado, la mayor parte consistieron en textos narrativos. La mayoría fueron novelas, seguido de cuentos y, finalizando, con novelas cortas.
  • El libro impreso más extenso fue Breve historia de España y el más corto Con las peores intenciones.
  • El libro puertorriqueño más extenso fue Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio y el más corto, otra vez, Con las peores intenciones.
  • El libro electrónico más extenso fue Divergent y el más corto La dama del perrito.

¿Qué espero para el 2014? Volví a ponerme como meta leer 50 libros. Puede que sea una cantidad muy baja para una profesora de literatura que debería leer constantemente. Sin embargo, se trata de libros completos, no incluyo en el reto la enorme cantidad de artículos que consulto para preparar clases y trabajos.

De aquí a un año sabré cómo me fue.

2013 Reading Challenge Logo

Ficha bibliográfica del libro How to Read Literature Like a Professor, de Thomas C. Foster

How to Read Literature Like a Professor, de Thomas C. Foster

En un breve volumen, Thomas C. Foster presenta al lector una serie de claves que lo ayuden a analizar cualquier tipo de texto literario, especialmente, novelas, cuentos y poemas.

Contrario a lo que ocurre con How to Read Novels Like a Professor, que se concentra en un solo género literario, How to Read Literature Like a Professor es mucho más ambicioso, no por ello desdeñable. Al igual que señalé en mi reseña del libro dedicado a las novelas, este no presenta nada nuevo para los estudiosos de la literatura. Es evidente que el libro está dirigido a aquellos lectores que leen por placer.

How to Read Literature Like a Professor está dividido en una introducción, 27 capítulos, 2 interludios y un apéndice que incluye una lista de lecturas y los agradecimientos. Los capítulos y los interludios son breves y están escritos en un lenguaje coloquial que si bien no complica el mensaje con palabras rimbombantes o construcciones complicadas, en ocasiones resulta molesto. De otra parte, la lista de lecturas incluye textos primarios –novelas, cuentos y poemas–, cuentos de hadas, películas, fuentes secundarias y los que identifica como la “Lección magistral”, cuatro libros que en su opinión son la crema de la literatura. Si hay una razón para leer el libro es esta lista que si bien se concentra en obras de la literatura en inglés, las sugerencias que presentan son excelentes lecturas. Por supuesto, que la lección magistral es mi parte favorita porque los cuatro libros son novelas y una de ellas en español: Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.

Tanto How to Read Literature Like a Professor como How to Read Novels Like a Professor no son libros dirigidos especialistas, sino para aficionados a la lectura quienes atisbarán la forma de leer de quienes buscamos las cinco patas al gato.

2013 Reading Challenge Logo

2012 en libros

Se acabó el 2012 y con él el reto de lectura para ese año. Aún no puedo creer que me haya leído 60 libros. Siempre pensé que leía muchísimo menos que eso y posiblemente 60 libros en un año sea nada para quienes viven de la literatura, pero he ahí que me los leí todos de tapa a tapa y ni cuenta me di.

2012 en libros
2012 en libros

¿Qué es lo próximo? El reto del 2013. He decidido repetir la meta de leer 50 libros. Sin embargo, en esta ocasión no diré cuáles pienso leer. Eso lo irán descubriendo a medida que pase el año.

Mientras tanto publicaré reseñas de algunos libros leídos durante el pasado año, antes de comenzar con las de este año. Imagino que tendré un 2013 lleno de libros para mi total satisfacción.

2012 Reading Challenge Logo2013 Reading Challenge Logo

Ficha de Literary Theory, de Terry Eagleton

Literary Theory: an Introduction, de Terry Eagleton

Uno de mis primeros acercamientos a la teoría literaria fue Literaty Theory, del inglés Terry Eagleton quien, precisamente, concibe su texto como una introducción al tema.

Originalmente, el libro consistía en un prefacio, una introducción, cinco capítulos y una conclusión. A la edición de aniversario de plata se le añaden un prefacio adicional y un epílogo. El mismo Eagleton reconoce que en veinticinco años el panorama de la teoría literaria ha cambiado, pero no por eso este libro pierde su pertinencia.

En la introducción, Eagleton intenta contestar la eternal pregunta de qué es literatura. Presenta varias definiciones, pero, a la larga, es de difícil definición dado que dependiendo de la época cambia el concepto y los textos que se consideran literarios. El primer capítulo se dedica al idioma inglés y a su literatura como materia de estudio en las universidades. Este es el punto de partida para el surgimiento de las teorías literarias, muchas de las cuales solo trabajaban con la poesía.

A partir del segundo al quinto capítulo entra de lleno en las diferentes teorías como la fenomenología, la hermenéutica, la teoría de la recepción, el estructuralismo, la semiótica, el posestructuralismo y el sicoanálisis. De la manera más sencilla posible explica el origen de cada una, sus planteamientos, sus principales propulsores, sus ventajas y desventajas y sus variantes. La tarea no es fácil porque se trata en muchas ocasiones de teorías complejas.

En la conclusión, establece que toda teoría, aunque lo niegue, es primordialmente política, por lo que sugiere un regreso al estudio de la retórica que, en su opinión, recoge los principales planteamientos de las teorías presentadas en el libro. La lectura del epílogo confirma que la teoría literaria siguió su propio derrotero en esos veinticinco años desde la primera publicación del libro. En el mismo, Eagleton aprovecha para discutir las principales tendencias teóricas durante esos años entre las que se encuentran la posmodernidad y el poscolonialismo.

Literaty Theory: an Introduction es un texto imprescindible para todo aquel estudioso de la literatura no solo porque representa un inicio a la teoría literaria, sino porque sirve como referencia y repaso cuando se ha alcanzado niveles más avanzados de estudio. Para el lector de a pie, Literaty Theory podría ser un reto interesante debido a que su lectura puede ser muy informativa, pero también muy pesada dado la densidad del material objeto de estudio, que Eagleton intenta explicar de la manera más sucinta posible, aunque no con mucho éxito.

2012 Reading Challenge Logo