Archivo del Autor: Maite Ramos Ortiz

Acerca de Maite Ramos Ortiz

Bloguera, tuitera y profesora universitaria, no necesariamente en ese orden. Más información en .

Promoción de Casa Norberto de la presentación de Ojos llenos de arena

La presentación de Ojos llenos de arena

Hacer lo que sea me cuesta. Entre los efectos secundarios del tratamiento anticáncer están la sensación de cansancio y la visión borrosa, entre otros. Tal parece que me afectan y por eso no había hablado antes de la presentación de Ojos llenos de arena.

Presentación a cargo de la Dra. Marta I. Jiménez | Apoyen lo nuestro: Casa Norberto • Libros & Cafébar, Lisa Marrero-Rosario Instructor, Matbakh Aziza, Zenaida Marie Photography

Posted by Maite Ramos Ortiz, Elucubrando on Saturday, September 15, 2018

Es poco lo que puedo decir sin cansarme mucho. Esa noche estaba feliz. Creo que se nota en las fotografías. La Dra. Marta I. Jiménez reseñó el libro de una manera que habló de todos los cuentos (trece en total) sin delatar los finales. Fue mucha gente, entre ellos compañeros de trabajo, estudiantes de Río Piedras y de Cayey, amigos y, los más importantes, familiares.

Cumplí mi promesa de usar el traje al que llamé “Fantasía floral” por ser el favorito del público. También se vendieron muchos ejemplares y hasta se hizo un Facebook Live, gracias a El Post Antillano:

En resumen, estoy muy contenta con la actividad. Ahora me preparo para las próximas presentaciones que serán más conversatorios, todas en octubre: En UPR-Humacao el 9; en Librería Laberinto el 11, y en UPR-Cayey el 16. Habrá otras, pero se anunciarán más adelante.

¿Cómo podré cumplir con los compromisos si me siento tan cansada? Poco a poco, un día a la vez como he hecho hasta ahora.

Reto fotográfico de agosto

Por alguna extraña razón, a veces se me ocurre hacer algo, alguna cosa aleatoria, que no estaba en mis planes y que tiende a complicarme un tanto la vida. Esa es la historia del reto fotográfico de agosto de 2018.

Me gustan los retos fotográficos, pero no esperaba volver a hacer uno

Lo he dicho anteriormente: me gusta hacer retos fotográficos, sin embargo, también dije que ya no me interesa tanto la fotografía, así que pensé que eso de los retos era asunto del pasado.

Ficha del reto fotográfico de agosto 2018

Ficha del reto fotográfico de agosto

¿Qué paso? La verdad es que no sé. A finales de julio estaba pasando por un proceso de toma de decisiones. Por enésima vez se posponía el inicio del tratamiento anticáncer, no estaba viviendo en mi casa y no sabía si regresaría a trabajar. En medio de eso, veo el reto y decidí hacerlo. Así nada más.

Lo encontré en el blog Books & Cupcakes de Jessica, que parece inactivo, pero eso no impide que pueda hacer el reto que data del 2013. De hecho, me sentí muy solitaria.

31 días de libros

Me encanta leer y tengo una biblioteca bastante respetable, por lo que pensé que este reto sería fácil. Solo que no contaba con que no hay tantas formas creativas de fotografiar libros, lo que complica un poco la vida, y tampoco puse mi mayor esfuerzo.

Puedo decir que el reto me sirvió para darme cuenta de que todavía tengo demasiados libros sin leer en mi biblioteca y una buena cantidad de ellos pertenecen a la literatura puertorriqueña actual. Mi especialidad es la literatura española, pero vivo en Puerto Rico y soy escritora puertorriqueña de actualidad. Debería estar más al día en cuanto a lo que se produce en la Isla.

Y mientras tanto

Aproveché agosto para tomar decisiones importantes, iniciar por fin el tratamiento, continuar un proceso de limpieza profunda de la casa una caja a la vez, trabajar con un artículo académico para publicar, editar un libro, revisar la primera novela que espero publicar y planificar la presentación de un libro el mes siguiente. Parece mucho, pero estoy trabajando poco a poco y la mayoría son proyectos que apenas están empezados por lo que continúo con ellos en septiembre.

También, en el espíritu del reto fotográfico, pregunté qué modalidad prefieren leer los usuarios de mi página en Facebook.

Tengo claro que prefiero leer prosa, sin embargo, pensé que con la cantidad absurda de poetas que hay en este país los usuarios preferirían el verso. Me equivoqué. La prosa es reina suprema de la lectura boricua. Menos mal, porque la mayoría de los libros fotografiados están escritos en prosa.

Después de esta experiencia, ¿me meteré en el lío de otro reto fotográfico? Quizás. Ya no lo puedo descartar. Por ahora descanso de los retos y me dedico al de lectura, el del tarro de libros, del que están surgiendo títulos muy interesantes.

Presentación de Ojos llenos de arena

Ojos llenos de arena se presenta en sociedad

Este próximo jueves 6 de septiembre de 2018 se llevará a cabo la presentación en sociedad de mi libro de cuentos Ojos llenos de arena.

Si el párrafo anterior parece frío y desapasionado se debe a un extenuante ejercicio de autocontrol: ¡Estoy feliz!

Con mi bebé Ojos llenos de arena

Feliz, feliz, feliz

No he aprovechado el blog para hablar de mi experiencia con la publicación del libro. Mea culpa. Pero una visita a las notas de mi página oficial en Facebook cuenta otra historia.

No puedo contener la emoción. Es mi primer libro. Supongo que no será igual con los próximos, porque habrá otros, que nadie lo dude.

Por lo pronto, la presentación en sociedad de Ojos llenos de arena se llevará a cabo el 6 de septiembre a las 7:00 p. m. en Casa Norberto, Plaza Las Américas. La misma estará a cargo de la Dra. Marta I. Jiménez. Allá les espero.

P. D.: Me pareció divertido crea una encuesta para decidir qué vestido usaré para la ocasión.

El próximo jueves 6 de septiembre presento mi libro en Casa Norberto • Libros & Cafébar a las 7:00 p. m. Ayúdame a escoger lo que vestiré ese día.

Posted by Maite Ramos Ortiz, Elucubrando on Wednesday, August 29, 2018

Picos y valles: El resultado

Terminé la manta Picos y valles y quedó preciosa. Por lo menos el resultado a mí me gusta. No es que lo haya tejido yo, es que la manta es de por sí muy linda. No por eso dejé de tener problemas.

Un error que otro

Mientras la fui tejiendo le tomé varias fotos lo que me permitió observar alguno que otro error. Nada que afectará el resultado final. De todos modos, debo tener algo de calma para cuando vaya a trabajar la próxima manta.

Picos y valles de fondo en una fotografía

La llegué a usar como fondo para una foto

Maldito borde

Lo peor del diseño fueron las instrucciones, particularmente las del borde.

Mi meta se convirtió en tejer una manta monocromática. El color guayaba se merecía ese trato. Pero no se pudo. Me quedé corta de hilo.

Según las instrucciones se tomaba cinco madejas de hilo y yo tenía exactamente esa cantidad. Sin embargo, me eché seis. La quinta madeja me alcanzó para dos vueltas de las cinco del borde. Podía dejarlo así, pero me pareció incompleto.

Picos y valles en proceso

Aún le faltaba tejer el borde

La solución fue destejer, excepto la primera vuelta, y utilizar un azul oscuro para las cuatro vueltas restantes. Fueron tantas la dificultades con las instrucciones que a la larga, solo logré tejer tres vueltas con ese hilo. Decidí obviar la quinta y, en esta ocasión, sí me parece que el borde parece terminado.

Algo sobre el hilo azul

No tengo idea de dónde salió. Llevo años con él, pero estoy segura de que no lo compré. Sospecho que era mi mamá y de ser así es una viejera de principios de los noventa.

Manta Picos y valles terminada

La manta terminada (con modelo incluida)

De todos modos, se ve muy bien con el color guayaba. Lo resalta, lo que sospecho que no hubiera sucedido igual con el borde negro.

Próximo proyecto fallido

Proceso de Triángulos en simetría sin el resultado

Mientras tejía ya se notaba que no funcionaría

Me tomé unos días para tomar la decisión de qué hacer con el borde. En ese periodo comencé un tapete titulado Triángulos en simetría. Fue un proyecto fallido. El resultado quedo bastante feo, así que lo deshice. Usaré el hilo en otra cosa.

La siguiente manta

Quiero una manta monocromática y lo voy a lograr. Ya escogí cuál será el patrón que tejeré. Sin embargo, debido al fracaso de “Triángulos en simetría” me he propuesto hacer al menos un par de proyectos pequeños antes de embarcarme en uno gigante que ya adelanto que se llevará 18 madejas. Por cierto, tengo que decidir el color y comprarlas, tejer otros proyectos me da tiempo antes de dirigirme a la tienda.

El resultado que Picos y valles me satisface y espero disfrutar la manta por muchos años.

He aquí el proceso de tejido de Picos y valles, un tuit a la vez:

 

Portada del pan de coco

Pan de coco

Allá para el 2016, cuando nadie pensaba en huracanes despiadados o en picadas de cangrejos, preparé un pan de coco. Han tenido que pasar dos años para que presente el paso a paso. Dice el refrán algo como que más vale tarde que nunca.

La receta que preparé está basada en la de Deb Perelman de Smitten Kitchen que a su vez se basa en la de Bill Granger que apareció en The New York Times. Pueden encontrar la información exacta en la entrada de Deb.

Preparar este pan de coco es muy sencillo y el resultado espectacular.

Ingredientes

  • 2 huevos grandes
  • 1 1/4 tazas de leche de su elección
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 1/2 tazas de harina
  • 1/4 cucharadita de sa
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1 a 2 cucharadas de canela en polvo
  • 1 taza de azúcar (recuerde que se puede usar menos cantidad u otro endulzante al gusto)
  • 1 1/2 tazas de virutas de coco dulce
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal derretida
  • Aceite vegetal para engrasar un molde de pan de 9×5 pulgadas

Procedimiento

Horno a 350 ºF

    Precalentar el horno a 350 ºF.
Mezcla de los líquidos para el pan de coco

En un cuenco pequeño mezclar los huevos, la leche y la vainilla.

En un cuenco mediano, cernir la harina, la sal, el polvo para hornear y la canela.

Añadir el azúcar y el coco a la mezcla.

Preparando el pan de cocoHacer un hueco en el centro de la mezcla de la harina y verter la mezcla líquida. Mezclar bien.

Líquidos y sólidos del pan de coco

Añadir la mantequilla hasta lograr una consistencia suave, pero sin mezclar demás.

Masa del pan de coco

Engrasar el molde y echarle harina o cubrirlo con aceite en atomizador. Verter de forma pareja la mezcla y hornear aproximadamente una hora o hasta que se inserte un palillo de dientes y este salga limpio.

Dejar enfriar por cinco minutos y luego retirar del molde y dejar enfriar en una rejilla.

Hogaza del pan de coco

A la hora de servir existe mucha opciones: tostado o no, con mantequilla, miel, jalea, mermelada, mantecado o simplemente solito. No importa cómo sea queda delicioso. Inténtenlo algún día y ya verán.