Amanecer después de María quien me sigue dando duro

María me sigue dando duro

Las secuelas de María fueron más fuertes de lo que estaba dispuesta a admitir. Por eso digo que me sigue dando duro.

Primero me dio una influenza. Fiebre, dolor de cabeza, tos constante, escalofríos. De lo más entretenido.

Cuando pienso que ya estoy mejor me entra un cansancio constante. Y en el proceso he seguido bajando de peso. Así que estoy más débil que de costumbre.

A todo eso se junta la preparación de exámenes a mano y, la peor parte, la corrección. Con o sin electricidad, odio corregir.

Luego la falta de internet es otro problema. Tengo una señal débil, si alguna, durante el día, pero de madrugada me permite hacer algo. El problema es que se trata de la madrugada y la idea de interrumpir el sueño, cuando por fin baja la temperatura es criminal.

Por último, lo que pensaba que había esquivado ocurrió: la depresión pos María. Había estado negándola, pero allí estaba y me agarró con fuerza. Parece más un episodio que algo permanente. Y como María no ha hecho lo suficiente, gracias a ella no puedo contar con mis dos psicólogas: una se fue a Estados Unidos y la otra no ha abierto su consulta. Parece que los daños fueron graves.

Lo antes dicho es una muestra de cómo María me sigue dando duro y por eso hubo un receso en la publicación del blog. De ahora en adelante, se publicará cuando se pueda.

Ficha de Turey, el Taíno

Turey, el Taíno, de Ricardo Álvarez Rivón

Para septiembre, el reto lectura mensual correspondía leer un cómic o una novela gráfica. Como no acostumbro a leer ninguno de los dos géneros, consideré cambiar la opción. Sin embargo, me encontré con el cómic Turey, el Taíno, de Ricardo Álvarez Rivón, que compré hace unos veinte años y no recordaba haber leído.

El libro consta de una selección 50 tirillas, publicadas en un periódico principal entre 1991 y 1995. Cada una incluye la fecha de publicación original, aunque no aparecen en orden cronológico. Aun así hay cierta coherencia narrativa.

El humor es de fácil entendimiento, al alcance del público de cualquier edad, aunque en ocasiones resulta misógino. Hay un intento de ser históricamente correcto, con ciertos visos contemporáneos. El dibujo como tal es más rústico que la versión televisiva que muchos conocen hoy día. También carece, por suerte, del tono motivacional de esta y al no tener voz se puede prescindir de la voz del cantante de un dúo de reguetoneros que sale del televisor.

Turey, el Taíno es un cómic que apela, en primer lugar, al puertorriqueño que conozca un mínimo sobre la cultura taína y, en segundo lugar, a cualquier persona que quiera entretenerse sin complicaciones.

Logo del reto de lectura de 2017

Ficha de The Hunger Games

The Hunger Games Trilogy, de Suzanne Collins

A estas alturas, habría que vivir más aislada que yo para no haber escuchado sobre The Hunger Games. Si no es por las cuatro películas, es por las novelas. Para el mes de agosto, en el reto mensual de lectura debía leer un “best seller”. Por cosas de la vida, me leí la trilogía completa de lo que corresponde precisamente a un “best seller”.

Primero, la anécdota. Una antigua alumna se vio en la obligación de vender parte de su biblioteca ☹. Vi que tenía la trilogía a la venta y se la compré. Tan pronto terminé de leer el texto de julio, The Giver, de Lois Lowry, comencé con The Hunger Games. En menos de un mes, me había leído los tres libros.

La serie se compone de las siguientes novelas: The Hunger Games, Catching Fire y Mockingjay. Cada libro consta de 27 capítulos, divididos en tres partes. Cada parte es un acto de su respectivo libro y cada libro, a su vez, un acto de la trilogía.

Katniss Everdeen, la protagonista, es también la voz narrativa, por lo que el punto de vista es el suyo en todo momento. Se trata de una novela de aprendizaje, ambientada en un futuro distópico.

En The Hunger Games, la primera novela, se describe a Panem, una sociedad jerarquizada, ubicada en lo que hoy es Estados Unidos. Debido a una revuelta, se dividió el territorio en trece distritos, gobernados por El Capitolio. No hay que exprimir mucho la imaginación para percibir reminiscencias de las trece colonias y el poder imperial británico, pero me desvío.

Cada año se celebran unos juegos mortales a los que cada distrito (excepto el trece, desaparecido por ultrarrevoltosos) envía un tributo de cada sexo, seleccionados de manera aleatoria entre los adolescentes. En los 74º juegos del hambre, los tributos del distrito 12, uno de los más pobres, son Katniss y Peeta Mellark. Ambos sobreviven unos juegos bestiales gracias, principalmente, a la astucia y las habilidades de ella.

Catching Fire comienza con la gira de la victoria que se complica cuando el presidente de Panem, Coriolanus Snow, percibe en Katniss la mecha que podría encender una nueva rebelión. Por eso, para los 75º juegos, mejor conocidos como el Vasallaje de los Veinticinco, los tributos deben escogerse entre los vencedores vivos. Otra vez, Katniss y Peeta representan al distrito 12. En esta ocasión, la arena de juego es aún más cruel, pero sobreviven más tributos debido a microactos subversivos con el propósito de rescatar a Katniss.

