Archivo de la categoría: Fotografía

Experiencia con la fotografía.

Fotografía de supervivencia para blogueros: 10 consejos

En relación con la fotografía de supervivencia, escribí lo siguiente a principios de año:

Mi “love affair” con la fotografía terminó. En el 2017 me di cuenta de que no importa cuántos cursos tome, mi fotografía es cuando mucho del montón. Lo mío es fotografía de supervivencia: la que necesito para mi blog para no tener que pagar derechos de autor.

¿Qué es la fotografía de supervivencia?

Flor de maga en Ponce, una fotografía de supervivencia

Aquí jugué con la regla de los tercios y el falso bokeh

A todo bloguero novel se le insiste que, para alcanzar mayor cantidad de lectores, las entradas deben incluir imágenes. Es más fácil decirlo que hacerlo. No se puede usar una fotografía o imagen de cualquier tipo, debido a que pueden estar protegidas por las leyes de derecho de autor y no será nada agradable recibir una notificación de cese y desista o una demanda cuyo resultado sea pagarle miles de dólares al creador de la imagen, a lo que tiene derecho.

La mejor opción es la fotografía de supervivencia, es decir, tomar la fotografía una misma, lo mejor que se pueda. Este consejo aplica aun cuando seamos negados para la fotografía o el dibujo.

¿Hay otras opciones legales?

Trío de chocolate, una foto de supervivencia

En este caso, la iluminación provenía solo de una ventana

Todo depende del tipo de blog. Si el mismo se monetiza, algunas opciones gratuitas podrían no funcionar, por eso recomiendo que estudies toda ley relacionada con el uso de imágenes en los blogs.

Hay imágenes de uso público que se pueden utilizar, siempre que no se monetice el blog. Una vez eso ocurra, el autor de la imagen puede exigir compensación. Hay otras del dominio público que no necesitan permiso para su uso y también las hay que se pueden usar con ciertas limitaciones. Hay que tener claro los términos de uso de cada fotografía porque no aplica lo de que porque está publicada se puede utilizar sin consecuencias.

Sin embargo, la manera más fácil de evitar cualquier lío legal, lo mejor es usar tus propias imágenes.

¿Cómo tomar fotografías decentes?

Atardecer en el Litoral, una fotografía de supervivencia

La original quedó algo torcida, usé un editor de fotos para enderezar la línea del horizonte

Hay quienes piensan que para lograr una buena fotografía se necesita un equipo especial y ser un profesional. Se trata de un mito. Lo importante no es la cámara, sino el ojo del creador de la imagen y para eso no hay que gastar mucho dinero en cursos de fotografía.

Aclaro que no está demás tomar un curso presencial o en línea dirigido por un profesional, pero para los blogueros, sobre todo, los neófitos saber usar la cámara del teléfono móvil es suficiente. La calidad de las fotografías que se puede tomar con el celular puede ser muy alta.

Consejos a la hora de tomar una fotografía con el celular:

  1. Conocer la cámara del celular. No solo hay que leer el manual, sino experimentar, apretar botones, tomar muchas malas fotografías, en fin, jugar con la cámara. (Virginia de Berenjena y alrededores ofrece unos consejos muy útiles).
  2. Tener en cuenta la línea del horizonte. Eso hará que la foto se vea derecha.
  3. Respetar la regla de los tercios. No solo ayuda con la anterior, sino que crea fotos más dinámicas.
  4. Evita usar el zoom. La calidad desmejora. A veces es mejor tomar la foto de todo y cortar lo que se quiere destacar con un programa de edición.
  5. Evita tomar fotos con flash o con poca luz, pero aléjate también del sol del mediodía. Coloca el objeto al lado de una ventana para aprovechar la luz solar.
  6. Usa un trípode y el temporizador para fotos de cerca.
  7. Aprende a hacer un falso bokeh. Las fotos de cerca quedarán más interesantes y el objeto a fotografiar resaltará.
  8. Prepara la escena. Todo lo que aparezca en la fotografía debe estar planificado. En un principio procura la sencillez.
  9. Aprende a usar un buen editor de fotos. No mejorará una mala fotografía, pero ayudará cuando se trate de una buena.
  10. No tomes fotos en blanco y negro. Mejor tómalas a color y cámbialas con el editor de fotos
Matcha latte, una fotografía de supervivencia

En esta foto trabajé con el falso bokeh y la línea del horizonte

Existen varias opciones para conseguir imágenes para acompañar una entrada de un blog. Un primer paso es estudiar las leyes que rigen su uso. Sin embargo, una opción económica es tomar la foto una misma, en lo que llamo fotografía de supervivencia, que ofrece varias ventajas. Entre ellas, el pago de derechos de autor y que se tiene la fotografía que se necesita.

Mi recomendación para blogueros es convertirse en fotógrafos aficionados. La fotografía de supervivencia ofrece muchas satisfacciones. Solo hay que estar dispuesta a experimentarlas.

El consejo más importante será tener paciencia. A veces es preciso tomar varias fotos en diferentes planos hasta lograr la que se desea. Recuerda que no es necesario publicarlas todas las que tomes, solo la mejor o las mejores. La fotografía de supervivencia implica también saber escoger cuál se publicará y también reconocer si se debe volver a hacer una sesión fotográfica.

Cazabanderas

Por fin termina el 2017. Luego de haber escrito tanto sobre las tribulaciones que dejó María a su paso, es hora de hablar de una buena experiencia: cuando fui cazabanderas.

Entre mediados de junio y principios de agosto visité catorce de las banderas pintadas hasta la fecha en el proyecto 78 pueblos y 1 bandera, a cargo de Héctor Collazo, que consiste en pintar una versión de la bandera puertorriqueña en cada pueblo de la Isla.

Fue de las mejores experiencias que he tenido en la vida. Primero, es divertido planificar el viaje. Segundo, se conoce gente en cada punto. Tercero, se descubren lugares de Puerto Rico que quizás no se conocían. Por último, y lo mejor, es una experiencia familiar.

18 de junio de 2017

Cazabanderas en el Este

San Lorenzo, Humacao y Fajardo

Fue la primera vez de Wu Siumán y yo en estos trotes. Cathy y Lucy nos acompañaron. Visitamos la de San Lorenzo, que se caracteriza por estar al revés, la de Humacao, que en realidad eran cinco banderas, y la de Fajardo.

La Humacao era mi favorita. Simplemente espectacular.

4 de julio de 2017

Cazabanderas en el Sur

Cayey, Salinas, Yauco, Juana Díaz y Ponce

La intención inicial del viaje era llegar a la playa de La Guancha para respirar salitre y mejorar la tos constante que me aqueja al día de hoy. Las perrijas nos volvieron a acompañar. En el camino hicimos parada en Cayey, Salinas, Yauco, con su estrella colgante, Juana Díaz, que se nos hizo difícil encontrar (parte de la magia de ser cazabaderas), y la de Ponce, que estaba recién pintada.

De este grupo, la de Yauco me encantó.

21 de julio de 2017

Cazabanderas palesianos

#teamPalés en Ponce | Fotografía tomada por Paloma Martínez

En esta ocasión, estaba en un encuentro profesional en la UPR en Ponce, donde nos presentamos los estudiantes del proyecto de Palés y yo y aprovechamos para visitar la de Ponce y beber frappé en La Guancha.

27 de julio de 2017

Cazabanderas en el Norte

Guaynabo, Bayamón y Cidra

Esta vez montamos a mi sobrina en el carro y dimos una vuelta mucho más larga de lo que parece. Además de cazar banderas vistamos otras atracciones por el camino.

Vimos las banderas de Guaynabo, Bayamón y Cidra. Esa última fue la favorita de mi sobrina. No se quería bajar del columpio.

4 de agosto de 2017

 

Cazabanderas en la montaña

Aibonito, Barranquitas, Naranjito y Bayamón

Aprovechamos que fuimos a visitar a mis sobrinos y cazamos algunas banderas en la montaña. La de Aibonito fue la más difícil de fotografías, la de Barranquitas resultó fácil de encontrar, la de Naranjito por poco pasamos de largo y la de Bayamón otra vez porque se puede repetir.

En resumen, la más difícil de localizar fue la de Juana Díaz; la más original, la de Yauco; la más divertida, la de Cidra, y la más espectacular y mi favorita, la de Humacao.

Si tanto me gustó la experiencia, ¿por qué la suspendí? Por culpa de Irma y de María. Entre los caminos intransitables, el ajetreo diario de vivir sin electricidad y el hecho de que María destruyera varias, entre ellas la de Humacao, se me han quitado las ganas de continuar.

Recientemente, vi las de Cayey y Ponce. La primera está en un estado lamentable; la segunda, intacta. El ying y el yang. Así es la vida. Puede que en algún momento del 2018 me sienta con ánimos para. retomar la actividad de ser cazabanderas.

De vuelta

Mis intenciones no eran tomarme ocho semanas de vacaciones, virtuales o no. Sin embargo, ese fue el tiempo que me tomó volver a elucubrar. Ya estoy de vuelta.

Aproveché estas semanas para terminar el semestre, realizar la limpieza de verano, comenzar un nuevo semestre y considerar intensamente sobre mi futuro. Y se me ocurrió un negocio. La realidad es que somos demasiados doctores en Literatura y muy pocas oportunidades de trabajo. Eventualmente, me quedaré sin empleo Algo debo hacer y ya sé qué.

Caguas es Caguas

También llegué a la conclusión de que este blog apenas he hablado de Caguas. ¿Cómo es posible? Llevo viviendo en esta ciudad (¿país?) tres años y las historias son muchas. Por eso he decidido comenzar una serie de entradas sobre mis experiencias en el centro y corazón de Puerto Rico.

Caza banderas

Bandera en La Guancha, de vuelta en Ponce

Esa mañana fuimos a la playa de La Guancha, pero le eché una ojeada a la bandera

Otra actividad en la que participé durante estas vacaciones fue la de cazar banderas. Se trata de visitar las banderas pintadas por Héctor Collazo como parte de su proyecto 78 pueblos y una bandera. Aún no se ha terminado el proyecto y Wu Siumán, las perrijas y yo no hemos visitado todas las que están pintadas, pero hemos disfrutado nuestras aventuras y hablaré de ellas en algún momento.

Reto de Lectura

En enero anuncié que haría un reto de lectura mensual. No lo he interrumpido. Ni la huelga, ni la reposición del semestre, ni las vacaciones han interrumpido mi empeño de completar este reto. Hasta ahora, he podido completarlo porque he escogido textos relativamente cortos.

Aun así, tardé más de un mes en leerme el libro de junio, Frankenstein, de Mary Shelley, porque coincidió con la reposición del semestre que fue de locura. Por suerte, el texto de julio, The Giver, de Lois Lowry, me lo leí en dos días.

Además, redacté las reseñas de todos los libros leídos hasta ahora, que iré publicando a lo largo del resto del año.

El río La Plata

El tramo de Naranjito del río La Plata

Elucubrando en las redes

Por último, he estado poniendo al día las redes sociales, lo que implica que habrá contenido exclusivo en Twitter, los lunes miércoles y viernes, y en Instagram los martes, jueves y sábados. En ambos lugares usaré la etiqueta #elucubrando y, de vez en cuando, #maiteramos también.

 

Mientras tanto, aquí estamos de vuelta, elucubrando como siempre.

Huelga 2017: #teamUPR

Once recintos, una UPR

Lema de la huelga del 2010, rescatado en la del 2017

El sistema de la Universidad de Puerto Rico está otra vez en huelga. No son todos los recintos ni se está llevando a cabo de la misma manera en cada uno. Varias son las razones para que los estudiantes han tomado esa decisión. La principal: Hay un intento concertado de pate del gobierno para destruir la educación superior pública en favor de la privada.

Asalto al país

Puerto Rico está en quiebra. Tiene una deuda insostenible y el poder imperial en Washington, DC, nombró una junta fiscal plenipotenciaria para asegurarse de que la deuda se pague por encima del sentido común. Vamos, que no soy economista y sé que un país cuya gente vive en la pobreza por falta de trabajo, carece de poder adquisitivo para mover la economía. El gobierno ha decidido apoyar las medidas de austeridad que pretende imponer la junta.

450 millones menos

El chiste es que han decidido sin ningún estudio y sin auditar la deuda, paso lógico e imprescindible, recortar el presupuesto de la universidad por la mitad. $ 450 000 000 es la cifra mágica. Esto implica el desmantelamiento del sistema universitario que ha estado en proceso desde, por lo menos, el 2006, con ayuda de mucha gente adentro, que en su visión miope, no se dan cuenta de que ellos también se verán afectados.

Reforma universitaria

Hasta ahora no he dicho nada que no se sepa. Por ejemplo, es sabido que el sistema universitario debe reformarse. Pero los intentos de hacerlo vienen de afuera. Así no va a funcionar máxime cuando las propuestas que salen de dentro de la universidad se descartan de plano. Por supuesto, los saboteadores principales están adentro. Son aquellos que hablan de innovación en la enseñanza, pero cuando llega alguien con métodos nuevos es criticado; aquellos que pretenden conservar la casta basada en rango académico porque así ha sido siempre; aquellos que trabajan arduamente para cortarles las alas a profesores sin plaza porque ellos la tuvieron difícil y ahora es su turno de vengarse; aquellos que piensan que los estudiantes son sus subalternos, por lo que se les puede humillar.

Huelga 2017

La universidad no es la única que saldrá perjudicada con la dupleta junta/gobierno, pero los únicos que se han levantado hasta ahora son los estudiantes. ¿Por qué el resto del país simplemente acepta las medidas de austeridad y critica a los jóvenes? Mi teoría es que tienen miedo. Miedo a que las cosas cambien, a perder el trabajo, a quién sabe qué más. Es más fácil se dócil que reconocer que hay que todo el pueblo debe tirarse a la calle a protestar. Los jóvenes universitarios no tienen miedo.

Poco que perder

Una persona que tiene poco que perder es peligrosa. Los estudiantes saben que tienen poco que perder, pero mucho que ganar. Si no lo intentan, no sabrán qué lograrán y saben que este es el momento de intentarlo.

Gallo de la huelga de la UPR en el 2010

Mural pintado en le Recinto de Río Piedras durante la huelga del 2010

¿Dónde me encuentro en todo esto? Soy de las que tienen poco que perder. ¿El trabajo? Ese lo perdí cuando se recomendó reducir la plantilla de profesores en un 50 %. Soy profesora por contrato a tiempo parcial y seremos nosotros los primeros en irse. Y aunque no fuera así, es mi deber moral apoyar a los estudiantes en esta huelga en la medida de mis posibilidades. Contrario a la junta, al gobierno y a los elementos internos que trabajan para destruir la universidad yo sí miro hacia el futuro. La reacción en cadena empobrecerá más a la población; quebrará los pocos negocios locales que quedan, particularmente cafeterías, librerías y tiendas; afectará la salud general, y llevará a más individuos a la quiebra y la emigración.

Apoyo la huelga universitaria del 2017 sin miedo. Ahora carpetéenme.

Otras nueve: Lo mejor de Instagram en el 2016

En el 2016 me dije: “Ya no más”. He gastado mucho dinero en equipo, clases y seminarios de fotografía. ¿El resultado? Sigo produciendo fotografías con problemas técnicos. Si no logro la foto que me propongo, ¿para qué pasar tanto esfuerzo? En el 2016 decidí que haría lo mejor posible, pero no me mataría por lograr la foto perfecta. Al final de cuentas, no voy a vivir de la fotografía.

La rosa que creció el día de la muerte de mi madre.

Esta rosa floreció el día que mi madre murió, por eso me gusta la foto

Por esa razón, las fotos del 2016 se tomaron con la cámara del celular o de la tableta. Muerto el pollo.

Las otras nueve del 2016

Escogí las mejores fotografías que tomé durante el 2016. El criterio de selección fue simple: me gustó el resultado. No necesariamente son las más perfectas en términos técnicos, pero las que prefiero. En algunas experimenté con la edición, en otras con el objeto, una es el resultado de un golpe de suerte y creé mis versiones de fotos clichosas.

Como me conformo con lo que tengo, decidí aumentar con Snapchat mis oportunidades de tomar más fotografías con el celular. Aún estoy tratando de entender la aplicación, pero le he dado un uso para la educación que no imaginé posible.

Mi primer Snapchat

Creo que esa es Desecheo

No tengo idea de cómo será el 2017 en términos fotográficos. Con los tiempos tan lúgubres que se avecinan, tengo dos opciones: rendirme ante las tinieblas o aprovechar lo bello de la vida para fotografiarlo. Una de las dos se ajusta tan bien a mi personalidad, que me pregunto para qué considero la otra. Ya veremos en enero de 2018.