Archivo de la etiqueta: De producto

Fotografías de productos.

Los tesoros del 2014

El año pasado pasé por una vergüenza de la que por fin he logrado recuperarme: no completé el reto de la búsqueda del tesoro del grupo La vuelta al mundo. Participo desde el 2011, pero lo del 2013 fue imperdonable: me quedé corta por una fotografía. Por eso me propuse que, fuera como fuera, lo completaría este año… y lo logré.

Estaba dispuesta a mentir, sobornar, engañar… todo menos asesinar, aunque si se hubiera dado el caso, quizás lo hubiese considerado. No es posible que doce fotografías, doce trapos de fotografías, pudieran más que yo.

La cosa no comenzó muy bien. Estaba desesperada, a punto de dar por perdido el reto porque hubo una demora de varios días antes de que se publicara la lista con los doce tesoros. ¿Cómo podría comenzar a fotografiar sin saber qué? Fue una espera angustiosa. Por fin llegó la lista y por poco infarto. ¿Una tienda bonita? Con tantas tiendas feas que hay por ahí. ¿Hora del café? Pero si no bebo café. ¡Calma! También puede ser la hora del té. Con este calor, ¿a quién se le ocurre beber té? ¿Un estanque? ¿En serio? ¿Ahora que vivo en Caguas y no sé dónde hay uno? ¿Un perro? ¿No pueden ser dos o tres o una manada? ¿Tomados de la mano? Eso implica un robado. ¡Noooo!, ¿por qué? Y ese asunto de que deben ser encuentros urbanos…

Pero no cejé en mi empeño, iría a completar esa búsqueda a como diera lugar. De los primeros dos tesoros surgieron dos versiones. En el sexto nunca se especificó si las flores a la venta debían ser naturales o artificiales, así que me agarré de ese tecnicismo. El octavo fue pura casualidad porque la naturaleza se ensañó contra mí y permitía mucha luz a mediodía cuando las sombras ni se ven y el resto del tiempo dejaba que la bruma se apoderara del cielo. Por poco pierdo la oportunidad para el undécimo porque el calor provoca que esté tomando el té, particularmente el chai, frío y a veces hasta casi congelado, como el verde. Pero reconozco que el décimo tesoro fue trampa, producto de la maldad más pura y todo porque no me gustan los robados.

A la larga, completé el reto casi bajo las mismas condiciones que el año pasado, principalmente porque usé mi celular y no la cámara, que en esta ocasión es una réflex. Sin embargo, le añadí el toque de que todas las fotografías tendrían su versión cuadrada en Instagram. Lo completé. Las doce fotos no pudieron conmigo y no tuve que mentir, sobornar o engañar ni mucho menos asesinar. Solo hice trampa una vez, pero casi ni se nota. Al menos todo tuvo un propósito muy noble: evitar pasar por la vergüenza de que otra vez no pudiera completar el reto.

Búsquedas anteriores:

Rosita pink

¿Qué mejor día que este para una confesión? El rosado no es mi color favorito. Me gusta el rojo, también el fucsia ochentoso, pero el rosado… Y, sin embargo, parece que vivo rodeada de ese color.

A cuanta niña nace por ahí, le enganchan ropa rosada como si fuera el único color en el universo; la primavera nos inunda con flores rosadas y la industria del cosmético adora ese color.

He hecho lo posible por reconciliarme con el rosado: es el color que predomina en la ropa del gimnasio, me encanta tomar fotografías de flores y no discrimino con las rosadas, escucho a Pink, he asumido que lo que escribo es literatura rosa y he bautizado a la forma más extrema del género como rosita pink.

Sin embargo, aún no es mi color favorito. Quizás algún día.

Tu Navidad 2013

Para mí, ya terminó la Navidad y lo que resta es recordar lo vivido.

Como todos los años, en La vuelta al mundo el tema era “Tu Navidad” y decidí darle la oportunidad.

Tu Navidad 2013

Navidad 2013
1. Pascua, 2. San José, 3. Estrella, 4. Mariposa, 5. Lentejuelas, 6. Navidad en La Guancha, 7. Nacimiento, 8. 2014, 9. Coquito

Con estas fotografías, traté de captar el espíritu navideño que me rodeaba. Detrás de todas hay una historia. Sin embargo, las dos que prefiero son “Navidad en La Guancha” y “2014”.

Navidad en La Guancha.

“Navidad en La Guancha” fue una fotografía para la que no estaba preparada. Como es costumbre, fuimos a Ponce a pasar la Nochebuena. Llegamos el 23, pero antes decidimos darnos la vuelta por La Guancha. Ese día estaba espectacular. Luego de haber visto tanta fotografía tomada en climas un tanto más fríos, ver el cielo azul y pasar calor me pareció lo verdaderamente navideño según mi experiencia: días soleados y calurosos. Cosas del Trópico. Por supuesto, que más tarde comenzó a llover, pero eso también ocurre en el Trópico. No llevaba la cámara conmigo, por lo que tomé la foto con el celular y la compartí por Instagram. Es la única del set con esa característica.

2014

“2014” no será la mejor fotografía del conjunto, pero no me importa porque fue con lo que me encontré cuando a eso de las tres de la madrugada del 1º de enero me levanté y fui a servirme un vaso de agua. En la emoción de recibir el nuevo año, olvidamos recoger la cocina y la evidencia terminó por desvelarme.

Estas Navidades también son especiales porque por fin me decidí: ya tengo una cámara réflex. Por esa razón, este año será de aprendizaje fotográfico.

Pare y medite

Pare y medite


¿Hace cuánto no me paro a hacer precisamente eso? En lo que va de año he experimentado muchas satisfacciones que no me han permitido pensar en los otros, esos otros asuntos no tan satisfactorios que parecen no desaparecer. Pero de vez en cuando hay que detenerse y disfrutar de lo que trae consigo la vida.

Cielo del Viejo San Juan
El cielo del Viejo San Juan
Escultura cualquiera
Una escultura cualquiera
Lluvia de estrellas
Una lluvia de estrellas
Bibimbap
Mi primer bibimbap
Lagartijo viajero
Un lagartijo viajero
Garza perdida
Una garza perdida
Paradoja
Una campaña política paradójica
Instrucciones paradójicas
Unas instrucciones aún más paradójicas
pare
Una pesadilla de los ochenta

2012 en fotos

Con la ayuda de mi confiable PowerShot Elph 310 HS de Canon he logrado mi meta de tomar tan siquiera una foto cada mes del año y de ese modo tengo mi mosaico de un año en fotos.

2012 en fotos
1. Enero, 2. Febrero, 3. Marzo, 4. Abril, 5. Mayo, 6. Junio, 7. Julio, 8. Agosto, 9. Septiembre, 10. Octubre, 11. Noviembre, 12. Diciembre

La pregunta ahora es si intentaré repetir la hazaña en el 2013. Puede que sí porque por ahí se aproximan cambio para el blog y creo que necesitaré muchas fotografías.

Por lo pronto, resta esperar y disfrutar lo que traerá el nuevo año.