Ficha de la reseña de The Girl Who Sang Rose Madder, de Elizabeth Bear.

The Girl Who Sang Rose Madder, de Elizabeth Bear

La primera novela sobre zombis que leí fue The Scourge, de Roberto Calas, y desde entonces le tengo mucho respeto al subgénero. Soy consciente de que se trata de un tema que, en manos de un mal escritor, podría resultar absurdo o hasta risible. Elizabeth Bear, autora de The Girl Who Sang Rose Madder, se acerca al tema de tal forma que la gran revelación llega sin que el lector se dé cuenta.

Emma Case, cantante de rock retirada, viuda de un cantante suicida, y paciente de cáncer, visita en el camerino antes de un concierto a su hermana Ange y su esposo Graham, otro viejo cantante de rock que se niega a morir. Lo que parece una visita casual y la oportunidad de pisar el escenario otra vez, se convierte en una especie de preludio a una despedida, pero también a una esperanza inimaginable.

En una segunda visita durante un concierto en otra ciudad, Em acepta subirse al escenario, la despedida del público, y descubre la verdad de la aparente longevidad de sus familiares. Le toca a ella decidir si vive para siempre o se somete a tratamientos que no le salvarán la vida.

El tema de escoger entre la vida y la muerte no es nuevo, pero Bear lo trabaja muy bien en este cuento cuya redacción es cuidada, con los detalles conscientemente distribuidos para que no haya efecto de sorpresa final, lo que no impide que la conclusión sea satisfactoria para el lector. Incluso ese detalle está prefigurado desde el título.

The Girl Who Sang Rose Madder se puede leer en la página electrónica de la editorial.

Logo del reto de lectura de 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *