Archivo de la etiqueta: Reto 2013

Reto de lectura del 2013

Ficha para la antología poética Criatura del agua: Obra poética, de Julia de Burgos

Criatura del agua: Obra poética, de Julia de Burgos

Como antesala al centenario del nacimiento de Julia de Burgo, decidí leer esta antología de su obra, ejercicio por demás interesante.

El libro comienza con un estudio preliminar a cargo de José Emilio González que se centra principalmente en los temas del amor, la perdida, el río y la muerte, frecuentes en la obra de Burgos.

Los poemas en sí están divididos en la obra publicada en vida y la póstuma, es decir, los libros Poema en veinte surcos y Canción de la verdad sencilla, publicados en vida; El mar y tú, publicado póstumamente; y poemas sueltos, publicados en periódicos o revistas y algunos inéditos bajo el subtítulo de Criatura del agua.

La edición es muy cuidada y resulta de interés para los estudiosos de obra de Burgos que no es una poeta experimentalista. Su acercamiento a la poesía es bastante tradicional en cuanto a medida, rima y estrofa. Su temática no es particularmente variada. Entre sus peores poemas se encuentran los comprometidos; entre los mejores, los que denotan una angustia existencial.

Este es el tipo de libro que gusta al interesado en la poesía, que no es mi caso. Sin embargo, reconozco que esta mirada a la obra de Julia de Burgos me sirvió para descubrirla más allá de los poemas que siempre se estudian que son buenos, pero no los únicos.

2013 Reading Challenge Logo

Ficha bibliográfica de la novela En la ardiente oscuridad, de Antonio Buero Vallejo

En la ardiente oscuridad, de Antonio Buero Vallejo

La primera obra de Buero Vallejo, En la ardiente oscuridad es toda una señora opera prima. Estructurada en los tres actos tradicionales, presenta los sucesos de un grupo de estudiantes ciegos en un instituto que se ha convertido en una burbuja que los mantiene al margen del mundo de los “videntes”, como catalogan a los que pueden ver.

Ignacio, héroe trágico de esta tragedia, irrumpe con la fuerza arrolladora de quien es consciente de la realidad y poco a poco va calando en las conciencias de sus compañeros, especialmente de Carlos, su antagonista y estudiante modelo del centro, fundado por don Pablo, una especie de generalísimo.

Las acotaciones dan cuenta de varios de los aciertos de la obra. En primer lugar, describen la escenografía que va tornándose más sombría en cada acto y que recalca la ceguera de los personajes, incluso de doña Pepita, única “vidente” en el instituto. Por otro lado, las acotaciones también indican el cambio de actitud en los estudiantes que incluye la incapacidad de tan siquiera sentirse en las habitaciones, habilidad que poseían antes de la llegada de Ignacio. Por último, muestran el cambio físico en Carlos que de chico formal pasa a tener un aspecto más desaliñado al estilo de Ignacio lo que le recuerda visualmente al espectador la influencia de este último incluso entre sus detractores.

Sin embargo, el mayor acierto radica en sus posibles lecturas. Dado que se trata de un texto producido bajo censura (el periodo de Posguerra española del siglo XX), la plurisignificación es una de sus constantes. En la superficie, trata de cómo un elemento subversivo penetra en un medioambiente ideal, sin embargo, con una lectura más profunda se descubre una voz disidente que señala los males que aquejan a esa sociedad aparentemente perfecta. Se podría interpretar, entonces, como un señalamiento a la ceguera en la que vivía la sociedad española de la época, que se negaba a reconocer las faltas del franquismo.

De otra parte, la obra posee una universalidad innegable. Si se le cambia el contexto al Puerto Rico de los últimos 100 años –particularmente del ’52 en adelante–, sería tan pertinente como en el momento de su estreno en la España de 1950. El puertorriqueño común vive en un mundo de fantasía y quien pretenda señalarlo sufre el ostracismo social y el mote de comunista o subversivo o la eliminación física, como le ocurrió al Ignacio de la obra. Casos se han dado.

En la edición que manejo aparece una introducción de Mariano de Paco que no cae en lo monótono y un apéndice dividido en una cronología, una documentación complementaria y un taller de lectura que me parecieron útiles para quien quiera analizar la obra por su cuenta, pero que no se trata de material estrictamente necesario para disfrutarla.

En la ardiente oscuridad es un drama cuya lectura es hoy tan pertinente como hace casi 64 años y que además es capaz de suscitar una identificación en el lector o espectador activo y dispuesto a reconocer que vive una ceguera metafórica que no le ha permitido darse cuenta de la sociedad ilusoria que habita.

2013 Reading Challenge Logo

Ficha bibliográfica del libro How to Read Literature Like a Professor, de Thomas C. Foster

How to Read Literature Like a Professor, de Thomas C. Foster

En un breve volumen, Thomas C. Foster presenta al lector una serie de claves que lo ayuden a analizar cualquier tipo de texto literario, especialmente, novelas, cuentos y poemas.

Contrario a lo que ocurre con How to Read Novels Like a Professor, que se concentra en un solo género literario, How to Read Literature Like a Professor es mucho más ambicioso, no por ello desdeñable. Al igual que señalé en mi reseña del libro dedicado a las novelas, este no presenta nada nuevo para los estudiosos de la literatura. Es evidente que el libro está dirigido a aquellos lectores que leen por placer.

How to Read Literature Like a Professor está dividido en una introducción, 27 capítulos, 2 interludios y un apéndice que incluye una lista de lecturas y los agradecimientos. Los capítulos y los interludios son breves y están escritos en un lenguaje coloquial que si bien no complica el mensaje con palabras rimbombantes o construcciones complicadas, en ocasiones resulta molesto. De otra parte, la lista de lecturas incluye textos primarios –novelas, cuentos y poemas–, cuentos de hadas, películas, fuentes secundarias y los que identifica como la “Lección magistral”, cuatro libros que en su opinión son la crema de la literatura. Si hay una razón para leer el libro es esta lista que si bien se concentra en obras de la literatura en inglés, las sugerencias que presentan son excelentes lecturas. Por supuesto, que la lección magistral es mi parte favorita porque los cuatro libros son novelas y una de ellas en español: Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.

Tanto How to Read Literature Like a Professor como How to Read Novels Like a Professor no son libros dirigidos especialistas, sino para aficionados a la lectura quienes atisbarán la forma de leer de quienes buscamos las cinco patas al gato.

2013 Reading Challenge Logo

Ficha bibliográfica de la antología Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio, editado por Reynaldo Marcos Padua

Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio

En más de una ocasión, he manifestado que no acostumbro a reseñar libros de autores puertorriqueños vivos. La única excepción a esa regla fue el comentario que hice sobre Seva, de Luis López Nieves, y que se debió a unas circunstancias particulares. En esta ocasión, volveré a hacer una excepción y la haré porque tuve el honor de presentar este libro. Sobre esa experiencia ya hablé en otro momento.

Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio es una antología que recoge 50 cuentos por autores boricuas de varias generaciones literarias. El volumen de 600 páginas es un proyecto ambicioso que se caracteriza porque los textos son de cierta extensión, porque presentan variedad de temas, de estilos y de técnicas y porque aparecen desde autores consagrados hasta de nuevo cuño.

A pesar de algunos errores de tipografía en la primera edición, que se subsanarán en la segunda, el trabajo es impresionante. Comienza con un prólogo en el que el editor explica el propósito del proyecto y hace un recuento de trabajos antológicos previos. Luego, aparece cada cuento en orden alfabético y también viene precedido de una fotografía del autor con su correspondiente nota biográfica.

En la presentación mencioné tres relatos que me parecieron extraordinarios: “Afición por los terrarios”, de Janette Becerra, “Una hermosa mariposa blanca”, de Félix Córdoba Iturregui y “Tic-tac”, de Carmen Lugo Filippi. Esta apreciación, completamente subjetiva, no le resta mérito a los demás cuentos que, en términos generales, son joyas de la cuentística puertorriqueña. Recomiendo, por ejemplo, las narraciones de Yolanda Arroyo Pizarro, José Borges, Rubis Marilia Camacho, Pablo J. Canino, Tere Dávila, Emilio del Carril, Luis López Nieves, Margarita Maldonado Colón, Héctor J. Martell, Jan Martínez, Iris Miranda, Mayra Montero, Edgardo Nieves Mieles, Ángelo Negrón Falcón, Luis Negrón y Juan Antonio Ramos. Por otro lado, hubo relatos que no consideré a la par con los demás, lo cual no es de extrañar en una colección de cincuenta cuentos. Por suerte, ese grupo es bastante reducido.

Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio es prueba de que en Puerto Rico el género de la narración corta cuenta con cultivadores de la más alta calidad y su futuro luce brillante.

2013 Reading Challenge Logo

Ficha bibliográfica de la novela Lord of the Rings, de JRR Tolkien

The Lord of the Rings, de J. R. R. Tolkien

¿Qué más se puede añadir acerca de un clásico de la literatura del que se ha dicho todo? Lo único que puedo añadir es que se trata de una experiencia monumental.

The Lord of the Rings es una sola novela, dividida en tres partes para efectos editoriales. Cada tomo –The Fellowship of the Ring, The Two Towers y The Return of the King– está dividido a su vez en dos libros. Al tercero, se le añade una serie de apéndices.

The Fellowship of the Ring introduce la historia y a todos los personajes que formarán parte de la misma. La trama es muy sencilla dado que se trata de la eterna lucha entre el bien y el mal, solo que se lleva a cabo en un lugar fantástico llamado Tierra Media y donde habitan hombres, hobbits, magos, elfos, enanos, orcos, trasgos y demás especies fantásticas. Los buenos tienen que destruir el Anillo Único que controla los otros anillos de poder que de caer en manos del Sauron, sumiría a Tierra Media en una oscuridad literal.

El primer libro del tomo es el más pesado y trata sobre el descubrimiento del anillo y la preparación del viaje del hobbit Frodo, su portador, fuera de la Comarca a instancias del mago Gandalf, el Gris. En este libro también aparece Aragorn, protagonista junto con Frodo de la novela. En el segundo libro, se constituye la Comunidad del Anillo encargada de llevarlo al Monte del Destino para su destrucción. Sus miembros, además de Frodo, Aragorn y Gandalf, son los hobbits Sam, Pippin y Merry, el elfo Legolas, el enano Gimli y Boromir, hombre como Aragorn.

Desde el principio la Comunidad enfrenta retos que podrían impedir cumplir la misión. Luego de la caída de Gandalf, el resto deberá seguir, pero se separan en el proceso. El segundo tomo, The Two Towers, da cuenta de esa separación y qué ocurre con los miembros de la Comunidad en sus respectivos viajes. Los dos libros de este tomo, identificados como tres y cuatro, se centran cada uno en uno de los protagonistas de la novela. El tercero, cuenta la muerte de Boromir, el secuestro de Merry y Pippin y el intento de rescate de parte de Aragorn acompañado de Legolas y Gimli. El cuarto libro se concentra en Frodo y Sam, a quienes se les une Sméagol/Gollum, antiguo poseedor del Anillo y quien lo quiere para sí.

El tercer tomo, The Return of the King, es en mi opinión el mejor de los tres. Sus dos libros (el quinto y el sexto) culminan la novela. En el quinto, Aragorn, rey legítimo de Minas Tirith, lucha contra las fuerzas del mal y vence con la ayuda de los hombres de Rohan. El sexto libro, trata de cómo Frodo y Sam logran destruir el anillo, no sin que antes Frodo caiga presa de la tentación que este le ofrece. También cuenta lo que ocurrió después con los cuatro hobbits cuando regresaron a la Comarca.

En la edición que manejo, a este tercer tomo se le añaden varios apéndices que refieren la historia de Tierra Media antes de los sucesos que cuenta la novela y parte de lo ocurrido después. Me pareció información que podría ser de interés para un fanático de la novela y del mundo creado por Tolkien, pero para quien no cae en esa categoría resulta información superflua.

Más que personajes con profundidad sicológica, aparecen tipos acartonados que pertenecen a uno de dos bandos: los buenos o los malos. Las dos excepciones son Frodo, cuyo deterioro sicológico se muestra desde el comienzo del relato y Sméagol/Gollum cuya dualidad en nombres adelanta la lucha en su interior. No obstante, no es de extrañar que gane en él el mal dado que a lo largo de la trama el bien y el mal se percibe físicamente: la belleza física se reserva para el bien, la deformidad para el mal y en esta última cae Sméagol/Gollum.

Por otro lado, el lenguaje utilizado por Tolkien tiene cierto sabor arcaizante que le da a la novela un tono de cantar de gesta. Aun así, la trama cautiva al lector quien solo necesita sobrellevar el primer libro para entrar de lleno en la lucha por la supervivencia de Tierra Media que se logra tanto por medio de la guerra encarnizada como por actos aparentemente insignificantes.

No es necesario que repita las interpretaciones que tradicionalmente se han hecho de la novela porque limitaría las posibilidades interpretativas de la misma. Basta decir que al entrar al mundo de Tierra Media, cada lector deberá tener su propia experiencia de lectura porque el texto así lo permite.

2013 Reading Challenge Logo