Banner de NaNoWriMo 2016

NaNoWriMo 2016: A siete días de finalizar el evento

A punto de terminar el mes en el que se supone que escriba una novela corta, no sé si tendré éxito. La razón: NaNoWriMo ha resultado impredecible.

Actualizacion del NaNoWriMo 2016Se supone que escriba 1667 palabras diarias para un total de 50 000 al final del mes. El primer día no escribí nada y a partir de ahí, no he sido consistente a la hora de producir la cantidad de palabras. Un día logro 120 palabras y el próximo llego a cerca de las 4 000. Aun así, cuando el 15 de noviembre arribó, no estaba cerca de las 25 000 palabras que debía tener escritas para ese día.

Contrario a la experiencia con “Destino errante” que se extendió a lo largo de un año, por lo que tuve varios episodios del síndrome de la página en blanco, hasta ahora el cansancio del día es lo que más me ha afectado a la hora de escribir. Prefiero aprovechar la mañana y cuando logro escribir desde temprano produzco mucho. Por motivos diversos, no siempre lo consigo, así que me valgo de las carreras de escritura que lleva a cabo todas las noches el grupo de Puerto Rico. No obstante, hay veces que estoy tan cansada que se me hace imposible pasar de 10 palabras.

Tampoco ayudaron mucho las elecciones. Recuerdo que cuando las elecciones presidenciales en Perú, estuve a punto de publicar que en Puerto Rico las superaríamos por mucho. En efecto, fue así. También, un mes antes había predicho el resultado de las de Estados Unidos. Me cuestionaron hasta último minuto, pero al final, tuve la razón. La noticia no me provocó una depresión como a muchas personas, pero perdí tiempo por estar pendiente a los medios.

Ahora me conviene aprovechar este fin de semana de cuatro días, para tratar de adelantar los más posible. De todos modos, ya me siento ganadora, que en el mundo del NaNoWriMo es llegar a las 50 000 palabras. Lo escrito hasta ahora, ha seguido el bosquejo original con cambios menores, me parece un trabajo con más posibilidades de publicación que “Destino errante” y, aunque habrá que sacar la tijera cuando comience el proceso de revisión en enero, no me preocupa porque, en esta ocasión, no ha sido traumático la redacción de la historia.

Deja un comentario