Archivo de la etiqueta: Desayuno

Para comenzar el día.

Portada del yogur preparado en la olla de cocción lenta.

Cómo preparar yogur en la olla de cocción lenta

Primer intento de preparar yogur.Hace algún tiempo, anuncié que había preparado yogur por primera vez, usando la olla de cocción lenta. Desde entonces, lo hago con tanta frecuencia que no necesito consultar la receta. Me parece justo, entonces, compartirla por medio de un paso a paso.

La receta que uso es la que presenta Crystal Paine en su blog Money Saving Mom y que ha titulado Homemade Yogurt in the Crock Pot Recipe. Es muy fácil de seguir.

¿Por qué la olla de cocción lenta?

Preparar yogur en casa requiere mantener la leche a una temperatura constante, lo que se logra por medio de este tipo de olla. La poseo en dos tamaños: 3 y 7 cuartos. He preparado el yogur en las dos, pero mi favorita es la más pequeña.

Ingredientes para preparar el yogur.Ingredientes:

Para preparar el yogur en la olla de cocción lenta se necesita, además de la olla:

  • 1/2 galón de leche entera (en teoría puede ser cualquiera, pero yo solo la uso entera)
  • 1/2 taza de yogurt sin sabor que contenga cultivos vivos

Procedimiento:

Vertiendo la leche en la olla de cocción lenta.Verter el contenido completo del envase de la leche en la olla de cocción lenta.

Temperatura de la olla de cocción lenta.Encenderla en la temperatura baja.

Se debe cocinar por un periodo de 2 horas y 45 minutos, luego de las cuales se desconecta la olla y se deja reposar por 3 horas.

Yogur y leche caliente antes de mezclar.Al cabo de las tres horas se echa un poco de la leche en un plato pequeño, se le añade el yogur y se mezcla bien.

Mezcla de yogur en la leche tibia.Se incorpora la mezcla al resto de la leche en la olla, mezclándola bien.

Olla de cocción lenta envuelta en una toalla.Colocar la tapa de la olla y envolverla en una toalla. Si es grande, como la de playa, y gruesa mejor.

Dejar reposar por un espacio de 8 a 12 horas o de un día para otro. Es importante no retirar la toalla ni la tapa durante este reposo.

Yogur listo para guardar.El yogur debe estar cuajado y listo para envasar. Hay que tener en cuenta de que no estará tan espeso como el que se compra en el supermercado.

Yogur en envases de plástico.Verter el yogur en envases pequeños, no importa si son de plástico o cristal, y refrigerar al menos dos horas antes de consumir.

Yogur antes de colocar en la nevera.Consumir en un periodo de dos semanas.

Se recomienda conservar ½ taza de este yogur para preparar el próximo. Sin embargo, prefiero comprar yogur nuevo.

Yogur en la olla de cocción lentaEl sabor es distinto al que se prepara comercialmente. Me parece que es más suave. Mezcla muy bien con mermeladas, nueces, frutas o miel.

No obstante, si se prefiere una versión más espesa, entonces lo que se quiere es yogur al estilo griego. La base es este mismo yogur, solo hay que añadir un paso, pero eso es tema para otra entrada.

Avenas frías al estilo hispanoamericano.

Avena fría al estilo hispanoamericano

En estos últimos meses me he vuelto adicta a una receta que encontré en Pinterest y ha resultado mejor de lo que jamás me hubiera imaginado. Se trata de una avena fría o refrigerada. La preparo la noche anterior y por la mañana solo me sirvo mi porción y listo. Con el calor que ha estado haciendo últimamente, ha resultado la mejor opción para el desayuno.

(c) Monica Matheny, The Yummy Life
Receta básica de The Yummy Life

Hay varias recetas por ahí, pero las dos que más me gustan son las de Monica de The Yummy Life y de Christie Ellis de Pepper Lynn. Básicamente solo se necesita avena, semillas de chia, yogur (preferiblemente griego) y leche de cualquier tipo (vaca, almendra, arroz, coco o cualquier líquido, en realidad). A esa receta básica se le añade el sabor por medio de mermeladas, jaleas, frutas, miel, jarabes o lo que se encuentre.

Como la receta permite la experimentación, he hecho mis propias versiones con sabores más hispanoamericanos: tradicional, piña colada y crema de avellanas y chocolate.

Avena fría con sabor tradicional.


La tradicional consiste en añadir vainilla (o utilizar yogur con sabor a vainilla) y azúcar (prefiero jarabe de arce) a la receta básica y espolvorearle canela a la hora de servir. Para hacerlo aún más hispanoamericano, se le puede añadir un poco de quinua cocida antes de refrigerar.

Avena fría con sabor a piña colada.


Para la de piña colada utilizo una de tres variantes: leche de coco y trozos de piña, leche de coco y yogur con sabor a piña o una mezcla de leche de coco y jugo de piña. Como quiera sabe bien. Acostumbro a decorarla con coco rallado. (Monica también creó su propia versión)

Avena fría con sabor a crema de avellanas y chocolate.


La de crema de avellanas y chocolate es un pecado mortal y solo la preparo de vez en cuando no solo por las calorías, sino porque soy la única en la casa que la come con gusto. Para prepararla solo añado un poco de vainilla (o uso yogur con sabor a vainilla), y una cucharada generosa de crema de avellanas y chocolate, pero solo uso la marca original, no acepto sustitutos. A esta me gusta añadirle granola para servirla.

Aún ando buscando la forma de crear la versión de piña-guayaba, pero esa me ha eludido. Tan pronto lo consiga, les dejo saber.

Día 5: Desayuno en picada (ángulo picado y el desayuno de hoy)

Me gusta cuando con una sola fotografía cumplo con los dos retos. Un domingo no sería problemas el tomar muchas fotos, pero hoy es la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del Perú y decidí acompañar a mi esposo al centro de votación para luego irnos a pasear.

Las asignaciones de hoy consistían en tomar una foto en ángulo picado y en tomar una foto del desayuno. ¿Por qué no combinar las dos y hacer una sola fotografía? Eso fue lo que hice: fotografié el desayuno en ángulo picado.

Desayuno en picada / Breakfast at a High Angle


Dado el acontecimiento especial del día de hoy no preparé un desayuno cualquiera. El menú, mucho más sustancioso que lo que acostumbramos, consistió en panqueque de fresas, con jarabe de arce y jugo de china (con café o té por el lado. De paso practiqué el tomar fotos para mis Aventuras culinarias. Todavía tengo que trabajar con la luz, pero creo que voy mejorando.

30 Day Photography Challenge Button
June Photo Challenge