Capítulo 15 en la novela de una aspirante a novelista

Este título no lleva punto

Continúo leyendo la Ortografía de la lengua española (Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española, 2010) y he hecho un nuevo descubrimiento que si lo junto con lo que aparece en el MLA Handbook of Research Paper (7ª ed., 2009) me permite redactar la siguiente guía relacionada con los títulos en los textos literarios.

¿Qué es un “título”? Según el DRAE, se define en su primera acepción como ‘palabra o frase con que se da a conocer el nombre o asunto de una obra o de cada una de las partes o divisiones de un escrito’. Esas subdivisiones también se pueden conocer como “subtítulos”, que el DRAE también define en su primera acepción como ‘título secundario que se pone a veces después del título principal’. De la misma manera, un texto puede estar subdividido en partes, secciones y capítulos, cada uno con su respectivo título.

Llevan títulos los siguientes textos literarios: novelas, novelas cortas, cuentos, cuentos cortos, cuentos breves, microcuentos, minicuentos, nanocuentos (o cualquier otra denominación), relatos, obras de teatro y ensayo, entre otros. Se incluye en la lista al poema, pero se debe tener en cuenta que podría no ir titulado, aunque el primer verso hace las veces de título. Por último, las colecciones (poemarios, cuentarios, relatarios) o antología de textos narrativos también llevan título.

Salvo que se especifique otra cosa en las bases de un concurso o en los criterios de publicación de una casa editora o revista literaria, se pueden seguir las siguientes recomendaciones:

  • Los títulos no terminan con punto. NO. Nunca. A menos que forme parte de una oración completa, el título no lleva punto, inclusive si se trata de un número arábigo o romano o si se incluye un subtítulo. No, no y no. Por ejemplo:

* Plata quemada (novela)
* “Recetario de incautos” (cuento)
* “Uno” o “I” (para denominar un capítulo o poema)
* “Capítulo 15”
* Romancero gitano (poemario)

  • Se separa el título del subtítulo por medio de los dos puntos, en lugar de punto, de coma o de paréntesis. Por ejemplo:

* El tramo ancla: Ensayos puertorriqueños de hoy (colección de ensayos)
* Vivir del cuento: Antología (cuentario o colección de cuentos)
* Indocumentados: El otro merengue (obra de teatro)

  • La extensión del texto determina si al mencionarse el título lleva comillas o no.

* Las obras largas –novelas, novelas cortas, poemarios, colecciones de cuentos o ensayos, obras de teatro de tres actos o más–, pueden ir en cursiva o bastardilla. Por ejemplo:

La resaca (novela)
Trece mentiras cortas (cuentario)
Veinte poemas de amor y una canción desesperada (poemario)

* Las obras cortas –todo tipo de cuento, poemas, ensayos, obras de uno o dos actos, capítulos– pueden ir entre comillas. Por ejemplo:

– “El dinosaurio” (microcuento)
– “Amor constante más allá de la muerte” (poema)
– “Adentro” (ensayo)

* No se debe mezclar distintas tipografías como cursivas, subrayado o negritas con comillas.
* No se recomienda destacar el título por medio de tipografía o comillas cuando se presenta un manuscrito para concurso o publicación. De igual modo ocurre con las subdivisiones internas, como capítulo o secciones. Por ejemplo:

– Destinos errante (título provisorio de una novela)
– La fiesta (título de un cuento si se sometiera a concurso)
– Capítulo III

  • Si el título o el subtítulo es una pregunta o una exclamación, no es necesario incluir los signos de interrogación o exclamación. Queda a discreción del autor, pero si se incluyen hay que recordar que en español existen los signos de apertura. Por ejemplo:

* “¿Corrupción de menores?” (ensayo)

  • Del mismo modo, el título puede incluir otros signos como puntos suspensivos (solo tres), paréntesis, guiones, etc., solo si son necesarios:

* …Siempre ¡habrá poesía! (antología de poemas)

  • Independientemente de la extensión de la obra o si se trata del título, el subtítulo o la denominación de cualquier división interna, solo se coloca en mayúscula la primera palabra, a menos que incluya un nombre propio –de personaje, persona natural, país, institución–. Por ejemplo:

* El país de las mujeres (novela cuyo título no contiene un nombre propio)
* Pepita Jiménez (novela cuyo título es un nombre propio)
* La tía Tula (novela cuyo título incluye un nombre propio)

  • Se recomienda que los títulos, subtítulos, nombres de partes o secciones y capítulos vayan centralizados, al menos en el manuscrito que se somete a un concurso o a una editorial.

En cuanto a cómo escoger un título… ahí no puedo dar ningún tipo de consejo porque soy terrible en eso. Ni siquiera tengo talento para los de mis trabajos académicos o críticos. Tampoco hablemos de los títulos de las entradas del blog o el del propio blog. Para eso estoy negada. Sin embargo, pueden leer “Cómo escoger un buen título para tu libro”, de Iria López Teijeiro para Literautas, y “10 sugerencias para elegir títulos”, de Alberto Chimal para Las historias.

Y recuerden, no importa qué titulo escojan, no lo terminen con punto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.