Pavo con salsa de vino y mousse de limón

Esta aventura ocurrió el lunes pasado, pero solo vengo a escribir de ella hoy. La vida es así, cuando menos una lo piensa, se complica. Pero en este caso, la complicación es buena.

Me había propuesto que mi próxima aventura culinaria sería en español. Quería demostrar que también tengo libros de cocina en la lengua de Cervantes, pero el libro resultó ser tan cervantino que, por poco, necesito un traductor.

Hace unos años me dio con comprar revistas de decoración. En una de ellas vino un librito de cocina titulado 80 recetas rápidas para hacer en menos de 20 minutos (Madrid: Micasa, s.f.). He confeccionado algunas de sus recetas y la verdad que me han salido muy bien, pero para este proyecto quería una que no se me hubiera ocurrido hacer antes e incluir un postre, porque hasta ahora los postres brillan por su ausencia.

80 recetas rápidas
80 recetas no tan rápidas


Decidí prepara la pasta con albahaca, el pavo con salsa de vino y el mousse de limón. El primer problema con el que me enfrenté fue trasladar las recetas del sistema métrico al que se usa acá. Por eso digo que casi necesité un traductor. Sin embargo, para ser honesta, terminé haciéndolo todo a ojo, la mejor forma, al final de cuentas, de cocinar. Luego, me topé con que tardé casi tres semanas en conseguir todos los ingredientes, pero lo logré. Total, a última hora no pude hacer la pasta, pero prometo hacerla más adelante. Por último, resulta que ninguna de las dos recetas que hice se preparó en menos de 20 minutos. Tardé mucho más, pero creo que valió la pena el tiempo adicional.

Pavo con salsa de vino

He de decir que la única razón por la que preparé esta receta fue porque era con pavo y como creo que ya estoy abusando del pollo, pensé que sería una buena alternativa para variar. Lo cierto es que la receta lleva ciruelas y a mí eso de cocinar con frutas no me atrae mucho. Eso no implica que no haya hecho recetas como el pollo à la veronique, que, por cierto, me queda como para chuparse los dedos, pero soy muy recelosa a la hora de mezclar frutas y carnes, por ejemplo.

Para mi gran sorpresa, el pavo con salsa de vino no solo sabe muy bien, sino que huele riquísimo. Mi mamá se la pasó diciendo: “¡qué bueno huele eso que estás preparando!” y, cuando lo probó, le gustó todavía más. Aunque no acompañé la receta con la pasta con albahaca, sí preparé los tallarines y los cubrí solamente con una fina capa de aceite de oliva extra virgen. Mejor acompañante, imposible.

Pavo con salsa de vino
Pavo con salsa de vino

 

Mousse de limón

Esta era la primera vez en mi vida que hacía un mousse y no será la última. Sin embargo, no creo que vuelva a hacer otro de limón, no porque me haya quedado malo, al contrario, era tan rico que estoy segura de que jamás me volverá a quedar otro igual.

Mousse de limón
Mousse de limón


No logré sacar una foto que le hiciera justicia al mousse, que, de hecho, fue la razón por la que no preparé la pasta. Sin embargo, puedo decir que sabía riquísimo y que estuvimos comiendo mousse por una semana de tanto que salió.

Espero en el futuro volver a incorporar un postre, ya que me gustó mucho la experiencia de preparar uno en esta ocasión. Eso sí, no sé si lo haré de un libro en español o en inglés.

4 pensamientos en “Pavo con salsa de vino y mousse de limón

  1. Anonymous

    La carnes (rojas o blancas) hechas en salsa de vino quedan riquísimas, el truco que la mayoría de la gente no sabe es que tienes que usar vino de beber, no vino de cocinar. El vino de cocinar no es otra cosa que vino al que le echan más sodio y más sal para no tener que pagar los impuestos de las bebidas alcohólicas.

    Mi grilla, quien es la tipa más extraña para comer (no te come un plato de arroz con habichuelas rosadas, pero va a Boquerón y se jarta de ostiones y almejas), cuando quiere Fettucini Alfredo tiene que ser ese que muestras ahí, el Fettuccini de espinacas. Pa’ mí que esa nena tiene unas actitudes de diva que vienen del lado Tirado.

    Oye, si estás abusando del pollo y a mí no me gusta el pavo, coño invéntate algo con salmón. Y pa’ terminar, comparte tu pan:¡QUIERO ESA RECETA DE MOUSSE DE LIMÓN!

    abrazos,
    Maricarmen

    Responder
  2. Amaranta

    La receta es súper sencilla. Te la envío por tu cuenta de Facebook.

    Ya he hecho salmón. Fue cuando se me dañó la receta (“Pasta con salmón ahumado y eneldo“). El salmón que me quedó lo hice en paella con salmón, sándwich de salmón con queso crema y aguacate y pasta aglio e olio con eneldo y salmón. No se me ocurrió tomarles fotos 🙁

    Supongo que más adelante haré algo con salmón que no se me dañe. 😀

    Responder
  3. Amaranta

    Olvidé poner que fue el día en que estrené la paella congelada. Le añadí trozos de salmón porque el que tenía era de esos de Costco que mi hermana había traído. Rindió tanto que ya viste que lo usé en tres platos diferentes.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *