Ficha bibliográfica de la antología Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio, editado por Reynaldo Marcos Padua

Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio

En más de una ocasión, he manifestado que no acostumbro a reseñar libros de autores puertorriqueños vivos. La única excepción a esa regla fue el comentario que hice sobre Seva, de Luis López Nieves, y que se debió a unas circunstancias particulares. En esta ocasión, volveré a hacer una excepción y la haré porque tuve el honor de presentar este libro. Sobre esa experiencia ya hablé en otro momento.

Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio es una antología que recoge 50 cuentos por autores boricuas de varias generaciones literarias. El volumen de 600 páginas es un proyecto ambicioso que se caracteriza porque los textos son de cierta extensión, porque presentan variedad de temas, de estilos y de técnicas y porque aparecen desde autores consagrados hasta de nuevo cuño.

A pesar de algunos errores de tipografía en la primera edición, que se subsanarán en la segunda, el trabajo es impresionante. Comienza con un prólogo en el que el editor explica el propósito del proyecto y hace un recuento de trabajos antológicos previos. Luego, aparece cada cuento en orden alfabético y también viene precedido de una fotografía del autor con su correspondiente nota biográfica.

En la presentación mencioné tres relatos que me parecieron extraordinarios: “Afición por los terrarios”, de Janette Becerra, “Una hermosa mariposa blanca”, de Félix Córdoba Iturregui y “Tic-tac”, de Carmen Lugo Filippi. Esta apreciación, completamente subjetiva, no le resta mérito a los demás cuentos que, en términos generales, son joyas de la cuentística puertorriqueña. Recomiendo, por ejemplo, las narraciones de Yolanda Arroyo Pizarro, José Borges, Rubis Marilia Camacho, Pablo J. Canino, Tere Dávila, Emilio del Carril, Luis López Nieves, Margarita Maldonado Colón, Héctor J. Martell, Jan Martínez, Iris Miranda, Mayra Montero, Edgardo Nieves Mieles, Ángelo Negrón Falcón, Luis Negrón y Juan Antonio Ramos. Por otro lado, hubo relatos que no consideré a la par con los demás, lo cual no es de extrañar en una colección de cincuenta cuentos. Por suerte, ese grupo es bastante reducido.

Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio es prueba de que en Puerto Rico el género de la narración corta cuenta con cultivadores de la más alta calidad y su futuro luce brillante.

2013 Reading Challenge Logo

2 pensamientos en “Cuentos puertorriqueños en el nuevo milenio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *