Mural en la Universidad del Sagrado Corazón, una muestra de escapismo.

Escapismo

Me niego a escribir sobre la realidad. Es depresiva. No me interesa hablar sobre los problemas del país o el rumbo que lleva o qué debe hacer la sociedad. Prefiero escapar.

No escribo para señalar problemas o para caricaturizarlos. Tampoco para expresar pensamientos trascendentales o demostrar mi erudición o poner de manifiesto mi posmoderna mente caótica.

Escribo para escapar porque me abruma la vida, me abruma la realidad. Prefiero escapar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *