Hacer ruido, sin espamear: Último consejo para futuros blogueros

A lo largo del año pasado, publiqué varias entradas relacionadas con la publicación y administración de un blog que cubrieron temas variados como la fotografía, la personalización del blog y el SEO. Hoy quiero dar un último consejo: Hay que hacer ruido, sin espamear.

Hacer ruido

Esto es importantísimo.

Aprovecha las redes sociales para comunicar el inicio de un nuevo proyecto, para adelantar el tema de la próxima entrada, para crea expectativa o para anunciar la publicación de una entrada. Como dije antes, la idea es escribir unas pocas palabras para crear interés en la lectora para que decida presionar el enlace al blog y leer la entrada allí.

Hacer ruido

Imagen de Gerd Altmann

Una buena práctica sería avisar que al día siguiente se publicará una entrada en Facebook (“fan page” y perfil personal, si se quiere) y en Twitter. El día de la publicación se puede anunciar que ya se publicó la entrada. Eso es a lo que llamo hacer ruido.

Sin espamear

Lo que no debe ocurrir es que avises en cualquier red social, cada cinco minutos que publicarás una entrada mañana o cada cinco minutos que publicaste una, a lo largo de una semana o más. Eso es espamear y no es necesario.

No espamear

Imagen de Gerd Altmann

Lo mismo va para etiquetar a la mitad de tus amigas en un estatus de Facebook. No está mal usar la función del etiquetado, si se desea, pero no a un montón de personas ni a la misma gente en todas las publicaciones del “fan page” o del perfil personal.

Tampoco es aconsejable enviar cadenas de emails sobre la publicación de entradas en el blog, contrario a lo que muchos aconsejan. Primero, no funciona y, segundo, podrías espantar potenciales lectoras. Solo hay que fijarse en los mensajes grupales del “Messenger” que van seguidos del aviso de que la mitad de las personas abandonaron el grupo durante los primeros cinco minutos.

Si se tiene miedo de que a una entrada no la lean suficientes personas, pasado el tiempo, puedes volver a publicar el enlace en alguna red social para que la lea una segunda oleada de gente. Por ejemplo, todos los jueves republico una entrada en Facebook bajo la etiqueta #tbt. De este modo, continúo haciendo ruido, evitando espamear a mis seguidoras.

Como ves hacer ruido, sin espamear es fácil y te ayudará a conseguir y mantener lectoras en ese blog que quieres publicar o  que ya está corriendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.