Archivo de la categoría: Literatura

Todo lo relacionado con la lectura y los libros.

Ficha de la Antología del Certamen Nacional de Poesía

Antología del Certamen Nacional de Poesía José Gautier Benítez (2006-2012)

Con Antología del Certamen Nacional de Poesía José Gautier Benítez (2006-2012) culmino el reto mensual de lectura. Se supone que para diciembre leyera un libro que dejé a medias. Nada de eso. Decidí que si estuve once meses leyendo prosa, me tocaba uno de poesía.

Como bien dice el título, se trata de la antología que recoge los poemas ganadores del Certamen Nacional de Poesía José Gautier Benítez, Nombre al pensamiento grato, que auspicia el municipio autónomo de Caguas. Entre los años 2016 y 2012 se llevaron a cabo las primeras siete ediciones. De los poemarios ganadores, Jaime Marcano Montañez, escritor residente de Caguas hizo una selección de aproximadamente tres poemas por poeta ganador.

En la mayoría de las ediciones, los premios consistían en un primer lugar y un segundo lugar compartido. En otros casos, los tradiciones primero, segundo y tercer lugares y dos menciones. Por obligación, la selección es variada.

No voy a hacer una reseña de los poemas, porque insisto en no reseñar autores puertorriqueños vivos. Y es que entre los poetas ganadores aparecen nombres de escritores destacados en el Puerto Rico de hoy.

Voy a decir que además de los poemas, aparecen varios mensajes, viñetas y textos complementarios. Algunos relacionados con los poemas o el certamen y otros más cerca de una vena política.

En cuanto al trabajo de corrección, todo lo complementario está bien editado, no así los poemas en sí. Supongo que se parte de la teoría, bastante común en el mundo editorial, de que el autor es infalible y no debe corregírsele. Es cierto en la gran mayoría de los poemas que componen la antología, pero unos pocos son producto de un poeta falible que olvidó un acento, una coma o un punto. Posiblemente, el poeta no se percataría de la corrección al recibir su ejemplar de la antología.

Desconozco si el certamen se llevó a cabo este año. El huracán María pasó dos semanas antes de la fecha límite para enviar manuscritos. No he visto en ningún lugar algún comentario al respecto; ni de cancelación o posposición ni el laudo. Ojalá el año próximo se retome. Mientras tanto, tenemos la Antología del Certamen Nacional de Poesía José Gautier Benítez con una selección de las primeras siete ediciones.

Con estoy doy fin al reto mensual del lectura del 2017.

Logo del reto de lectura de 2017

Destino errante: A empezar de nuevo

A revisar Destino errante¿Alguien recuerda que allá, para el 2013, pasé el año escribiendo una novela? Se titulaba Destino errante e hice lo posible por informar cómo había sido la experiencia.

¿Recuerdan? Después de terminarla escribí alguna entrada realenga para actualizar a mis lectores. La última fue a finales del 2014, cuando intenté revisarla de alguna manera.

Ahora que saben de qué hablo, diré que para el NaNoWriMo 2017 decidí reescribirla. La había releído durante el verano y quedé horrorizada.

Como declaré el 2017 The Year of Editing Dangerously, el proyecto caía perfecto. Durante el mes de agosto, rehíce el bosquejo. No me alejaba tanto de la premisa inicial, solo agarré la tijera y eliminé un montón de personajes inservibles, de episodios repetitivos, de situaciones poco verosímiles y de capítulos.

Luego pasó María.

Originalmente había pensado en aprovechar los últimos meses del año para la reescritura y utilizar el NaNoWriMo 2017 para un proyecto que tengo pendiente.

NaNoWriMo 2017 Participant BadgeMaría me dejó sin electricidad, sin internet y sin ganas de escribir. Aun así, cuando anunciaron el inició de NaNoWriMo 2017, pensé en la reescritura de “Destino errante”.

Me tomó el mes entero reescribir la nueva versión de 15 capítulos. El total de palabras está cerca de las 15 000. Muchos días me obligaba a escribir, por eso tardé tanto. Sin embargo, fue una experiencia necesaria.

Como ya conozco tan bien la trama y los personajes pude concentrarme en las acciones y los diálogos. Apenas escribí descripciones porque muchas están en versiones anteriores de la novela y las puedo reciclar. Los detalles, se los pego luego.

La sorpresa: el punto culminante está colocado en un capítulo alejado del final. Los capítulos que me dieron más trabajo fueron los que le siguen, precisamente porque sentía que eran innecesarios.

Todo esto implica que me esperan más revisiones. Escribir una novela, así sea corta, como terminará siendo “Destino errante” no es fácil. El problema no es escribirla en sí. El año pasado probé que podía hacerlo en tres semanas. Lo más difícil es la revisión, el estar dispuesta a guardarla, para luego releer, revisar, eliminar y reescribir. Hay demasiadas novelas publicadas que se hubieran beneficiado de ese proceso. No quiero que la mía sea una de ellas.

Ficha de The Tempest

The Tempest, de William Shakespeare

Por mi trabajo como profesora de Literatura, en más de una ocasión en la que en un estudio crítico se habla de Próspero, de Calibán o de Ariel. Como no recordaba haber leído The Tempest, de William Shakespeare, lo elegí para la lectura del mes de noviembre del reto mensual de lectura.

En primer lugar, no había leído The Tempest. En segundo lugar, Próspero es el protagonista de esta obra que gira en torno al restablecimiento del orden. Para ello, el personaje se vale de la ayuda de un grupo de espíritus, sobre todo, Ariel.

Como esto es Shakespeare, hay varias subtramas como la de Miranda y Fernando, la de Alonso, la de Calibán y alguna que otra más. De todos modos, todas desembocan en la principal.