Por último, Mockingjay cuenta sobre la revolución de los distritos contra El Capitolio, en lo que se podría considerar los 76º juegos del hambre. Katniss, como líder visible del movimiento, es un elemento importante en el derrocamiento de Snow, tan solo para ser sustituido por su “doppelgänger”, la presidenta Alma Coin.

Para disfrutar de cada libro, se debe leer el anterior. Aun así me parece que el segundo, Catching Fire, es el mejor. Los niveles de maldad de la arena creada por Plutarch Heavensbee son tan sádicos que su participación en la revolución resulta una sorpresa.

Debo aclarar que no se trata de alta literatura. Hay errores de redacción, personajes acartonados, nombres infantiles y símbolos explicados. Sin embargo, la trama, mayormente lineal, atrapa, sobre todo porque al estar contada por Katniss muchos sucesos no parecen tener explicación.

Se supone que se trate de novelas juveniles, pero la trama se disfruta más con par de años de experiencia encima.

Libros vs películas

¿Cuál es mejor experiencia? En mi opinión, la lectura, dejando claro que las películas no están mal. Es una pena que para el rodaje se hayan eliminado personajes como Mabel, Greasy Sae y la avox; o episodios como la visita del padre de Peeta a Katniss, el castigo al equipo de estilistas de esta en el distrito 13 o el momento entre Octavia y la hermanita de Gale. Tampoco me convence la adición de Seneca Crane a quien solo se menciona en el primer libro o de Egeria que es una creación para las películas. Creo que hubo dos aciertos: Eliminar el personaje de Fulvia Cardew y cambiar la raza de Boggs; Mahershala Ali nació para interpretar ese personaje.

Como pasa con los libros, me parece que la segunda película es la mejor.

La trilogía The Hunger Games es entretenida. Crea un mundo en el que es fácil creer y una heroína no tan convencional (excepto en el asunto de un triángulo amoroso) que es de los pocos personajes redondos, o al menos semirredondos, de la serie. No es una lectura ligera, pero tampoco difícil. Una lectura, en fin, para un reto literario.

Logo del reto de lectura de 2017

Ficha de The Giver

The Giver, de Lois Lowry

The Giver, de Lois Lowry, es la primera novela de una tetralogía. La escogí porque, según el reto mensual de lectura, en julio toca leer una novela protagonizada por un niño y ese es el caso de este texto, protagonizado por Jonas, un preadolescente de 12 años.

La sociedad en la que vive, aparenta ser perfecta: no existen los sentimientos por lo que no hay ni amor ni odio, el lenguaje es claro y preciso, las relaciones familiares están determinadas por un ente externo, por lo que no hay nacimientos ni muertes y a los doce años los ancianos determinan el destino laboral de cada individuo. Toda una pesadilla distópica, basada en el olvido.

Contrario a sus compañeros, a quienes se les asignaron tareas corrientes, a Jonas se le asignó ser el receptor de la memoria de la comunidad que conserva una sola persona, el dador del título. A partir de ese momento, la vida de Jonas cambia, sobre todo, con la presencia de Gabriel, un bebé bajo el cuidado de su padre.

The Giver está dividida en 23 capítulos, en los cuales se le presta más atención a la evolución sicológica de Jonas que a la creación del mundo futurístico a lo que le dedica lo necesario para que el lector entienda esta sociedad. En este sentido, se trata de lo que se conoce como ciencia ficción “soft” (a veces traducida como blanda y otras como suave). También se clasifica como literatura juvenil.

¿Cómo se puede vivir en una sociedad que ha olvidado su pasado? Ese planteamiento es fácil de imaginar porque vivimos en una sociedad hedonista muy dada a carecer de memoria histórica. Sin embargo, el planteamiento más importante de la novela radica en el libre albedrío. En The Giver, el olvido implica la renuncia a la capacidad de elegir individualmente y ese es el conflicto principal de Jonas.

La lectura, que es entretenida, se puede disfrutar independientemente de la edad del lector. Me atrevo a asegurar que mientras más experiencia, más posibilidades surgen de la novela.

 

Foto de los retos de lectura

Sobre los retos de lectura del 2017

En el 2017 me dispuse a cumplir con dos retos de lectura. Luego, llegó María. Contrario a lo esperado, me ha ayudado a cumplirlos

Reto del tarro de libros

Allá para el 2014 inicié un reto en el que escribí los títulos de 198 libros y luego coloqué los papelitos en un tarro. Desde entonces la lectura ha sido lenta. María me proporcionó el tiempo suficiente para terminar un mamotreto de miles de páginas (que no me arrepiento de haber leído y en circunstancias normales me hubiera tomado más tiempo completar). A partir de ahí, el tarro ha producido el título de una novela tras otra. Y yo feliz. Parece que este año será cuando más libros lea para este reto.

Reto de lectura de 2017

En enero de este año anuncié que llevaría a cabo un reto de lectura mensual para el cual escogería libros breves. No siempre cumplí en cuanto a brevedad, pero sí en lo relacionado con la lectura. Ni Irma ni María han impedido que cumpla con este reto. Incluso he seguido el tema sugerido para cada mes con cierta rigidez. El único mes en el que planeo hacer un cambio es diciembre.

Ahora

En Elucubrando se publicarán las reseñas de los libros leídos hasta la fecha en el reto mensual. Algunas ya estaban escritas desde antes de la visita de Irma. Ahora ya se podrán publicar.

Mientras tanto, continuaré leyendo sin que me detengan.