Archivo de la etiqueta: Ganchillo

Labores en ganchillo o croché.

Girándula

Carpeta con diseño de girándula

Este es el nombre del diseño de una carpeta en ganchillo que desde que vi por primera vez me gustó mucho. Recuerdo haberla hecho, pero no a quién se la obsequié, así que pensé que como mi mesa necesitaba una nueva, no estaría demás hacerla de nuevo.

Puntorama Ganchillo Nº 256
Puntorama Ganchillo Nº 256

El patrón lo saqué del número 256 de la revista española Puntorama Ganchillo que acostumbraba a comprar a un precio ridículamente bajo hace más de una década.

Modelo en la revista
Modelo en la revista

Según las instrucciones debía usar 40 g de cordonnet nº 30 en crudo natural y un ganchillo de acero nº 1.25. En su lugar usé hilo de la línea “Classic”, marca Red Heart, color Natural y un ganchillo tamaño 8 marca Boye.

Resultado final de la carpeta con diseño de girándula.
Resultado final


Estuve tejiendo como semana y media y cometí el error de tensar demasiado las vueltas iniciales. Por primera vez logré el tamaño exacto de la muestra, pero el precio que pagué fue el que se levante en el centro. No se nota porque le pongo una figura encima, pero si no fuera por eso, tendría una carpeta con el centro levantado en el medio de la mesa…

Ganchillo o croché

Siempre quise aprender a tejer, pero no tenía idea de cómo lograrlo. De alguna forma, me hice de una aguja y un poco de hilo y lo único que aprendí fue a hacer una cadeneta. Nadie me explicó que tejer implica realizar otros puntos y que lo que hacía era ganchillo.

Conozco dos tipos de tejido: con una aguja, mejor conocido como ganchillo o croché, y de dos agujas. El segundo lo he intentado aprender sin mucho éxito, no obstante, tengo intenciones de insistir hasta que lo domine como debe ser.

En cuanto al ganchillo o al croché, debo admitir que he mejorado bastante. Todo se debió a un curso que tomé hace tanto que me niego a admitir cuánto. Tenía una maestra matusalénica que me enseñó todos los puntos necesarios para tejer una carpeta sencilla. Los demás puntos los he aprendido por mi cuenta y no son más que variaciones de esos básicos.

Sin embargo, ella me enseñó una destreza aún más valiosa: me enseñó a tejer por medio de patrón. En estos momentos, solo necesito las instrucciones escritas del diseño, o sea, el patrón, para a veces hacerlo sin mirar una fotografía. Con ella aprendí a leer patrones en inglés y por mi cuenta aprendí a leerlo en español (de algo me debe servir ser traductora), lo que me convierte en una tejedora bilingüe.

El ganchillo se ha convertido en una terapia antiestrés. En más de una ocasión he obsequiado carpetas en Navidad, productos del intento de liberar el estrés de fin de semestre. Esa es la razón por la que no conservo casi ninguno de los trabajos en tejido que he realizado. No obstante, ahora tengo excusa para tejer aún más: tengo que tomarles fotos a mis labores.

Carpeta en punto de croché
La carpeta que adorna mi mesa hecha por moi mientras redactaba mi tesis