Atún guisado

Plátano y atún guisadoParte del problema de vivir sin electricidad es que ciertos productos desaparecen y otros se multiplican. Desaparecen los alimentos que requiera refrigeración y se multiplican los envasados, particularmente en lata. Para variar un poco, sugiero una receta de atún guisado.

La forma más fácil de comer una conserva, cualquiera que sea, es directo del envase, lo cual es muy común con el atún. Sin embargo, las carnes y pescados enlatados se pueden variar con recetas sencillas, fáciles de adaptar para cocinar en una hornilla de gas.

Antes de continuar, debo aclarar que las fotografías se tomaron antes del paso del huracán María.

Ingredientes

  • Una cucharada de sofrito básico (cebolla, pimientos, ajo, ají dulce, cilantrillo y recao)
  • ¼ de taza de salsa de tomate
  • Una hoja de laurel
  • Dos latas de 7 oz de atún de atún
  • Un huevo hervido (opcional)

Procedimiento

  1. Caliente un caldero o una olla con un poco de aceite de oliva a fuego medio alto.
  2. Añada la cucharada de sofrito (o los ingredientes que tenga disponible). Caliente a fuego medio de 5 a 10 minutos. No permita que los ingredientes se quemen.
  3. Vierta la salsa de tomate, mezcle y dejé calentar a fuego medio de 5 a 10 minutos.
  4. Antes de añadir el atún, eche la hoja de laurel.
  5. Incorpore el atún, mezcle bien y deje cocer a fuego bajo de 10 a 15 minutos.
  6. Si se desea, coloque pedazos de huevo hervido al momento de servir.

Plato de atún guisado

Los tiempos aproximados de cocción se deben a que la hornilla de gas cocina más rápido que la eléctrica, además que cada hornilla funciona a su ritmo. Por otro lado, no acostumbro a salpimentar esta receta, pero dejo a discreción de quien la prepare si desea añadir sal y pimienta. Por último, si mientras se cocina los líquidos se han evaporado, no hay problema con añadirle agua antes de la última cocción. Solo hay que procurar que no resulte aguado.

El atún guisado se puede acompañar de arroz, malanga, ñame, yautía, papa, yuca, es decir, cualquier tubérculo. Es especialmente delicioso con guanimes o con plátano hervido. Sé que ahora es casi imposible conseguirlos porque María destruyó la cosecha de plátanos del 2017. Tengo fe de que la del 2018 va a prosperar.

Deja un comentario