Archivo de la categoría: Aventuras culinarias

Experiencia en la cocina.

Portada del pan de coco

Pan de coco

Allá para el 2016, cuando nadie pensaba en huracanes despiadados o en picadas de cangrejos, preparé un pan de coco. Han tenido que pasar dos años para que presente el paso a paso. Dice el refrán algo como que más vale tarde que nunca.

La receta que preparé está basada en la de Deb Perelman de Smitten Kitchen que a su vez se basa en la de Bill Granger que apareció en The New York Times. Pueden encontrar la información exacta en la entrada de Deb.

Preparar este pan de coco es muy sencillo y el resultado espectacular.

Ingredientes

  • 2 huevos grandes
  • 1 1/4 tazas de leche de su elección
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 1/2 tazas de harina
  • 1/4 cucharadita de sa
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 a 2 cucharadas de canela en polvo
  • 1 taza de azúcar (recuerde que se puede usar menos cantidad u otro endulzante al gusto)
  • 1 1/2 tazas de virutas de coco dulce
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
  • Aceite vegetal para engrasar un molde de pan de 9×5 pulgadas

Procedimiento

Horno a 350 ºF

    Precalentar el horno a 350 ºF.
Mezcla de los líquidos para el pan de coco

En un cuenco pequeño mezclar los huevos, la leche y la vainilla.

En un cuenco mediano, cernir la harina, la sal, el polvo para hornear y la canela.

Añadir el azúcar y el coco a la mezcla.

Preparando el pan de cocoHacer un hueco en el centro de la mezcla de la harina y verter la mezcla líquida. Mezclar bien.

Líquidos y sólidos del pan de coco

Añadir la mantequilla hasta lograr una consistencia suave, pero sin mezclar demás.

Masa del pan de coco

Engrasar el molde y echarle harina o cubrirlo con aceite en atomizador. Verter de forma pareja la mezcla y hornear aproximadamente una hora o hasta que se inserte un palillo de dientes y este salga limpio.

Dejar enfriar por cinco minutos y luego retirar del molde y dejar enfriar en una rejilla.

Hogaza del pan de coco

A la hora de servir existe mucha opciones: tostado o no, con mantequilla, miel, jalea, mermelada, mantecado o simplemente solito. No importa cómo sea queda delicioso. Inténtenlo algún día y ya verán.

Té de mimosa con torre Eiffel

Té de mimosa

Hace algún tiempo descubrí que Argo Tea tiene una versión de mimosa a base de té. Pensé que estudiando las notas del chef podría llegar a un sabor bastante cercano. Sabía que no sería idéntico, pero de que lo intentaría, lo intentaría. Tendría mi propia versión de té de mimosa.Jasmine TeaMosa Chef's Notes

El resultado está a continuación. Se trata de una versión abstemia. El té de jazmín a usarse es una mezcla de té verde y flor de jazmín, pero también se consigue una versión con té blanco.

Ingredientes

Ingredientes para el té de mimosa

  • 4 a 6 bolsas o cucharaditas de té de jazmín
  • 3 tazas de agua hirviendo
  • 2 onzas de agua carbonatada
  • Zumo de una china o naranja
  • Endulzante a gusto
  • Hielo picado

Procedimiento

  1. Hervir el agua entre 160 a 180 ºF (unos 86 ºC). Retirar del fuego.
  2. Té de jazmín en infusiónPoner las bolsas de té o las cucharaditas de hoja suelta en un infusor y deja en infusión de 1 a 2 minutos.
  3. Retira las bolsas o el infusor. Verter el té en una jarra y añadir el endulzante.
  4. Colocar en la nevera hasta que enfríe.
  5. Verter 6 oz del té en vasos con hielo picado.
  6. Extrayendo el jugo de chinaIncorporar el jugo de china.
  7. Añadir 2 oz de agua carbonatada a cada vaso.
  8. Adornar con pedazos de fresa o rodajas de china.

Si se prefiere la versión alcohólica, se puede sustituir el agua carbonatada por champaña. Nunca lo he intentado, deber saber bueno.

Té de mimosa listo para beber

Ahora que se acerca el calor, esta es una alternativa refrescante y diferente para combatirlo.

Atún guisado

Plátano y atún guisadoParte del problema de vivir sin electricidad es que ciertos productos desaparecen y otros se multiplican. Desaparecen los alimentos que requiera refrigeración y se multiplican los envasados, particularmente en lata. Para variar un poco, sugiero una receta de atún guisado.

La forma más fácil de comer una conserva, cualquiera que sea, es directo del envase, lo cual es muy común con el atún. Sin embargo, las carnes y pescados enlatados se pueden variar con recetas sencillas, fáciles de adaptar para cocinar en una hornilla de gas.

Antes de continuar, debo aclarar que las fotografías se tomaron antes del paso del huracán María.

Ingredientes

  • Una cucharada de sofrito básico (cebolla, pimientos, ajo, ají dulce, cilantrillo y recao)
  • ¼ de taza de salsa de tomate
  • Una hoja de laurel
  • Dos latas de 7 oz de atún de atún
  • Un huevo hervido (opcional)

Procedimiento

  1. Caliente un caldero o una olla con un poco de aceite de oliva a fuego medio alto.
  2. Añada la cucharada de sofrito (o los ingredientes que tenga disponible). Caliente a fuego medio de 5 a 10 minutos. No permita que los ingredientes se quemen.
  3. Vierta la salsa de tomate, mezcle y dejé calentar a fuego medio de 5 a 10 minutos.
  4. Antes de añadir el atún, eche la hoja de laurel.
  5. Incorpore el atún, mezcle bien y deje cocer a fuego bajo de 10 a 15 minutos.
  6. Si se desea, coloque pedazos de huevo hervido al momento de servir.

Plato de atún guisado

Los tiempos aproximados de cocción se deben a que la hornilla de gas cocina más rápido que la eléctrica, además que cada hornilla funciona a su ritmo. Por otro lado, no acostumbro a salpimentar esta receta, pero dejo a discreción de quien la prepare si desea añadir sal y pimienta. Por último, si mientras se cocina los líquidos se han evaporado, no hay problema con añadirle agua antes de la última cocción. Solo hay que procurar que no resulte aguado.

El atún guisado se puede acompañar de arroz, malanga, ñame, yautía, papa, yuca, es decir, cualquier tubérculo. Es especialmente delicioso con guanimes o con plátano hervido. Sé que ahora es casi imposible conseguirlos porque María destruyó la cosecha de plátanos del 2017. Tengo fe de que la del 2018 va a prosperar.

Té con leche al estilo María con leche el polvo

Té con leche al estilo María

Hace poco revisé las entradas ya escritas o en estado de borrador y me percaté de que muchas son de recetas que preparé antes del paso del huracán María por Puerto Rico, cuando todavía tenía electricidad.

Me parece absurdo publicarlas ahora que llevo meses sin electricidad y que la mayoría de las personas en el país están pasando por la misma situación. Sin embargo, hay una receta que puedo compartir.

Té con leche al estilo María listoTé con leche al estilo María

Por suerte el té se puede preparar en una estufa de gas. Gracias a eso, no he tenido que sacrificar este gusto, aunque sí cualquier versión fría. Pero como el frío navideño se apodera de las mañanas, una receta como esta es perfecta.

Ingredientes

(Las cantidades son aproximadas. Después de María me doy permiso de hacer desarreglos).

Ingredientes para el té con leche al estilo María.

1 cucharadita de té en hoja o 1 bolsa del preferido

8 onzas de agua.

1 cucharadita de azúcar

3 cucharadas de leche en polvo

Procedimiento

Para este paso a paso, usaré una mezcla de té verde, piña y coco.

