Las saturnales

Cuento sometido al Concurso de Microrrelatos Navideños II

© 2015 Maite Ramos Ortiz | https://www.instagram.com/p/_sVNUDL0MP

Recuerdo que cada diciembre la familia se reunía en casa de mi tía para celebrar la Navidad. La llamábamos la bruja porque tenía otra creencia religiosa. Sin embargo, para el solsticio de invierno declarábamos una tregua y disfrutábamos de un banquete opíparo, seguido de la entrega de regalos. Todos reíamos y compartíamos sin herirnos. Ahora que ella ha muerto, he decidido continuar la tradición en mi casa. Es lo más apropiado: soy la única que se ha percatado de que tanto mi tía, la pagana, como nosotros, los cristianos, celebrábamos lo mismo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.