Archivo de la etiqueta: Reto 2014

Reto de lectura del 2014

Ficha bibliográfica de Mundo cruel, de Luis Negrón

Mundo cruel, de Luis Negrón

Tengo por política no reseñar libros de autores puertorriqueños. No obstante, para cerrar las reseñas de Elucubrando voy a hacer otra excepción. Creo que Mundo cruel, de Luis Negrón, se lo merece.

Mundo cruel es una colección de nueve cuentos que van desde lo cómico a lo trágico y que trabajan tanto lo hiperbólico y lo absurdo como lo cotidiano. Ambientados en la zona de Santurce, aparecen el estereotipo y la novedad trabajados con maestría.

La mayoría de los cuentos están narrados en primera persona, sin embargo, cada una tiene su propia personalidad. No se trata de narradores intercambiables, muestra del dominio de la técnica narrativa por parte del autor. Además también aparecen la modalidad dramática, la epistolar y el monólogo.

La edición que manejo viene antecedida de un prólogo por Ana Lydia Vega y es producto de un trabajo editorial muy cuidado.

Una de las razones por las que Mundo cruel es un libro excepcional es porque sus personajes poseen validez universal. Negrón conoce el tipo humano y lo explota. No es difícil para cualquiera reconocer las situaciones por las que pasan los personajes e identificarse con cualquiera de ellos.

Mundo cruel es uno de varios libros magníficos, escritos por autores puertorriqueños, que leí durante el 2014, lo que me lleva a pensar que la narrativa en Puerto Rico está pasando por uno de sus mejores momentos. Y esas son buenas noticias.

2014 Reading Challenge Logo

Los libros del 2014

Me había resignado a que en el 2014, leería la misma cantidad de libros que en el 2013, sin embargo, en el último momento me propuse emular el 2012. Para lograrlo, debo admitir con un chin de vergüenza que hice trampa. Me dije que había leído demasiados libros serios y que me merecía alguno que otro frívolo e inconsecuente, pero, sobre todo, corto. Fue así como terminé leyendo sesenta libros.

Los libros leídos durante el 2014Los datos de este año son los siguientes:

  • 25 libros electrónicos, 32 en papel y 3 blogs (un formato nuevo este año).
  • 17 libros de autores puertorriqueños.
  • 37 libros en español, 22 en inglés y una traducción del inglés al español.
  • El género literario más leído fue el cuento, seguido de la novela, luego el teatro y, por último, la poesía.
  • 7708 páginas leídas, menos que el 2013 cuando leí una cantidad mayor de libros impresos.
  • El libro impreso más extenso fue La ortografía de la lengua española (que comencé en el año de las guácaras y es un suero de brea) y el más corto, Tanatorio urbano.
  • El libro puertorriqueño más extenso fue Cien de treinta y tantos y el más corto, otra vez, Tanatorio urbano.
  • El libro electrónico más extenso fue The Works of Edgar Allan Poe (que comencé a leer en 2013 y me tomó trece meses terminarlo) y el más corto es más difícil de determinar, pero me sospecho que se trata de Ya no puedo oír tu voz.

No incluyo en la cuenta los trece audiolibros ni, por razones obvias, los dos manuscritos. Para el 2015 voy a aumentar el reto a 55 libros. Sé que los puedo leer sin hacer trampa… aunque esto último no lo prometo.

2014 Reading Challenge Logo

Ficha de Exex, de Pablo Paniagua

Exex: la mujer del bigote, de Pablo Paniagua

Se supone que Exex, de Pablo Paniagua, sea un blognovela, pero no cumple a las características del subgénero. Se trata de una novela tradicional, publicada originalmente en un blog. Aun así no deja de ser una propuesta curiosa.

Exex cuenta la historia de la decadencia de una modelo bigotuda de 19 años que debería salir a la calle con un aviso de “Peligro: muerte segura al hombre que salga con ella” y que anda suelta por Nueva York. Entre un amante y otro, la voz narrativa cuenta de una forma irónica las aventuras cada vez más absurdas de esta antiheroína.

Esa, la ironía, es la clave para disfrutar de la novela que no es magnífica, pero que puede llegar a resultar entretenida y hasta cómica, en ocasiones. Para romper con los patrones, cada entrada del blog es una entrega de la novela que puede contar con un número variable de capítulos. Y cada uno de ellos incluye un epígrafe ficticio que ubica al final del capítulo.

Además de no cumplir con las características de una blognovela, Exex contiene varios errores ortográficos y de redacción, lo que no quiere decir que esté plagada de ellos. Los personajes están bien caracterizados y delineados, lo cual es un acierto, dado que los amantes de la protagonista son versiones distintas de un mismo modelo y, sin embargo, no son intercambiables.

El final me resultó decepcionante. Se trata de un Deus ex machina inesperado. Aun así la novela, que no blognovela, resulta apropiada para un rato de ocio sin mayores pretenciones.

2014 Reading Challenge Logo

Membrete: Tarro de libros

Tarro de libros

Se me hace difícil decidir qué libro leeré después de terminar uno. Quizás por eso leo varios a la vez.

Durante las pasadas vacaciones de primavera, intenté terminar El héroe de las mil caras, de Joseph Campbell. En las de verano tenía la intención de salir de uno de los otros dos mamotretos que leía al momento, la Nueva Ortografía, que me tomará bastante tiempo, y The Works of Edgar Allan Poe. No logré ninguna de las metas: el de Campbell lo terminé en julio y al de Poe todavía le falta algo. La Ortografía lo di por perdido; creo que me queda un año más. Entre un libro y otro he leído alguno que otro más, pero siempre con la incertidumbre de cuál leeré después.

Hace un tiempo descubrí un método bastante popular en el ciberespacio para escoger las próximas lecturas: el tarro de libro. La idea es escribir el título de los libros que se deseen leer en papeles de colores, doblarlos y meterlos en un tarro o pote de Mason para irlos sacando al azar.

Me pareció una propuesta ingeniosa y decidí ponerla en práctica, pero como soy disidente le hice varios cambios. He aquí mi versión:

Papeles en blanco y tarro vacío.

1. Primero, escogí el tarro de una vela, reciclado por eso de conservar el ambiente, y busqué varias hojas de papel del mismo color.

Guillotina y títulos de libros.

2. Después escribí los títulos de 192 libros y piqué las tiras del mismo tamaño para no hacer trampa.

Títulos de libros.

3. Luego mezclé las tiras con los títulos para que la selección fuera aún más aleatoria.

Títulos listos para el tarro.

4. Antes de introducir las tiras al tarro, las doblé cada una de la misma manera.

Tarro de libros.

5. Por último, coloqué el tarro en un lugar prominente de la casa.

Estos libros son solo una parte de los que tengo pendiente para leer e incluyen novelas, colecciones de cuentos, libros de historia, de filosofía, de teoría literaria y alguno que otro tema misceláneo. El formato es tanto impreso como electrónico. También están las dos partes que me faltan de la serie de Álvaro Mendiola, de Goytisolo, y las tres de La lucha por la vida, de Baroja. Si sale alguno fuera de orden, regresará al tarro hasta que salga el que corresponda.

Todo esto no impedirá que lea algún libro que no está entre los del tarro, principalmente por motivos de trabajo. Por lo pronto, ya veremos cómo me va con este nuevo proyecto. Sí puedo anunciar que salió el primero que comencé a leer ayer mismo. Se trata de Avatars of the Word, de James J. O’Donnell, y que resultó una casualidad de las buenas porque me viene bien para un trabajo profesional en el que estoy inmersa.

Avatars of the Word: primer libro del tarro.

Ficha de la blognovela Más respeto que soy tu madre, de Hernán Casciari

¡Más respeto, que soy tu madre!, de Hernán Casciari

Esta es la primera blognovela que leo completa, sin saltar una entrada y fue una experiencia peculiar, si tomamos en cuenta que aparentemente es la primera en haberse publicado jamás, lo que convierte a Hernán Casciari en el fundador de un género.

Parte del atractivo de la blognovela, como un subgénero literario nuevo, implica la inmediatez, el leer un capítulo (entrada o post) tan pronto se publica, reaccionar a él y esperar por el próximo. Esto es una novela por entregas decimonónica, pero a la que cualquier lector puede reaccionar instantáneamente. Mi lectura fue más tradicional por leerla cuando ya se había completado su publicación, incluso ya aparece en formato de libro, aunque la leí directamente del portal http://mujergorda.bitacoras.com/.

Titulada originalmente Diario de una mujer gorda, ¡Más respeto, que soy tu madre! cuenta la historia de la familia Bertotti a través de los post de Mirta, la matriarca. Debido a que la novela tiene forma de blog, el relato es fragmentado y de los 200 capítulos, algunos resultan innecesarios por contener información que no aporta a una lectura posterior, aunque debieron haber sido pertinentes cuando se publicaron.

La trama es bastante carnavalesca, a veces demasiado, pero no deja de captar la atención, dado que los personajes están caracterizados de forma definida. Así el abuelo Américo y Caio, el hijo del medio, son un par de yonquis, pero no son intercambiables.

Hay episodios perturbadores como cuando la Sofi utiliza la cámara de la computadora para trabajar en un servicio voyerista, a veces con la ayuda de su madre. La Sofi tenía 14 años cuando eso. Hay otros esperpénticos como el que describe el intento de desencajar a Nacho, el hijo homosexual, y a Marilú, la hija de una visita. Por favor, no me pidan que dé más explicaciones de cómo se encajaron, solo diré que de momento Nacho resultó heterosexual y que todos en la casa, incluyendo la visita, fueron testigos.

¡Más respeto, que soy tu madre! no será una obra maestra, pero es entretenida. Uno de sus aciertos es el uso del lunfardo, con glosario incluido, que aporta a la verosimilitud. Uno de sus desaciertos son los errores ortográficos que no abundan, pero están ahí. Es posible que sean intencionales para reflejar la forma de escribir de una mercedina, pero no me quedó claro.

Muchos han pronosticado el fin de la novela, sin embargo, eso se ha dicho desde sus mismos inicios. Creo que sus detractores –entre los que se encuentran sus estudiosos, gente que la disfruta– no se percatan de su poder camaleónico. ¿No es la telenovela, una novela en otro medio? La blognovela parecer ser una nueva forma de presentarse a los lectores, adaptada a un medio distinto, por lo que cuenta con sus propias características. Seguiré explorando otras blognovelas que han surgido. El propio Casciari ha publicado otras tres, por lo que no será extraño que aparezca alguna realmente excelente. Ejemplos demás hay entre las novelas folletinescas del siglo XIX.

2014 Reading Challenge Logo