En mi cumpleaños

Bizcocho para mi cumpleaños

En par de días será mi cumpleaños. Debo confesar que hubo un momento en que pensé que no llegaría. Me alegra saber que estoy aquí para celebrar un año más.

La crisis

No hace mucho pasé por una crisis terrible. Hubo que cambiar el tratamiento por una versión más fuerte y el periodo de transición fue difícil. La ansiedad se apoderó de mí. La somaticé, por lo que, entre otras cosas, se me dificultaba el dormir.

Mentalmente me había desahuciado. Llegué a discutir con Wu Siumán instrucciones para cuando muriera. Me di cuenta de la importancia de un testamento. He sido negligente al no preparar uno. Ahora tengo una extensión de vida para remediar dicha situación.

Ahora celebraré un cumpleaños más gracias a la quimioterapia.

Mi cumpleaños

No le he dicho a nadie, pero desde que me diagnosticaron el cáncer siento que cada día que vivo es tiempo prestado. No me engaño con el cuento de que la quimioterapia me matará antes de tiempo. Ya yo estoy muerta. Cada día consciente es un regalo.

Y salvo el periodo de crisis, la vida me ha dado oportunidades que antes me negó. He presentado mi libro Ojos llenos de arena en librerías y universidades; me publicaron un artículo académico y pronto publicarán otro; dicté mi primera conferencia a estudiantes de escuela superior; fui facilitadora en el NEA Big Read; impartí un par de talleres de Escritura Creativa a estudiantes de escuela; gané un tercer lugar en certamen de poesía; me publicaron un poema en una revista digital; he redactado dos prólogos para libros, y presenté ponencias en dos encuentros académicos.

Conversatorio moderado por Juan Carlos Fret-Alvira (Prof. Quiñones).Fotografías de Arlene Bermúdez Loiz, Pablo Alexis Santos, Juan Carlos Fret- Alvira, Dalia Stella González y Heity A. Fonseca

Posted by Maite Ramos Ortiz, Elucubrando on Saturday, October 20, 2018
La presentación en la UPR en Cayey, una de las más importantes

Cumplir con todo no fue fácil, pero hubiera sido imposible de haber continuado trabajando. Sigo con problemas de memoria y concentración, pero la satisfacción de lograr el cometido puede más.

Comienza otro año con nuevos retos

Celebrando mi cumpleaños.

Lo primero es que ahora me debo cuidar más. La mascarilla se ha convertido en mi compañera constante. También debo ser más comedida en cuanto a las salidas.

Sin embargo, todavía puedo producir par de artículos más, todavía puedo participar en certámenes literarios y, lo más importante, todavía puedo publicar par de libros.

Quizás sean demasiados planes para quien vive un día a la vez. Pero no me voy a amotetar en la casa. Soy más que tejedora y bordadora. Así que en mi cumpleaños celebraré y pediré de regalo un año más de vida. Quien sabe si se convierte en par de décadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.