Nada que perder: La novela que escribí para NaNoWriMo

Terminé Nada que perder, la novela con la que participé en NaNoWriMo 2016.

Para ganar en este evento, es preciso escribir 50 000 palabras, aunque no se complete la novela. Yo escribí 38 752. Lo importante es que completé mi novela en tres semanas. ¡Tres semanas! Para mí fue suficientes. No habré ganado para efectos de NaNoWriMo, pero sí a un nivel personal.Conteo de palabras al terminar NaNoWriMo 2016

Otro aspecto que me ayudó fue que el grupo de Puerto Rico hacía carreras de redacción. No pude participar en todas, pero reconozco que resultaron de inspiración. Además, la conversación entre nosotros sirvió de estímulo para continuar escribiendo. Incluso ganaron cuatro de las 17 personas registradas, lo cual no está nada mal.

Portada de Nada que perder

Diseño a base de una fotografía de Subhendu Barman

Para motivarme a revisar y no dejarla en la gaveta, como parece que le ha ocurrido a Destino errante, he decidido crearle una portada nueva. La primera dejó de convencerme cuando, a punto de terminar la novela, me di cuenta de que no reflejaba lo que había escrito. La nueva, más monocromática y clásica, funciona mejor y me obliga a hacer algo con la novela, así sea publicarla en Wattpad, a ver si uso esa plataforma alguna vez.

Mojito de piña para celebrar

Celebré las bendiciones que trajo noviembre con un mojito de piña

Recuerdo que, al empezar este proyecto, lo hice bajo malos augurios. Los primeros días de noviembre habían sido terribles. De hecho, ni siquiera pensé en que terminaría la novela y a mitad no parecía ver el final. No obstante, el mes concluyó de la mejor manera posible. Tenía razón cuando dije que no tenía nada que perder.

Escribí una novela en menos de un mes

Deja un comentario