Sobre El verano del murciélago, de Poli Délano, 1ª parte

Poli Délano

Poli Délano en una fotografía de El Mundo

(Resumen de la clase del lunes, 13 de diciembre de 2010)

Para poder comprender “El verano del murciélago”, de Poli Délano conviene hacer un resumen cronológico de la novelita. Puede ser confuso entender la trama debido al desorden cronológico que impera en el texto.

Para efectos de la trama, hay cuatro fechas importantes a las que se les añade una quinta que no afecta la acción. Las fechas son 1930, 1952, 1973, 1980 y 1989-90.

1930

En este año comienza la historia. Raymundo Garay realiza un viaje en motora luego de haber concluido la escuela superior. El padre le hace prometer que no explotaría a una mujer ni apostaría en el juego. Sin embargo, Raymundo ha cruzado los dedos.

Llega a Mónaco y lo primero que hace es apostar en el casino y ganar. Esa noche conoce a Adelina, con quien mantiene un tórrido romance y de quien se tiene que separar debido al regreso de la familia Garay a Chile para cobrar una herencia. Con el dinero que le corresponde, Raymundo compra un fundo para hacerse de dinero fácil.

1952

Cuando la voz narrativa, el sobrino de Raymundo, tiene 15 años pasa un verano en el fundo “Los Ulmos”. Es la primera vez que visita a su tío y conoce a la tía Luz. Ya no quedan rastros del dandi que ganó en el casino y conquistó a Adelina.

Una mañana despierta con el grito del tío, pero, al levantarse de la cama, oye otro grito. Se trata de un murciélago herido. Ese día, acompaña al tío al pueblo en donde este se ha puesto de acuerdo para que el Güiña tenga una cita con Lili, la hermana de Rosita, su amante.

La visita al cine del Güiña y Lili no fue la mejor, no así la que no se describe entre el tío y Rosita. El resultado de ese día fue que el tío se fue a vivir a Santiago con Rosita y se convirtió en taxista.

1973

La trama para esta fecha comienza el 11 de septiembre de 1973, el día del golpe de estado en Chile que llevó a Augusto Pinochet al poder. El Güiña sale del trabajo y se da cuenta de que no le conviene regresar a su casa. Decide ir donde su tío, a quien no veía hacía mucho tiempo, porque consideraba esa casa el lugar más seguro para esconderse. Nos enteramos de que Rosita lo abandonó debido a Adelina de quien lo único que sabemos es que se casó y vive en Madrid.

El tío vive cerca del Estadio Nacional y durante los días que el Güiña pernocta allí escucha las detonaciones de las matanzas y es testigo de los camiones que llegan llenos de prisioneros y salen con lo que supone que son cadáveres. Luego de un breve encuentro con Rosalba, su esposa, quien muere más adelante, se prepara para salir del país. La noche antes el tío Raymundo le entrega un recorte del periódico El Mercurio. Es de Adelina quien trata de localizar al tío y pide información sobre él.

1980

Debido a la enfermedad del hermano, el Güiña puede regresar a Chile con un permiso de 15 días. Él pasó la mayor parte del tiempo con su hermano en el hospital, pero días antes de regresar a Noruega, donde vive, decide visitar a su tío. Cuando llama a la puerta lo recibe una viejita que él no conoce. Dentro de la casa observa paredes llenas de fotografías. Muchas son recientes y en ellas aparecen la viejita y el tío. Sin embargo, a medida que mira las fotos se da cuenta de que cada vez aparecen juntos aún más jóvenes, incluso de cuando el Güiña visitó al tío a “Los Ulmos” y no él no había visto a la viejita.

Una sensación de confusión inunda al narrador. Decide, entonces, ir a la habitación que ocupaba mientras se ocultaba en esa casa y descubre un equipo de revelado fotográfico que se utiliza para manipular fotografías. Al bajar, encuentra en la sala al tío quien le presenta a Adelina.

1989-90

Esta es la fecha aproximada en la que el Güiña escribe la historia.

Lo primero en que nos debemos fijar es en la instancia narrativa. El Güiña, el narrador, cuenta una historia que no le pertenece, ya que se trata de la de su tío. Sin embargo, esa historia se confunde con la suya propia, lo que veremos más adelante. También vemos cómo las técnicas narrativas utilizadas (prolepsis, analepsis, resumen, elipsis, desorden cronológico, monólogo interior) abonan al enigma, el misterio y el secreto de los que habla Piglia y que veremos en la próxima clase.

Un pensamiento en “Sobre El verano del murciélago, de Poli Délano, 1ª parte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.