Informe de febrero

Colección de libros en febrero.
Algún día tendré algunos como estos bajo mi nombre

Novelista de fin de semana: segundo informe

Ha pasado otro mes y parece que he adelantado algo del trabajo. Antes de proseguir, debo hablar de cómo concluir el trabajo del fin de semana 4.

Fin de semana 4: El domingo solo trabajé con el guardarropa de F a pesar de que quería hacer otras cosas como trabajar con algunos personajes secundarios.

Monté el guardarropa en Pinterest. Lo primera opción de búsqueda que utilicé para encontrar ropa para F provocó que mi gaydar saliera disparado. El look metrosexual no era lo que andaba buscando, por lo que opté por jugar con varias opciones hasta lograr un conjunto que más o menos me satisficiera.

Fin de semana 5: En esta ocasión, trabajé con el escenario de la primera escena. Lo primero que hice fue bosquejarla, prestándole especial atención al decorado. Por otro lado, ese sábado comencé un curso de redacción de cuentos que estoy segura que confligirá con mi trabajo diario y con la redacción de la novela, pero no me importa.

Fin de semana 6: Comencé el sábado con mi encuentro con F del que ya he hablado antes. En cuanto a la redacción de la novela, el trabajo asignado resultó tanto que no me alcanzó el fin de semana para completarla por lo que debí trabajar un poco todos los días del resto de la semana siguiente. Me tocaba abundar más en el escenario de la primera escena para describir la utilería, descubrir sus simbolismos y encima añadirle movimiento. Parece una tontería, pero resultó un trabajo agotador.

Fin de semana 7: Otra vez me encontré con F y no voy a negar que me sigue pareciendo un tanto perturbador toparme con el doppelgänger de un personaje que sale de mi mente. Me hubiera gustado observarlo con más detenimiento, pero me contuve porque Wu Siumán andaba conmigo y no se ve bien ligar a un hombre, aunque sea para propósitos literarios, con el esposo de frente.

Por otra parte, durante la semana anterior no solo completé lo que me quedó del fin de semana anterior, sino que tuve que redactar la asignación para el taller de cuento que estoy tomando. Recuerdo perfectamente que la profesora dijo que fuéramos atrevidos, pero creo que se me fue la mano.

Para la novela, me tocaba crear el diálogo para la primera escena y en el mismo debía aparecer alguna referencia al escenario. Por fin siento que estoy escribiendo algo y no solamente preparando escenarios que puede que me sirvan o puede que no. Me sentí tan motivada que completé cinco diálogos diferentes.

Fin de semana 8: Este fin de semana no ha comenzado bien. No me encontré con F y la asignación para el taller de cuento me drenó completamente. Estuve toda la semana tratando de encontrar una figura histórica para desmitificar. No resultó tan fácil como hubiera querido, pero al final me decidí por un par que conozco bastante bien. Espero dedicar el domingo a cumplir con el trabajo. Por supuesto, que no será fácil porque tengo una ponencia que completar.

De este modo, concluyo el informe de mi segundo mes como novelista. Lo próximo que Ray me tiene en agenda es el punto de vista, la distribución en capítulos y más escenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *