Cuando el amor y el odio se juntan

Stronger tha Me canción que junta el amor y el odio

Imagen de Biah Amorin en Flickr

Elucubraciones a propósito de “Stronger than Me”, de Amy Winehouse

Conocí a Amy Winehouse después de muerta. Supongo que no soy el primer caso. Como para muchos, mi acercamiento inicial fue con “Stronger than Me”, compuesta por Winehouse y Salaam Remi y que figura como el primer corte del disco Frank de 2003. Se trata de una de mis canciones favorita, pero mantengo con ella una relación bastante conflictiva. Soy feminista y el mensaje que envía está anclado en la preservación del patriarcado más recalcitrante.

You should be stronger than me
You been here 7 years longer than me
Don’t you know you supposed to be the man?
Not pale in comparison to who you think I am

Desde la primera estrofa se establece la relación de pareja como una relación de poder en la que el hombre debe ser la fuerza dominante, entre otras razones, por una cuestión de mayoría de edad. En otras palabras, la masculinidad consiste es ser físicamente superior y con una experiencia de vida mayor que le otorgue sabiduría y que le permita tomar las riendas de la relación. Es de suponerse que hay problemas si la mujer posee mayor capacidad mental.

You always wanna talk it through, I don’t care
I always have to comfort you when I’m there
But that’s what I need you to do, stroke my hair

Se presenta como un problema el que el hombre no asuma el rol que una sociedad patriarcal le asigne. Es la mujer, y no el hombre, quien debería expresar algún tipo de necesidad afectiva. Es a ella a quien hay que guiar y preferiblemente tratar como una niña.

‘Cause I’ve forgotten all of young love’s joy
Feel like a lady and you my lady boy

Independientemente del aspecto autobiográfico de la canción, este estribillo muestra que en una relación feliz el hombre no debe ser aniñado, a lo cual no me opongo de no ser porque esa niñería se asocia con lo femenino. La imagen ideal femenina que se presenta es la de un ser que necesita de un hombre fuerte que le dé ánimo y la trate como a una niña. Lo contrario es inaceptable.

You should be stronger than me
But instead you’re longer than frozen turkey
Why’d you always put me in control?
All I need is for my man to live up to his role

En esta ocasión, la queja principal radica en que es la mujer la que mantiene el control en la relación. Sería una queja perfectamente válida si proviniera de la noción de que las relaciones de pareja no son de poder, sino compuestas entre pares. Pero este no es el caso. La canción establece que la función del hombre dentro de una relación es ejercer poder sobre la mujer.

Always wanna talk it through, I’m okay
Always have to comfort you everyday
But that’s what I need you to do, are you gay?

Acá es donde me pierdo y no sé qué más pensar. Si un hombre se muestra débil, ¿significa que es homosexual? Esto implicaría que la homosexualidad es propia de pusilánimes, lo que no es cierto. Otra vez sale a flote una visión patriarcal de la sexualidad.

He said, “The respect I made you earn
Thought you had so many lessons to learn”
I said, “You don’t know what love is, get a grip
Sound as if you’re reading from some other tired script”

El único intercambio verbal entre los miembros de esta pareja termina en un reclamo de la mujer de que el hombre no sabe lo qué es el amor. A base de lo establecido anteriormente, ese no saber consiste en que él no ha sabido subyugarla. La relación, por tanto, no es entre iguales.

I’m not gonna meet your mother anytime
I just wanna grip your body over mine
Please tell me why you think that’s a crime

La idea de incluir a una madre en la misma estrofa en la que se habla de sexo puede ser perturbadora. Una vez superada la impresión, nos damos cuenta de que otra vez reaparece la concepción patriarcal al mencionarse la postura del misionero, la única aceptada por la iglesia católica, por cierto. Tradicionalmente, se la considera ideal porque implica un dominio y control del hombre sobre la mujer, contrario a la domadora, demonizada por muchas religiones.

Carátula de Stronger than Me
Carátula del sencillo

En resumen, “Stronger than Me” presenta a un hablante lírico femenino que se queja de que su pareja masculina no cumple con las expectativas del papel que le asigna la sociedad patriarcal: carece de fuerza física, fortaleza emocional, le deja el control a ella y se muestra débil como un niño, actitud que le correspondería a la mujer. Esta canción pone de manifiesto que a pesar de que el movimiento de reivindicación femenina ha adelantado mucho, aún queda mucho que trabajar.

Y como el ser humano es contradictorio, aún cuando intelectualmente sé cuán terrible es la canción y debería odiarla, es una de mis favoritas. En ocasiones, se juntan el amor y el odio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.