Multemedios cuando la vida se interpone

Personaliza tu blog

Un tema para quienes deseen iniciar un blog y del que no he leído tanto como quisiera se resume en un consejo muy sencillo, pero importante: personaliza tu blog.

Muchas veces, usamos las plantillas o temas que tienen disponibles las plataformas de blogs. Están listas para usar, se ven bien y, muchas veces, son gratis. ¿Cuál es el problema entonces? Todo el mundo las utiliza.

No voy a negar que la plantilla que uso para Elucubrando es de las gratuitas que ofrece WordPress.org. ¿Qué diferencia a mi blog de cualquier otro que utilice la misma? Mi blog está personalizado. Quizás el trabajo no haya sido el más profesional, pero mi blog se distingue de otros por meros detalles.

Para personalizar un blog

La opción más costosa es contratar un diseñador de páginas web que haga un trabajo exclusivo. Sin embargo, no todos podemos pagar, sobre todo, cuando con un poco de trabajo nosotras mismas podemos darle nuestro toque al blog.

Lo primero es decidir una paleta de colores. Una búsqueda rápida en la red resulta en muchos artículos del tema. Mi recomendación es escoger no más de tres como se menciona en Cómo elegir la paleta de colores, parte III: La regla de los 3 colores de Romina Viola. En mi caso, me fui en la onda minimalista por lo que escogí, blanco para el fondo, negro para las letras y azul celeste para los enlaces.

Logo de Maite Ramos Ortiz

Anteriormente los colores del blog era negro y tonos de “beige”

Lo segundo es escoger un logo, pero no salido de internet, sino uno exclusivo, creado por un artista gráfico o por ti misma si tienes la habilidad. En mi caso, contraté los servicios de una artista gráfica. El logo no solo se usa en la imagen de cabecera del blog, sino también como foto de perfil en las redes sociales y en el favicon.

Personaliza tu blog: Fan Page de Elucubrando

Desde que me lancé como escritora utilizo un retrato como perfil, excepto en mi “fan page” de Facebook donde todavía utilizo el logo

Lo último es crear contenido con tu estilo propio. Sé que es más fácil decirlo que hacerlo. ¿Cómo creo mi propio estilo? Escribiendo, no hay de otra. El estilo se desarrolla con la práctica, así que solo se logra con el tiempo. Hay que escribir hasta lograr que el lector puede reconocerte. No es tan malo como parece porque no estamos hablando de redacción creativa, sino de establecer una marca que incluye un estilo particular que nadie más debería tener.

Quien lea la primera entrada de Elucubrando, cuando se llamaba Elucubraciones de Amaranta, se dará cuenta de que estaba afectando un estilo que no es mío. Esa no soy yo. Luego de varios años, espero haber logrado el cometido de tener un estilo bastante claro, pero lleno de ironía, que no de sarcasmo. Lo importante es que me siento cómoda escribiendo las entradas, no siento que fuerzo un estilo. Escribo sin pensar en ello.

El mejor consejo

De todo lo que he escrito hasta ahora sobre iniciar un blog, me parece que el tema de esta entrada es lo más importante porque se trata del consejo más valioso: personaliza tu blog, hazlo tuyo, que no se confunda con ningún otro y lograrlo es fácil.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.