Archivo de la etiqueta: Bebida

Para beber.

Ingredientes para preparar la batida

¿Qué hacer con el suero de leche? Cuarta idea: Batida

Negro apagón

Nueva versión del himno cinéfilo nacional

La semana pasada no me dio tiempo de preparar la entrada. Eso ocurre con frecuencia cuando se llega al momento del semestre dedicado a los exámenes. Tampoco ayudó el apagón masivo del 21 de septiembre y que duró todo ese fin de semana. Para compensar, traigo una receta para una batida, o batido como se le llama por otros lados.

También está de moda llamarlo “smoothie” o “frappé”. La diferencia entre uno y otro tiene que ver con si se prepara con leche o agua. Sin embargo, sugiero una versión con suero de leche.

Ingredientes

Batida de frutas

Procedimiento

Los ingredientes que presento son una sugerencia. Recientemente, me inclino por una mezcla de espinaca y guineo como el Banana Spinach Smoothie que encontré en Fannetastic Food.

Esta táctica no funciona

Confieso que he visto notas parecidas en exámenes que he corregido. Debo anunciar que no funciona

Independientemente de los ingredientes que se usen, se mezclan en la licuadora con un poco de hielo y edulcorante a gusto. Sé que la idea de endulzar la batida no agradará a mucha gente, sin embargo, debo advertir que el suero de leche es amargo. Acostumbro beberla así, pero quien prefiera endulzarse la vida, tiene la opción de usar miel, jarabe de arce, azúcar morena o lo que se prefiera.

Queda claro que durante el apagón no pude preparar ninguna batida y hasta perdí parte del suero de leche que tenía conservándose en la nevera. No obstante, a veces me preparo una cuando corrijo exámenes, como en estos momentos.

frutas y vegetales

Multemedios cuando la vida se interpone

De vez en cuando, la vida se interpone

Matcha latte

Cuenta la leyenda que llevo años tomando cafeína disfrazada de verde

Pido disculpas por lo mal que he llevado el blog las últimas semanas. Quizás esta no es la mejor forma de comenzar la entrada. Comencemos de nuevo. A veces la vida se interpone.

Hay un refrán que dice: “El hombre propone y dios dispone”. Echando a un lado lo sexista del mismo -y mi relación conflictiva con la divinidad-, debo admitir que tenía planificadas las entradas hasta diciembre, pero es más fácil el proceso de planificación que el de llevar a cabo el trabajo, por lo que me he atrasado.

No voy a prometer que regresaré al redil juevesino, es decir, a publicar todos los jueves, porque, de seguro, no podré cumplirlo. Sin embargo, haré mi mejor esfuerzo.

De vez en cuando…

Si no estoy ocupada, escribo. Contrario a otros años, no sigo un plan organizado. Lo hago cuando se me ocurre y por eso las entradas del blog, todas ellas muy organizadas, no salen con la velocidad necesaria.

Flor de maga

Se rumora por ahí que todos en mi familia tienen buena mano para las plantas; yo las mato

Me estoy disfrutando las nuevas experiencias de este semestre, los adelantos en el proyecto de Palés, a Cathy y a Lucy y los productos del huerto (que no se deben a mis cuidados).

Es cierto que esta aparente calma esconde un torbellino, que incluye entre sus causas el alboroto político y social de Puerto Rico, que no he podido evitar por más que intente. Es imposible escapar en año de elecciones, momento perfecto para que la vida se interponga.

Aun así, trato de mantenerme tranquila y si puedo publicar en el blog el jueves, lo hago. Si no, la semana tiene seis días adicionales. Por eso, no debí comenzar la entrada con una disculpa y tampoco pienso terminarla de ese modo.

Portada de la chicha morada

Bebidas para el verano: Chicha morada

Chicha morada con trozos de manzana

Chicha morada lista para servir

Wu Siumán nació en Perú, la tierra de la chicha morada. También de la papa, los incas, Lima la horrible, “La flor de la canela”, Macchu Picchu, los polvos azules y rosados, los caballitos de totora, el señor de Sipán, Fernando Iwasaki, los chifas, el manjar blanco, el pisco sour, el cebiche, la causa, los picarones, el king kong, el ají de gallina, el pollo a la brasa, la inka kola y mucho manjares más.

Mi amor por Perú gira en torno a la comida. Alrededor de Fernando Iwasaki Wu Siumán también. La cocina peruana se ha convertido en una de mis favoritas. Por eso, hubo una edición peruana de las Aventuras culinarias.

Si no me equivoco, lo primero que preparé fue la chicha morada. Se trata de una bebida que se obtiene del maíz morado y es muy fácil de hacer… si se consigue el ingrediente principal.

Ingredientes

Ingredientes de la chicha morada

Procedimiento

  1. En una olla grande hierva el maíz morado, las cáscaras de manzana y piña, la canela y el clavo de olor en 2 litros o medio galón de agua.
    Ingredientes de la chicha morada antes de hervir

    Ingredientes de la chicha morada antes de hervir

  2. Hierva a fuego lento por 45 minutos.
  3. Cuele en jarra grande y reserve el líquido.
    Segunda hervida de la chicha morada

    Segunda hervida

  4. Vuelva a hervir a fuego lento los otros ingredientes en los 2 litros o medio galón de aguar restantes por otros 45 minutos.
  5. Cuele y junte con el líquido anterior.
  6. Añada las manzanas picadas en cubos y, si se desea, los trozos de la piña.
  7. Añada el azúcar (puede ser al gusto) y el jugo de limón.
  8. Sirva el refresco helado o con hielo.
Limones grandes para la chicha morada

Limones grandes

Se recomienda que se agregue el azúcar y el limón solo a las porciones que se beberán cada vez, dado que la bebida sin mezclar se puede guardar en la nevera por largo tiempo. No obstante, nunca he seguido esta recomendación porque, de todos modos, la chicha nunca dura mucho tiempo en mi casa.

Chicha morada con hielo

Sírvase con hielo

El sabor de la chicha morada es complejo y si se prepara en casa lo es aún más. Se trata del refresco perfecto para terminar esta serie de bebidas para el verano.

Portada de mojité

Bebidas para el verano: Mojité

Mojito de coco en Chilis.

Mojito de coco

A mí me gusta el mojito. Me gusta original, de coco, de mangó, de parcha y de muchos otros sabores. No es que lo beba todo el tiempo. Ni siquiera lo he preparado en mi casa. Sin embargo, el año pasado descubrí el mojité y las cosas cambiaron un poco.

El mojité (mojitea o moji-tea, en inglés) es una mezcla refrescante de mojito y té, sin el ron. Por supuesto que se puede preparar una versión alcohólica, pero en esta ocasión presento una receta apta para toda la familia.

Ingredientes

Ingredientes para el mojité

Procedimiento

  1. Hierva el agua a no más de 210 ºF. Retire del fuego.
  2. Ponga las bolsas de té o las cucharadas de la hoja suelta en un infusor y deje en infusión por no menos de 5 minutos ni más de 8.

    Té en el mojité

    Si al terminar la infusión quedan hojas de té en el líquido, se pueden colar

  3. Retire las bolsas o el infusor. Vierta el té en una jarra y añada el azúcar.

    Azúcar para el mojité

    Para endulzar se puede utilizar azúcar (blanca o negra o en almíbar), endulcorante artificial, jarabe de arce o agave, o hasta miel

  4. Añada el jugo o zumo de limón.

    Limón para el mojité

    Añadir limón al té.

  5. Coloque en la nevera hasta que enfríe.
  6. Vierta 6 oz del té en vasos con hielo picado.
  7. Añada 2 oz de agua carbonatada a cada vaso.
  8. Adorne con las hojas de hierbabuena.
Mojité con entretenimiento

Un mojité mientras me relajo

No es lo mismo que la versión alcohólica (lo que se soluciona, añadiendo ron entre los pasos 5 y 6), pero se trata de una bebida refrescante, muy apropiada para combatir el calor veraniego.

En resumen, no he preparado mojito en mi casa (aún), pero sí mucho mojité. ¡Salud!

Portada de Limonada probiótica

¿Qué hacer con el suero de leche? Segunda idea: Limonada probiótica

Limonada probiótica preparada

Limonada probiótica lista para beber

Hay varias posibilidades para utilizar el suero de leche que proviene del yogur. La primera alternativa es beberlo tal cual, sin embargo, no es mi opción preferida. Para mí no hay nada como a limonada probiótica.

No sé si me gusta porque fue lo primero que preparé con el suero de leche o por otra razón, pero el asunto es que me gusta mucho y es fácil de hacer.

La receta que sigo es la de Katie, de Wellness Mama. Por lo general, hago un cuarto o la mitad porque soy la única que la bebe en la casa. No obstante, presentaré la versión competa, aunque las fotos no correspondan a las cantidades que se presentan en la lista de ingredientes.

Ingredientes

Ingredientes para la limonada probióticaAdemás se necesita una jarra de cristal de un galón con tapa.

Procedimiento

  1. Vierta la azúcar en la jarra y añada suficiente agua caliente como para disolverla. Hay que tener en cuenta que el color final de la limonada, dependerá del color del azúcar.
  2. Fermentación de la limonada probiótica

    Fermentación

    Añadir el zumo de limón y más agua hasta llenar un ¾ de la jarra.

  3. Cuando el líquido en la jarra esté a temperatura ambiente, se le añade el suero de leche.
  4. Cerrar la jarra y dejar que se fermente el líquido de dos a tres días. Durante ese tiempo, acostumbro a cubrir la jarra con un paño. Hay que tener en cuenta que mientras más tiempo se deja en el proceso de fermentación menos azúcar quedará en la bebida, por lo que el sabor tiende a ser agrio.
  5. Después de terminada a fermentación, se coloca en la nevera y se beben de cuatro a seis onzas diarias.

Se supone que tenga cierto burbujeo, aunque nunca lo he visto. Para servir, se le añade hielo y algún endulzante, opción que nunca utilizo.

Si esperar la fermentación durante varios días y luego esperar varias horas para que enfríe la bebida antes de beberla es demasiado tiempo, existe otra opción para utilizar el suero de leche. Pero hablaré de eso en otro momento.

Vaso de limonada probiótica

Vaso de limonada probiótica