  1. Hervir el agua hasta que la tetera pite o el agua en la cacerola hierva vigorosamente. Olvidemos eso de alcanzar una temperatura específica. No estamos para buscar ningún termómetro.
  2. Poner las hojas en un infusor y colocar en la taza o echar la bolsa de té en la taza.
  3. Infusor con el té para el té con leche al estilo María.Verter el agua con mucho cuidado y dejar reposar en infusión lo que indiquen las instrucciones del té, casi siempre unos cinco minutos, más dos minutos adicionales.
  4. Azúcar para el té con leche al estilo María.Retirar el infusor, colar si es necesario y añadir azúcar a gusto.
  5. Té con leche en polvoAñadir la leche en polvo y mezclar. Uso una medida, pero no la lleno al tope porque la leche en polvo tiene un sabor dominante.
  6. Beber de inmediato.

Advierto que no queda tan espeso como si se preparara con leche fresca. Recomiendo experimentar con las cantidades, sobre todo de la leche en polvo, hasta llegar al sabor deseado.

Limonada

Vaso de limonada frescaHa hecho calor… mucho calor. Beber agua es una manera para combatirlo, pero a veces hay que cambiar. Por eso intenté preparar una limonada.

Mi historia con las limonadas es bastante triste: por más que lo intentara, no lograba preparar una que combine las cantidades perfectas de agua, azúcar y zumo de limón. O quedaba demasiado dulce o resultaba demasiado agria.

No ayuda mi autoestima que hace unos años se pusieron de moda unos quioscos que vendían un envase de 32 onzas de pura maravilla limonera, preparada al momento. No importaba al que fuera, siempre quedaba perfecta. Ya no se ven tantos por ahí, así que me toca preparar la mía.

Decidí recurrir a la Internet. Si mi limonada no queda bien, la red lo logrará por mí. Buscando y buscando, me encontré con la versión de Elise Bauer en Simply Recipes. La receta se llama “Perfect Lemonade”, es decir, la limonada perfecta. Con eso tuve para adoptarla (eso, e intentar varias otras fallidas).

Ingredientes

  • ¾ a 1 taza de azúcar
  • 4 tazas de agua
  • 1 taza de zumo

Limones recién esprimidos

Procedimiento

  1. Comenzar con el jarabe o sirop. Colocar una taza agua y el azúcar en una olla pequeña, llevar hervir e inmediatamente bajar a fuego lento. La receta original utiliza azúcar blanca granulada, yo acostumbro a usarla sin refinar. También uso una medida de 2/3 taza de azúcar. Recomiendo experimentar con la receta en varias ocasiones hasta llegar al dulzor deseado.
  2. Mover hasta que el azúcar se disuelva y retirar del fuego. Aproximadamente unos 20 minutos.
  3. Cítricos para la limonadaEste es buen momento para extraer el zumo. ¿De qué? Eso depende de las preferencias. Una limonada debería consistir solo de limones, pero esta receta funciona muy bien con limas, cuyo sabor es más fuerte (mi versión favorita). Otra opción es mezclar limas y limones, e incluso hacer un refresco de cítricos al añadir el zumo de una china o naranja. Lo importante es lograr una taza de zumo.
  4. Verter el zumo y el jarabe de azúcar en un envase de 32 onzas. Recordar que el jarabe debería estar tibio, pero hay que usar la precaución porque podría estar caliente.
  5. Añadir el resto del agua. Aquí tampoco estaría mal experimentar un poco, por si se quiere más concentrado o más aguado. Se añade más o menos agua, dependiendo el gusto.
  6. Mezclar y refrigerar entre 30 a 40 minutos. No hay ningún problema con dejarlo más tiempo.
  7. Agitar un poco antes de servir sobre hielo, si así se desea.
  8. Es opcional adornar una vez servido. Se puede usar: rodajas de limón o lima, ramos de alguna hierba aromática como hierbabuena, menta o romero, un pedazo de fresa, una cereza…

Limonada recién preparada

Después de mucha experimentación, llegué a las cantidades perfectas para mi familia: a mí me gusta en el lado dulce; a Wu Siumán, en el agrio. Gracias a esta receta logré un término medio y, además, combatimos el calor.