Archivo de la etiqueta: Poesía

Sobre poemarios.

El 2013 en libros

En el 2013, leí de todo. Completé 55 libros, 5 menos que el año anterior.

El 2013 en libros.

De acuerdo con las estadísticas, leí menos páginas. Sin embargo, no se toma en cuenta el mayor número de libros electrónicos que no se dividen en páginas. Por eso tengo la impresión de que leí más o por lo menos así lo siento. Otros datos son:

  • Leí 16 libros electrónicos, contrario a los 9 del año pasado.
  • Leí 17 libros de autores puertorriqueños, contrario a los 8 del año pasado.
  • Igual que el año pasado, la mayor parte consistieron en textos narrativos. La mayoría fueron novelas, seguido de cuentos y, finalizando, con novelas cortas.
  • El libro impreso más extenso fue Breve historia de España y el más corto Con las peores intenciones.
  • El libro puertorriqueño más extenso fue Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio y el más corto, otra vez, Con las peores intenciones.
  • El libro electrónico más extenso fue Divergent y el más corto La dama del perrito.

¿Qué espero para el 2014? Volví a ponerme como meta leer 50 libros. Puede que sea una cantidad muy baja para una profesora de literatura que debería leer constantemente. Sin embargo, se trata de libros completos, no incluyo en el reto la enorme cantidad de artículos que consulto para preparar clases y trabajos.

De aquí a un año sabré cómo me fue.

2013 Reading Challenge Logo

Ficha para la antología poética Criatura del agua: Obra poética, de Julia de Burgos

Criatura del agua: Obra poética, de Julia de Burgos

Como antesala al centenario del nacimiento de Julia de Burgo, decidí leer esta antología de su obra, ejercicio por demás interesante.

El libro comienza con un estudio preliminar a cargo de José Emilio González que se centra principalmente en los temas del amor, la perdida, el río y la muerte, frecuentes en la obra de Burgos.

Los poemas en sí están divididos en la obra publicada en vida y la póstuma, es decir, los libros Poema en veinte surcos y Canción de la verdad sencilla, publicados en vida; El mar y tú, publicado póstumamente; y poemas sueltos, publicados en periódicos o revistas y algunos inéditos bajo el subtítulo de Criatura del agua.

La edición es muy cuidada y resulta de interés para los estudiosos de obra de Burgos que no es una poeta experimentalista. Su acercamiento a la poesía es bastante tradicional en cuanto a medida, rima y estrofa. Su temática no es particularmente variada. Entre sus peores poemas se encuentran los comprometidos; entre los mejores, los que denotan una angustia existencial.

Este es el tipo de libro que gusta al interesado en la poesía, que no es mi caso. Sin embargo, reconozco que esta mirada a la obra de Julia de Burgos me sirvió para descubrirla más allá de los poemas que siempre se estudian que son buenos, pero no los únicos.

2013 Reading Challenge Logo

Ficha bibliográfica de la Antología de literatura española, vols. 1 y 2, de Priscilla Rosario

Antología de literatura española, de Priscilla Rosario

Compuesta de dos tomos, esta antología es más apropiada para el salón de clases que para una lectura de esparcimiento. De todos modos, no deja de ser una lectura interesante. El primer, tomo cubre la literatura de la Edad Media a partir de las jarchas hasta la literatura mística del siglo XVI; el segundo, desde el origen de la picaresca en el XVI hasta la Generación del 98.

El proyecto es ambicioso: seleccionar lo mejor de diez siglos de la producción literaria castellana. No es tarea fácil. Sin embargo, Rosario sale airosa al combinar fragmentos, selecciones y textos completos. Me pareció acertada la inclusión íntegra de El poema de Mío Cid, La Celestina, El Lazarillo de Tormes, Peribáñez y el comendador de Ocaña, La vida es sueño y Don Juan Tenorio. Es cierto, que en ocasiones, como ocurre con La Celestina, no aparece el prólogo, pero en el salón de clases se puede compensar dicha falta.

Dada la dificulta del proyecto, me parece que las selecciones son atinadas, a pesar de que en algunos casos hubiera preferido otros textos. Por otro lado, las obras carecen de la ventaja de notas explicativas que podrían ayudar al lector de a pie. Como he establecido antes, dicha falta se puede subsanar en el salón de clases si las antologías se utilizan en dicho contexto

Cuando imparto la clase de Introducción a la Literatura Española, utilizo estos textos antológicos. Tienen la ventaja de que recoge los principales textos de la literatura española para cada periodo literario lo que evita que los estudiantes se vean obligados a adquirir múltiples libros. La división de cada tomo se adapta perfectamente a cómo debe dividirse este curso y hay textos suficientes como para asignar con el propósito de realizar trabajos especiales.

Si bien el lector de a pie podría sentirse abrumado por los diez siglos de literatura castellana que se compilan en Antología de literatura española, no dejaría de ser toda una experiencia de lectura que sirva para obtener una visión panorámica de dicha literatura.

2012 Reading Challenge Logo

Ficha del libro Cómo leer y por qué, de Harold Bloom

Cómo leer y por qué, de Harold Bloom

El título debió haber sido Qué leer, cómo y por qué debido a que se trata principalmente de la presentación de obras cuya lectura, según Bloom, es indispensable, acompañadas de la forma en qué se debe leer el texto en discusión.

El libro está dividido en cinco capítulos dedicados a cuentos, poemas, novelas de la literatura universal, obras teatrales y novelas de la literatura norteamericana. Llama la atención que quien afirma la muerte inminente de la novela dedica dos capítulos a las misma; mientras que el género que considera superior, la poesía, no aparece colocado en una de las dos posiciones privilegiadas: primera o última.

Bloom se coloca en una posición abiertamente elitista para seleccionar los textos que discute. La misma es la del hombre blanco, protestante y anglosajón (es muy curioso que solo uno de los términos le aplica en su carácter personal). Por tal razón, no debe sorprender el que en su selección predominen textos de la literatura en inglés y el que considere a William Shakespeare el paradigma a seguir en todos los géneros.

En términos generales, estoy de acuerdo con buena parte de su selección, aunque, por razones obvias, hubiera preferido ver un escogido mayor de la literatura del mundo hispánico, además de Miguel de Cervantes y Jorge Luis Borges. Por ejemplo, ¿hubiera escrito Ralph Ellison su Invisible Man si no se hubiese publicado El Lazarillo de Tormes siglos antes?

No necesariamente estoy de acuerdo con su cómo leer y su porqué para cada uno de los textos que presenta, lo cual no me sorprende dado que no soy ni hombre, ni blanca, ni protestante, ni anglosajona. Tampoco estoy de acuerdo con dos de sus afirmaciones: que muy pocos han alcanzado la perfección en el cuento y que la novela está abocada a desaparecer. Sin embargo, debo reconocer que vale la pena leer el libro para atisbar visiones distintas a las propias y porque es evidente que son producto de la erudición y el análisis concienzudo.

2012 Reading Challenge Logo

Sobre la poesía

“Túnel vertical”, de Enrique Arce Cabrera, ¿es poesía o no?
“Túnel vertical”, de Enrique Arce Cabrera
(Sustitución de la clase del viernes, 17 de diciembre de 2010)

 

Octavio Paz en “Poesía y poema” (en El arco y la lira. México: Fondo de Cultura Económica, 1998. Impreso.) establece que puede haber poesía fuera del poema: “paisajes, personas y hechos suelen ser poéticos: son poesía sin ser poemas” (14). El propósito del ejercicio asignado a mis estudiantes es que ellos hagan un esfuerzo por buscar y encontrar la poesía en otro ámbito que no sea el del poema.

Para ello, he seleccionado la obra de Enrique Arce Cabrera titulada “Túnel vertical”. No estoy segura si se trata de una fotografía o de una obra plástica. La encontré hace muchos años en el catálogo de una exposición de arte que se llevó a cabo el Banco de la República de Colombia. Me pareció interesante y la guardé con el objetivo de hacer un ejercicio como este.

La pregunta clave aquí es la siguiente: ¿hay poesía en esta obra pictórica? Cada estudiante deberá llegar a su propia conclusión. Me sorprendería mucho si todos dijeran lo mismo y sentiría que he fallado como maestra. Lo cierto es que hay suficiente en la imagen para llegar a cualquiera de las dos conclusiones obvias: sí y no.

Paz establece que el poema “es el lugar de encuentro entre la poesía y el hombre” (14) y está compuesto por palabras “seres equívocos” (18). La palabra es elemento indispensable a la hora de vislumbrar la poesía. Una obra pictórica carece de la palabra, no se lee ni se oye como el poema.

Pero si lo poético es “la poesía en estado amorfo” (14), esta puede adquirir otras formas que no necesariamente son palabras, lo que permite adjetivar como poéticas otras manifestaciones. Ya el mismo Paz lo ha dicho. Podemos observar una obra de arte y la confluencia de significados, imágenes y sentimientos se convertirían en poesía fuera de la palabra. Puede que esa confluencia ocurra en la obra de Arce Cabrera, puede que no. Cada cual decide.

El sí y el no es lo único que no espero en este ejercicio. Para mí, la poesía es absoluta: o se la tiene o no se la tiene, nada de tibiezas. La poesía se percibe o no en su totalidad, no a medias. Serán mis estudiantes, quienes en un escrito breve, me lo dejen saber.