Ficha bibliográfica de la novela La furia de Aquiles, de Gustavo Rodríguez

La furia de Aquiles, de Gustavo Rodríguez

De todos los textos de Rodríguez que he leído, La furia de Aquiles es el que menos me ha impresionado. En justicia hay que aclarar que se trata de una prima opera y visto desde esa perspectiva tiene su mérito.

La novela, que pertenece a la categoría de buildungsroman, cuenta la historia de Aquiles López quien se encuentra en una etapa crítica de su vida: el paso de la adolescencia a la adultez. A la presión de entrar a la universidad se le junta el cambio que implica la mudanza de Trujillo, ciudad conservadora de provincia, a Lima, capital cosmopolita. Con ese cambio viene el de sus amigos, pensionados en su propia casa, pero de los que se aleja irremediablemente.

La novela está dividida en seis partes que a su vez se subdividen en capítulos de diferentes extensiones. Al final de cada parte se incluye una narración, a excepción de la última donde aparece al principio. Cuatro de estos relatos, que tratan temas de la época antes de la llegada a Lima, aparecen en la recopilación Los cuentos de la furia, reseñada con anterioridad. La historia principal se narra de forma lineal, pero se experimenta con diferentes técnicas narrativas que en ocasiones funcionan; en ocasiones, no.

El camino que el protagonista recorre casi en solitario lo lleva a alejarse emocionalmente de sus amigos Cabeto, Mirko y Chacho que lo traicionan y a los que a su vez traiciona y cuya separación es provocada por el hecho de que Aquiles fue el único en no ingresar a la misma universidad. También lo lleva a distanciarse de su hermano adolescente, Ulises; a enamorarse de dos mujeres, Silvana y Carmina; y a descubrir su verdadera vocación, primero la de publicista y luego la de escritor. Esta historia no se distancia en principio de una buildungsroman.

Me parece que el problema principal de La furia de Aquiles radica en dos aspectos. En primer lugar, la historia aparenta tener visos autobiográficos, lo que no está mal, pero parece que este hecho provocó ciertos huecos en la trama y el que no se desarrollaran ciertos hilos narrativos que hubieran enriquecido al texto. En segundo lugar, el exceso de técnicas narrativas innovadoras, muchas de la cuales no se repitieron, provoca una cierta sensación de fragmentación que bien pudo haber sido intencional. Si se le añade que la edición digital que manejo tiene problemas de formato, no es extraño que de vez en cuando me confundiera en la lectura.

Con todo, el escritor que se convertiría Rodríguez en el futuro ya se vislumbra en La furia de Aquiles por lo que si la novela se lee antes que el resto de su obra, podría funcionar como una buena introducción a la narrativa de Rodríguez.

2013 Reading Challenge Logo

Deja un comentario