Tradicionalmente, se he interpretado a Próspero como representante del europeo sabio y civilizador y a Calibán como representante de los aborígenes americanos o el americano en general.

No me extraña esta interpretación. Próspero, como demostraron muchos europeos durante la conquista y colonización de América e incluso en tiempos contemporáneos, es un desgraciado. Aunque le asiste la razón, se vale de cualquier maña para lograr sus objetivos. Lo de esclavizar espíritus para que hagan lo que se le antoja es nada en comparación con su tendencia a manipular. Y en eso, no descarta a nadie, ni siquiera a su hija Miranda.

No me extraña tampoco que Calibán se presente como un ser física y moralmente deformado. Muchos europeos todavía nos tratan así. Nada más hay que leer la etiqueta #RAEconsultas en Twitter para ver cómo los peninsulares tratan los americanismos y a sus hablantes.

Pero me desvío del tema. The Tempest, de Shakespeare, muy lograda que es producto de una ideología que debería haberse superado, pero que sigue vigente a ambos lados del Atlántico.

Logo del reto de lectura de 2017

Ficha de Leyendas épicas españolas

Leyendas épicas españolas

Hice un poco de trampa con el libro que leía para el mes de octubre en el reto mensual de lectura. Se supone que fuera un libro escrito antes de que naciera. Leyendas épicas españolas, recopilación de Rosa Castillo, se registró el año de mi nacimiento, contiene historias surgidas unos cuantos siglos antes, que se modernizaron antes de mi nacimiento, pero se publicó a principios de los 70 y se reimprimió en los 90, para que pudiera comprar el libro.

El libro consta de un prólogo a cargo de Enrique Moreno Báez y veinte leyendas de variada extensión. Hay un intento, no muy exitoso, de acomodarlas en orden cronológico. Esto no afecta el disfrute.

Los textos son típicas leyendas medievales cuyo estilo y vocabulario se ha adaptado al español del siglo XX. Unas son más entretenidas que otras y lo mismo ocurre con la violencia que es bastante explícita.

Para la sensibilidad contemporánea la compilación puede pasar por aburrida, cuentos para niños. Pero para los fanáticos de la literatura medieval constituye un primer acercamiento a leyendas españolas del Medioevo. Y eso siempre es una alegría.

Leyendas épicas españolas es una recopilación que, en estos momentos, va dirigida a un público de aficionados a las leyendas medievales que al público general.

Logo del reto de lectura de 2017

Ficha de la novela Frankenstein, por Mary Shelly.

Frankenstein, de Mary Shelley

Frankenstein, or the Modern Prometeus, de Mary Shelley, es una obra clásica de la literatura gótica inglesa que todo estudiante de literatura debe leer. No solo pore su calidad, sino por ser la obra maestra de una escritora que apenas salía de la adolescencia. ¿Ya ven? No hay edad fija para consagrase como escritora.

La novela está dividida en cuatro cartas y 24 capítulos, dentro de los cuales aparecen epístolas y narraciones dentro de narraciones, un buen ejemplo de la caja china.

La historia gira en torno a Víctor Frankenstein, miembro de una familia destacada, cuya infancia está llena de viajes y mudanzas. Esto lo mantienen alejado de una educación actualizada por lo que sus lecturas de adolescencia son Cornelio Agripa, Paracelso y Alberto Magno. Tampoco es que su padre lo ayudara en estos menesteres. Eventualmente, entra a la escuela de medicina donde es ridiculizado por uno de sus maestros por sus lecturas obsoletas. Pero como el joven Víctor es Víctor Frankenstein, termina obsesionándose con la creación de un ser humano, lo cual logra con pedazos de cadáveres y la nueva tecnología de la galvanización.

La criatura, a la que nunca se le da un nombre, sufre el rechazo de todos, comenzando por el de su padre/creador, el joven Frankenstein. Y a la larga terminan en un juego del gato y el ratón, uno persiguiendo al otro, por turnos.

Toda la historia está enmarcada por las cuatro cartas y el capítulo 24 en los que el capitán Walton le cuenta a su hermana la historia que le ha contado un débil Víctor Frankenstein.

Este resumen es nada, al lado de todo lo que se narra en la novela. Para la sensibilidad contemporánea, la redacción es lenta y rebuscada, típica del siglo XIX. Sin embargo, en el fondo se trata de la historia del padre que rechaza al hijo. Muchos adolescentes se podrían identificar. Y es que Víctor Frankenstein es el protagonista y la criatura su antagonista, pero cada uno presenta lo mejor y lo peor del ser humano: El padre, un hombre que ama profundamente a la familia de donde procede, pero que es un imbécil con la que crea, y el hijo que solo quiere la aprobación del padre, pero que ni siquiera recibe de él un nombre, por lo que se ha propuesto hacer todo el daño posible. Muchas relaciones paterno-filiales son así… aunque no lleguen a tales extremos hiperbólicos.

Cartel de Frankenstein, por Kenneth Branagh

No es extraño que el tema atemporal de la novela haya atraído a directores cinematográfico, por lo que hay varias versiones fílmicas de la novela. La lectura de junio del reto mensual era un libro cuya película se pueda ver posteriormente. Frankenstein resultó perfecta. En efecto, vi la versión de Kenneth Branagh, Mary Shelley’s Frankenstein. En mi opinión, debió prescindir de la inclusión del nombre de la autora en el título debido a que sigue de cerca al texto, sin embargo, hay cambios, no adaptaciones, sino cambios sustanciales como la creación de una criatura femenina. No, eso no aparece en la novela.

Frankenstein es una obra maestra cuya espectacularidad esconde el estudio de las contradicciones del ser humano. Tan solo por eso, vale la pena leerla.

Logo del reto de lectura de 2017