Archivo de la etiqueta: Postre

Para endulzarse la vida.

Acción de Gracias 2018

Este día de Acción de Gracias 2018 debió ser igual que los anteriores. Pero no fue así.

En años anteriores, he aprovechado el día libre para alguna aventura culinaria. La más ambiciosa fue la del 2010 cuando mi mamá vivía con nosotros.

Collage del día de Acción de Gracias 2010

Así de grande fue la cena del 2010

Desde que murió mi madre pasamos el día en casa de mi hermana. En esta ocasión, quise participar preparando algo, lo que, por razones que desconozco no había hecho antes. Los platos que confeccioné fueron una ensalada de papas y un pastel de queso de limón.

Menú del día de Acción de Gracias 2013

La del 2013 incluyó un menú

Sin embargo, hace unos meses que no tengo suerte en la cocina. Es raro que prepare algo que quede realmente bueno o que se vea bien. Por ejemplo, el pastel de queso quedó feo. De hecho, por poco se quema. Al menos sabía bien.

Casi se veía tan feo como los pasteles que preparé en el 2011

En el caso de la ensalada de papas, encontré papas de colores en el supermercado y decidí preparar una ensalada de papas multicolores. Salvo la papa azul, casi no se notaba la diferencia entre las papas rojas, blanca y amarilla. Además, no se cocieron de forma pareja y la papa blanca se desmoronó. Lo que logró que la ensalada se viera multicolor fueron el pimiento verde, el que les dejara las cáscaras y la manzana roja, porque una ensalada de papas sin manzana no es ensalada de papas.

Ensalada de papas multicolor para el día de Acción de Gracias 2018

Ensalada de papas multicolor

Sin embargo, el día como tal comenzó mal. Al despertar, sentía como si tuviera una pila de ladrillos encima. No es la primera vez que me pasa y tal parece que se relaciona con el tratamiento anticáncer, pero es la primera vez que me ocurre cuando tengo un compromiso.

Logré levantarme y terminar de preparar la ensalada. En el camino, empecé a sentir nostalgia y recordé el último día de Acción de Gracias que pasé con mi madre. Solo puedo decir que fue un día agridulce para mí, no como los anteriores.

Portada del pan de coco

Pan de coco

Allá para el 2016, cuando nadie pensaba en huracanes despiadados o en picadas de cangrejos, preparé un pan de coco. Han tenido que pasar dos años para que presente el paso a paso. Dice el refrán algo como que más vale tarde que nunca.

La receta que preparé está basada en la de Deb Perelman de Smitten Kitchen que a su vez se basa en la de Bill Granger que apareció en The New York Times. Pueden encontrar la información exacta en la entrada de Deb.

Preparar este pan de coco es muy sencillo y el resultado espectacular.

Ingredientes

  • 2 huevos grandes
  • 1 1/4 tazas de leche de su elección
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 1/2 tazas de harina
  • 1/4 cucharadita de sa
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 a 2 cucharadas de canela en polvo
  • 1 taza de azúcar (recuerde que se puede usar menos cantidad u otro endulzante al gusto)
  • 1 1/2 tazas de virutas de coco dulce
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
  • Aceite vegetal para engrasar un molde de pan de 9×5 pulgadas

Procedimiento

Horno a 350 ºF

    Precalentar el horno a 350 ºF.
Mezcla de los líquidos para el pan de coco

En un cuenco pequeño mezclar los huevos, la leche y la vainilla.

En un cuenco mediano, cernir la harina, la sal, el polvo para hornear y la canela.

Añadir el azúcar y el coco a la mezcla.

Preparando el pan de cocoHacer un hueco en el centro de la mezcla de la harina y verter la mezcla líquida. Mezclar bien.

Líquidos y sólidos del pan de coco

Añadir la mantequilla hasta lograr una consistencia suave, pero sin mezclar demás.

Masa del pan de coco

Engrasar el molde y echarle harina o cubrirlo con aceite en atomizador. Verter de forma pareja la mezcla y hornear aproximadamente una hora o hasta que se inserte un palillo de dientes y este salga limpio.

Dejar enfriar por cinco minutos y luego retirar del molde y dejar enfriar en una rejilla.

Hogaza del pan de coco

A la hora de servir existe mucha opciones: tostado o no, con mantequilla, miel, jalea, mermelada, mantecado o simplemente solito. No importa cómo sea queda delicioso. Inténtenlo algún día y ya verán.

Suero de leche envasado.

¿Qué hacer con el suero de leche? Quinta idea: Sustituto de la leche

La última alternativa que presento para utilizar el suero que sobra después de preparar el yogur griego es usarlo como sustituto de la leche. Por esa razón, no presentaré una receta como tal.

Cuando digo que se use el suero de leche como sustituto de leche, no me refiero a que se haga indiscriminadamente, es decir, donde quiera que una receta diga “usar leche”, se sustituye por el suero. No siempre funciona o, por lo menos, sabe bien. No obstante, en repostería es muy útil.

Mi experiencia en ese campo ha sido principalmente con panes, bizcochos y muffins. La ventaja que ofrece es que, contrario a la batida o a la limonada probiótica, donde queda un sabor amargo, en repostería mezcla bien con el resto de los ingredientes.

Algunos ejemplos son:

De los últimos dos presentaré las recetas en futuras entradas. Otras opciones encontradas en la red son las siguientes (se debe recordar que en español suero de leche corresponde tanto a “whey” como a “buttermilk” en inglés y que son dos productos diferentes. En todo momento, me refiero al primero):

Como se puede ver, el suero de leche puede convertirse en un producto muy versátil en panadería y repostería y para otros menesteres en la cocina.

Portada del yogur al estilo griego

Yogur al estilo griego hecho en casa

Portada del yogur preparado en la olla de cocción lenta.Hace un tiempo hablé de cómo preparar el yogur en la olla de cocción lenta. Hoy voy a hablar sobre cómo mejorar el resultado al prepararlo al estilo griego.

Se supone que se haya obtenido cuatro envases de un yogur nada espeso o como establecí en la entrada anterior:

Hay que tener en cuenta de que no estará tan espeso como el que se compra en el supermercado.

Acostumbro a reducir los cuatro envases a dos y medio, añadiendo un proceso para espesarlo y que termine siendo un yogur griego moderadamente espeso y con un sabor más fuerte, aunque continúa diferenciándose del que se consigue comercialmente.

Materiales para preparar el yogur al estilo griegoLos materiales necesarios son: un colador grande, un cuenco mediano, envases para guardar el yogur, un paño (un pañuelo de hombre me funciona muy bien) y, por supuesto, el yogur hecho en la olla de cocción lenta.

Se procede a colocar el pañuelo sobre el colador y este dentro del cuenco. Luego viene el paso más importante. Se vierte un poco de yogur sobre el pañuelo y se espera. No hay de otra hay que esperar. ¿A qué? A que el suero vaya cayendo al cuenco.

Colando el yogurEste suero de leche, conocido en inglés como “whey” (no confundir con “buttermilk” que tiene en español la misma traducción), es lo que no permite que el yogur espese, así que hay que colarlo. Para lograrlo se necesita mucha, pero mucha paciencia porque el proceso es muy, muy lento. Me toma un día completo completarlo.

Yogur al estilo griego en formaciónEn mi caso, se debe a que cuelo la mitad de un envase con yogur casero cada vez, es decir, repito el proceso ocho veces y en cada ocasión espero al menos una hora antes de rescatar el yogur.

Yogur más espesoEl resultado es mucho más espeso que el que sale de la olla de cocción lenta y me parece que bien vale la pena el esfuerzo que conlleva un día de trabajo de más de ocho horas, debo decir, para obtener el yogur al estilo griego.

Suero de lecheAl final queda entre 16 a 24 onzas del suero de leche. Esto no se desperdicia. La ventaja del suero que proviene del yogur es que tiene una vida más larga que el que sale directo de la leche por lo que se puede guardar en el congelador por mucho tiempo y usarse más adelante.

Yogur, guineo y granolaEn cuanto al yogur, se puede usar en recetas como batidas, avena fría, salsas o simplemente mezclado con miel, frutas y nueces.

Por supuesto que hay otras posibilidades para espesar el yogur como añadir gelatina o leche en polvo en un punto mientras se prepara en la olla de cocción lenta, pero esta –a pesar del esfuerzo– es la que prefiero.

Yogur al estilo griego con miel

Portada del yogur preparado en la olla de cocción lenta.

Cómo preparar yogur en la olla de cocción lenta

Primer intento de preparar yogur.Hace algún tiempo, anuncié que había preparado yogur por primera vez, usando la olla de cocción lenta. Desde entonces, lo hago con tanta frecuencia que no necesito consultar la receta. Me parece justo, entonces, compartirla por medio de un paso a paso.

La receta que uso es la que presenta Crystal Paine en su blog Money Saving Mom y que ha titulado Homemade Yogurt in the Crock Pot Recipe. Es muy fácil de seguir.

¿Por qué la olla de cocción lenta?

Preparar yogur en casa requiere mantener la leche a una temperatura constante, lo que se logra por medio de este tipo de olla. La poseo en dos tamaños: 3 y 7 cuartos. He preparado el yogur en las dos, pero mi favorita es la más pequeña.

Ingredientes para preparar el yogur.Ingredientes:

Para preparar el yogur en la olla de cocción lenta se necesita, además de la olla:

  • 1/2 galón de leche entera (en teoría puede ser cualquiera, pero yo solo la uso entera)
  • 1/2 taza de yogurt sin sabor que contenga cultivos vivos

Procedimiento:

Vertiendo la leche en la olla de cocción lenta.Verter el contenido completo del envase de la leche en la olla de cocción lenta.

Temperatura de la olla de cocción lenta.Encenderla en la temperatura baja.

Se debe cocinar por un periodo de 2 horas y 45 minutos, luego de las cuales se desconecta la olla y se deja reposar por 3 horas.

Yogur y leche caliente antes de mezclar.Al cabo de las tres horas se echa un poco de la leche en un plato pequeño, se le añade el yogur y se mezcla bien.

Mezcla de yogur en la leche tibia.Se incorpora la mezcla al resto de la leche en la olla, mezclándola bien.

Olla de cocción lenta envuelta en una toalla.Colocar la tapa de la olla y envolverla en una toalla. Si es grande, como la de playa, y gruesa mejor.

Dejar reposar por un espacio de 8 a 12 horas o de un día para otro. Es importante no retirar la toalla ni la tapa durante este reposo.

Yogur listo para guardar.El yogur debe estar cuajado y listo para envasar. Hay que tener en cuenta de que no estará tan espeso como el que se compra en el supermercado.

Yogur en envases de plástico.Verter el yogur en envases pequeños, no importa si son de plástico o cristal, y refrigerar al menos dos horas antes de consumir.

Yogur antes de colocar en la nevera.Consumir en un periodo de dos semanas.

Se recomienda conservar ½ taza de este yogur para preparar el próximo. Sin embargo, prefiero comprar yogur nuevo.

Yogur en la olla de cocción lentaEl sabor es distinto al que se prepara comercialmente. Me parece que es más suave. Mezcla muy bien con mermeladas, nueces, frutas o miel.

No obstante, si se prefiere una versión más espesa, entonces lo que se quiere es yogur al estilo griego. La base es este mismo yogur, solo hay que añadir un paso, pero eso es tema para otra entrada.