Sobre la microficción

Mantén la calma y lee microficción.¿Qué es la microficción?: La microficción existe en varios géneros literarios, no obstante, hablaremos únicamente del narrativo. De este modo, se podría definir la microficción como una narración con todos sus elementos constituyentes, es decir, título, personaje(s), ambiente, temporalidad, conflicto, resolución del conflicto, etc., pero que “cabe en el espacio de una página” (Zavala, “Seis problemas”).

Se debe tener claro que el género narrativo se subdivide en dos grandes subgéneros: la novela y el cuento. En términos generales, es la extensión lo que diferencia un subgénero del otro. Esta extensión permite un mayor o menor desarrollo del conflicto, la cantidad de personajes, el uso de ciertas técnicas narrativas, entre otros. Dado que la microficción depende de la síntesis o de que se puedan concentrar todos sus elementos en un mínimo de palabras, es de poca extensión, por lo que se le considera como una forma de cuento.

El problema del nombre: No hay acuerdo entre los estudiosos sobre cómo denominar este tipo de textos. Para Pedro de Miguel el término que se impone es el de “microrrelato”; Lauro Zavala utiliza “cuento ultracorto”, al que distingue porque no pasa de las 200 palabras, y Violeta Rojo prefiere “minicuento”. Otros términos son:

Nube de palabras con diferentes términos para la microficción.¿Qué constituye la microficción?: Zavala, en “El cuento ultracorto”, la categoriza de la siguiente manera, partiendo de la premisa de que un “cuento convencional” consta de 2000 a 30 000:

  • De 1000 a 2000 son cuentos cortos
  • De 200 a 1000 son cuentos muy cortos
  • De 1 a 200 son cuentos ultracortos

El caso del nanocuento: El nanocuento consta de 20 palabras o menos, aunque la popularización de Twiiter ha traído consigo una variante que no tiene tanto que ver con el número de palabras, sino con que conste de 140 caracteres en lo que se incluyen los espacios entre palabras, el título o la falta de él y la etiqueta o hashtag o su ausencia.

¿Cuáles son las características de la microficción?: En su Breve manual (ampliado) para reconocer minicuentos, Rojo presenta una serie de características que se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Brevedad: Son extremadamente breves (58-63).
  • Lenguaje preciso: Como requieren una economía en el lenguaje, se cuida su uso en extremo (63-65).
  • Anécdota comprimida: Los sucesos que se presentan se han sintetizado de tal forma que es posible que parezca como que carecen de un argumento (65-69).
  • Uso de cuadros: Es frecuente el uso de estereotipos que permitan que el lector complete la información que falte (69-78).
  • Carácter proteico: Es decir, son híbridos porque toman prestado de otros géneros o disciplinas (78-94).

Todo lo anterior implica que la participación del lector, es decir, que el lector sea activo à la Cortázar.

¿Cómo se analiza la microficción?: Se debe analizar igual que cualquier texto narrativo, particularmente el cuento. Más que en cualquier otro, en el caso de la microficción, el título reviste especial importancia, dado que en ocasiones no funciona como simple título, sino como parte intrínseca del cuento.

Zavala, en “Seis problemas para la minificción”, identifica seis problemas que podrían afectar su análisis:

  • Brevedad: Se trata de su característica primordial que podría producir un texto extremadamente complejo, sin contar su asociación con la tradición oral y la pedagógica.
  • Diversidad: Al ser híbrida, la microficción puede presentarse de diferente manera no solo formal, sino temática.
  • Complicidad: Se relaciona principalmente al término con el que se conoce a este género que afecta la relación del texto con el lector.
  • Fractalidad: La microficción se ve como un fragmento que pude ser independiente y total, pero que podría formar parte de más amplio. No es extraño entonces que capítulos de textos mayores o sus fragmentos puedan leerse como minificción independiente.
  • Fugacidad: Tiene que ver con la estética de la minificción y la respuesta de la crítica a un género que hasta no hace mucho no se tomaba como tema de estudio serio.
  • Virtualidad: La microficción parece ser el texto literario perfecto para un cibertexto que implica la participación, no solo activa, sino directa del lector.

A continuación una antología:

  • Miguel, Pedro de. “El microrrelato: Ese arte pigmeo”. Ciudad Seva.
  • Montalvo, Adda. “El arte de la brevedad”. Cuento breve: página literaria.
  • Rojo, Violeta. Breve manual (ampliado) para reconocer minicuentos. Caracas: Equinoccio, 2009. PDF.
  • Zavala, Lauro. “De la novela a la teoría de microficción: De la teoría de la novela a la teoría de la minificción”. Ficción mínima.
  • Zavala, Lauro. “El cuento ultracorto bajo el microscopio”. Ciudad Seva.
  • Zavala, Lauro. “El cuento ultracorto: Hacia un nuevo canon literario”. Ciudad Seva.
  • Zavala, Lauro. “Seis problemas para la minificción, un género del tercer milenio: Brevedad, diversidad, complicidad, fractalidad, fugacidad, virtualidad”. Ciudad Seva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.