El traje de las gallinas

See & Sew 3889

La primera manualidad que recuerdo haber hecho fue un proyecto de costura: una blusa para una Barbie. Tendría como cinco años y estaba de visita en casa de mis abuelos. Jugaba con mis muñecas y comenté que apenas tenían ropa. Mi abuela sacó aguja, hilo y tela de su costurero, me enseñó a enhebrar la aguja y cosí mi primera blusa.

Desde entonces he cosido todas las prendas posibles. No es de extrañas mi afición por la costura. Mi abuela cosía, mi mamá tomó clases para ser modista y mi tía es la propietaria de la afamada Atelier Dolores.

En un principio, solo cosía a mano. Más adelante aprendí los fundamentos de una máquina y cosía con ella. Los proyectos eran bastante rústicos. Cuando comencé a aprender danza oriental decidí matricularme en los cursos de costura que ofrece la División de Educación Continuada y Extensión de la UPR, Recinto de Río Piedras.

La mayor parte de los proyectos de costura que hago son para mis sobrinas. Como este traje. Lo llamo cariñosamente “el traje de las gallinas”. Para hacerlo solo seguí el modelo A del patrón número 3889 de See & Sew, con una pequeña variante, y utilicé un algodón con diseño de gallinas y un pongee azul para el forro.

Materiales para el traje de las gallinas
Materiales para el proyecto



Las instrucciones decían que debía usar el forro únicamente para la parte de la blusa. Como me pareció que la tela era demasiado transparente, opté hacer el traje dos veces, una con la tela externa y otra con el forro y luego unirlos por la parte de arriba.

Modelo A
Modelo A



Creo que el traje quedó bastante bien. Me aseguré de que el largo del forro fuera mucho menor que el del traje para que no sobresaliera. Luego de terminado, me di cuenta de que la tela estaba manchada por haber permanecido doblada por mucho tiempo. Mi hermana se encargó de sacar las manchas.

Traje de las gallinas
Versión final



No hay fotos de la niña con su traje porque está en la etapa en que no se deja fotografiar, pero al menos tuve el tino de tomar una fotografía antes de entregarlo. Aprendí luego de una experiencia previa de la que hablaré en otro momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *