Archivo del Autor: Maite Ramos Ortiz

Acerca de Maite Ramos Ortiz

Bloguera, tuitera y profesora universitaria, no necesariamente en ese orden. Más información en .

Entre la libreta y la computadora

De todas las encuestas que he realizado en mi página de Facebook, la que me interesa más es la que preguntaba cuál es la forma preferida para escribir y la respuesta se escogía entre la libreta y la computadora.

¿Cuál es la forma preferida para escribir?

Posted by Maite Ramos Ortiz, Elucubrando on Wednesday, November 7, 2018

La razón de mi curiosidad es sencilla. Uso ambos métodos. Cuando escribo creación o para el blog, el principal es la computadora. Word se abre solo y lo que le falta es escribir mis pensamientos. Sin embargo, uso la libreta con bastante frecuencia.

Pantalla de computadora

Inmediatamente después del paso del huracán María, escribí en libreta una buena cantidad de entradas, entre ellas, todas las publicadas en octubre del 2017, casi todas las de noviembre y alguna que otra de diciembre del 2017 a febrero del 2018. A falta de electricidad, quería conservar lo más posible la batería de mi tableta, así que la encendía para pasar lo ya escrito y editado. Una vez regresó la electricidad a mi lugar de trabajo, aprovechaba para cargar la tableta, pero la usaba principalmente para el trabajo o para revisar los textos de creación que ya estaban en Word.

Libreta de direcciones

Desde María, también, he notado una tendencia a escribir la primera versión de los textos creativos en la libreta. No pasa lo mismo con el blog. Casi todas las entradas que he publicado de julio para acá, han sido escritas originalmente en la computadora.

Quería saber cómo escriben los demás

El 63 % de los que contestaron la encuesta todavía usan la libreta para escribir. No me sorprende, aunque esperaba un número más bajo. Creo que los escritores tenemos algo de nostálgicos. Quizás por eso la preferencia por la libreta de la mayoría. Quizás por eso, si tengo que escoger entre la computadora y la libreta, la segunda opción sigue siendo tan válida como la primera.

Cartel del pan trenzado

Pan dulce trenzado, jalá o challah

Detalle del pan trenzado sin el glaseado

Pan trenzado listo para comer

Recuerdo hace un tiempo que Grisel de Cafetera de Letras, contó en su página personal su experiencia con una receta de pan que encontró en La adorable cocina de Sandra. Luego de un intercambio de mensajes, me dispuse a intentar hornear un pan dulce trenzado.

Se trata de un jalá o challah, un pan de origen hebreo característico por su forma trenzada. Es fácil de hacer. Tanto que, en estos momentos, preparo la receta sin mirar las instrucciones y con mi propio toque.

Ingredientes:

  • ¼ Taza agua tibia
  • 1 ½ Taza suero de leche tibio (puede usarse leche)
  • 1 sobre levadura
  • ½ barra mantequilla derretida
  • ½ Taza azúcar
  • 1 ½ cdta. sal
  • 4 ½ taza harina (queda mejor con harina refinada, pero se puede usar cualquiera o mezclar cualesquiera, siempre y cuando una contenga gluten o algún elemento aglutinante)

Procedimiento:

Levadura para el pan trenzado

1. Primero, mezclar el agua tibia, el azúcar y levadura. Dejar leudar de diez a veinte minutos.

2. Una vez ha leudado la levadura, se agregan el suero de leche, la mantequilla y la sal.

Harinas para el pan trenzado

Mezcla de harina de quinua y de trigo.

3. Preparar la harina, creando un pozo y verter ahí la mezcla líquida.

4. Amasar en una superficie previamente enharinada. Ir añadiendo harina hasta que la masa no esté aguada, pero no seca, y no se pegue a las manos.

5. Colocar en un cuenco, previamente engrasado, cubrir con una toalla y dejar reposar por una hora.

6. Volver a amasar la masa leudada, colocar en un cuenco engrasado y reposar por una hora. Repetir.

Masa dividida en cuatro partes para el pan trenzado

Masa dividida en cuatro partes

7. Dividir la masa en dos o cuatro partes, dependiendo el tamaño de la hogaza que se desee.

Las tres partes para trenzar el pan trenzado

Una cuarta parte de la masa, dividida en tres

8. Luego, dividir en tres cada una de estas partes.

Listo para crear la trenza el pan trenzado

Las tres partes listas para tenzar

9. Amasar en tres rollos iguales con los que se creará la trenza.

En el proceso de trenzar el pan trenzado

10. Trenzar la masa. Repetir hasta crear dos o cuatro hogazas, según se optó en el paso 7.

A punto del último leudado

Antes del último leudado

11. Esparcir harina de maíz en una plancha para galletas, donde se colocarán las trenzas.

12. Cubrir con una toalla y dejar reposar para leudar por una hora.

13. Hornea entre 35 minutos a una hora en un horno precalentado a 350 ºF (180 ºC).

Pan trenzado recién salido del horno

Recién salido del horno

14. Cuando esté listo, sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.

Consejos:

  • A pesar de que la receta indica que se incluya ½ taza de azúcar, acostumbro a utilizar 1/3 taza. También se puede usar miel, jarabe de arce, agave, endulzante artificial o cualquier otro que se quiera.
  • Todas las variantes consultadas utilizan leche en lugar de suero. He usado leche de almendras, de arroz, baja en grasa y no he notado diferencia significativa entre una opción y otra.
  • No necesariamente deben usarse las 4.5 tazas de una vez. Comienzo con tres tazas y voy añadiendo media taza a medida que sea necesario. A veces utilizo más de la medida, a veces menos.
  • Si uso una mezcla de harinas, primero echo dos tazas de la harina especial (quinua, plátano, integral, yautía…) y para el resto utilizo la refinada.
  • Cuando se va a amasar las manos no deben estar tan siquiera húmedas y deben estar espolvoreadas con una capa fina de harina. WikiHow tiene instrucciones muy buenas sobre cómo amasar.
  • Tori Avey presenta la manera de trenzar el pan con cuatro o seis rollos y otras variedades.
  • Algunas recetas recomiendan que la toalla que cubra la masa para reposar esté húmeda.
  • Es importante que el lugar donde se deje leudar la masa sea tibio.
  • Cuando se haga el último leudado, el de los panes, se puede colocar cerca del horno mientras se esté precalentando.
  • El tiempo de horneado varía, dependiendo del tipo horno y de la altitud. En el mío tarda unos cuarenta minutos.
  • El pan estará listo cuando, al golpearlo, suene hueco.
  • Todas las recetas de challah consultadas incluyen aplicar un huevo batido a las trenzas antes de ponerlas a hornear. Visualmente, el pan resulta más atractivo. Por lo general, me salto esta parte.
  • El color final del pan dependerá del tipo de harina que se utilice.
  • Una opción para extender la vida del pan es congelar el que no se vaya a consumir de inmediato. Para que esté listo para el desayuno, se retira del congelador la noche anterior.
Pan trenzado

Pan trenzado con libro y té

El pan dulce trenzado es perfecto para comer en el desayuno con un poco de jalea o mermelada y una taza de té, café o chocolate caliente. Su preparación no es tan difícil como parece. Tomo tiempo, pero bien vale la pena.

Hay olores que transforman una casa en un hogar: el jabón de la ducha, la ropa recién lavada, la casa recién limpia, la comida mientras se cuece y el olor a pan fresco (levadura, gloriosa levadura).

SEO para principiantes

SEO en fichas por William Iven

Fotografía de William Iven

Hay algo que toda bloguera debe aprender. Es horrible. A pocas nos gusta. Sin embargo, es necesario: la optimización para los motores de búsqueda, conocida por sus siglas en ingles SEO (“search engine optimization”).

El SEO tiene el propósito de facilitar que los motores de búsqueda encuentren el blog y sus entradas con facilidad. Aun haciendo lo que se debe, es posible que el blog no logre una buena posición. Sin embargo, soy de las que opina que un poco de SEO es mejor que nada porque sin él, es como si el blog no existiera.

Uno de los detalles del SEO es que las empresas que dominan los motores de búsquedas, Google, Bing, Yahoo, cambian los requisitos de un día para otro y es por eso que es importante tratar de mantenerse pendiente a cualquier cambio al respecto. A veces ocurre que lo que hace tres años se aconsejaba, hoy es un pecado mortal que afectará el “ranking” del blog.

Otro detalle es que ninguna entrada tendrá una optimización perfecta. Siempre algo quedará mal o será imposible porque afecta lo que se quiera hacer. No es necesario obsesionarse con los detalles.

Algunos consejos para mejorar el SEO de las entradas del blog

  1. Escoger una palabra o frase clave para la entrada. Esta debe aparecer en el título, el contenido (varias veces, pero no en exceso), la descripción y el URL. Contrario a lo que se recomendaba hace par de años, no se valen las variantes.
  2. Crear un buen título para la entrada. Es preferible uno que sea específico y que deje claro de qué trata la entrada, a uno ambiguo. Se recomienda una longitud de entre 60 a 120 caracteres.
  3. Escribir una buena entrada. El contenido es importante. No debe estar llena de errores ortográficos. Tampoco es necesario que sea extremadamente extensa, pero tampoco demasiado breve. Entre 300 a 500 palabras está bien. Detalles que ayudan:
    • Que la palabra clave se repita al menos en la introducción y en la conclusión.
    • Que haya enlaces a otras entradas del blog y a contenido fuera del mismo. No es necesario llenar la entrada de enlaces.
    • Que incluya al menos una imagen en la que la palabra clave aparezca en el texto alternativo (“alt text”). Nota: Las imágenes también se optimizan para los motores de búsqueda.
    • Que haya subtítulos en formato Título 2 o H2. Es ideal que uno de ellos contenga la palabra clave.
    • Qué los párrafos no sean extensos ni consistan en muchas oraciones.
  4. Trabajar en lo metadatos. Se trata de ciertos detalles que quienes lean no necesariamente verán. Algunos elementos de los metadatos que se deben considerar son:
    • La palabra clave.
    • Una descripción o resumen que incluya la palabra clave.
    • Las categorías que funcionen para presentar los temas que se trabajan con frecuencia en el blog.
    • Las etiquetas que son más específicas que las categorías y funcionan como palabras claves que se usan con frecuencia.

Un consejo para quienes, como yo, usan WordPress.org. La aplicación Yoast ayuda con la optimización, al dejarte saber qué necesita completarse y qué necesita mejoras. De todos modos, hay ocasiones en las que no se podrá cumplir con todo, y eso está bien. La perfección es imposible.

Por último, para mejorar la SEO es importante publicar con frecuencia, pero trataré este tema en una próxima entrada.

Optimizar una entrada para que los motores de búsqueda la encuentren parece fácil, pero cuando se debe hacer los mismo para cada entrada, cada imagen y el blog en su totalidad, sin repetir las palabras claves, puede convertirse en una pesadilla. Además, como ya dije, los requisitos para el SEO pueden cambiar de un año a otro. Por eso, lo encuentro horrible y no me gusta. Sin embargo, reconozco que un poco de optimización es preferible a ninguna.

Atomizador para telas en fondo negro

Atomizador para telas

Cuando uno de los miembros de un matrimonio no trabaja, hay que ahorrar. Una manera es aprovechar lo que ya hay en la casa para preparar productos de uso frecuente. Es así como llegué al atomizador para telas.

Aceites para quemar para el atomizador

En la red hay muchas recetas, pero para esta prefiero la más sencilla, por lo que los ingredientes son los siguientes:

  • Aceite con olor
  • Una medida de vinagre
  • Dos medidas de agua

El envase debe tener su propio atomizador. Recomiendo una botella reciclada. Antes de usarla es preciso lavarla bien para eliminar todo el producto anterior del interior y, sobre todo, del tubo del atomizador.

En cuanto al aceite, utilizo tanto el de aroma natural o artificial; el diseñado para usarse en la piel o no. Para mí, lo importante es que con unas pocas gotas huela bien. Puedo utilizar un solo olor como el de lavanda o rosa, o una mezcla como la de limón y menta.

Aceite esenciales para el atomizador

El vinagre que utilizo es el blanco. Lo he intentado con vinagre de manzana y otras variedades, pero el resultado es demasiado fuerte. Con el vinagre blanco no me preocupo por el olor porque se disipará a los pocos segundos de rociarlo.

Las medidas para el vinagre y el agua dependerán del tamaño del envase que se utilizará. Comienzo con una proporción de 1:2, de vinagre y agua. Si es necesario añadir más líquido para llenar el envase, añado más agua, no vinagre.

Una vez tenga el envase con la cantidad de líquido preciso es que añado las gotas del aceite. Comienzo echando unas pocas, máximo cinco. Si es necesario añado más hasta llegar al olor deseado. No debe ser más oloroso que el vinagre. Al rociar, el olor de vinagre desaparece y queda el del aceite.

Atomizador para telas en fondo azul

Cuando estoy satisfecha con el resultado, lo dejo reposar por veinticuatro horas antes de rociar sobre telas, muebles de tela o los asientos del carro, sin inundarlos. No usar en cuero o vinil.

Preparar un atomizador para telas es fácil y ayuda a la economía familiar al utilizar ingredientes que ya se poseen o que no cuestan mucho.

Descarga posmariana

Descarga  posmariana, publicada en esta antología

INICIO DE DESCARGA: Llevo 80 días sin electricidad y tengo derecho a quejarme de este gobierno de mierda que no sabe hacer su trabajo y se pasa velando güira para sacar ventaja política. Mi salud mental está controlada de puro milagro, aun cuando en este proceso perdí a mis dos psicólogas, pero la falta de luz y la amenaza del SAD siguen ahí. Sin embargo, mi salud respiratoria es un asco gracias a las plantas eléctricas y el hongo. No puedo usar un purificador de aire para respirar mejor. Encima un vecino cabrón prende un show de luces de Navidad todas las noches. Me alegra que tenga electricidad, pero es un golpe en la cara para los que llevamos 80 días sin podernos dar una ducha caliente, o conservar los productos en la nevera, o usar la aspiradora, o la Internet, o ver una película sin que se apague a mitad porque se agotó la batería… Estoy harta de vivir sin electricidad. FIN DE LA DESCARGA.

Descarga posmariana, publicada originalmente en Facebook el 9 de diciembre de 2017 y reproducida en la antología Crónicas de María: Voces para la historia. Edición de María D. Zamparelli, Rosa Margarita Hernández y Luz Ivette Rivera. Trabalis Editores, 2016. El libro está disponible para la venta en el siguiente enlace de afiliado.