Eres mal escritor

Asco de persona = mal escritor

La lógica es la siguiente:

Si Fulano es escritor y también es un asco de persona, entonces Fulano es un mal escritor.

La costumbre de hacer estudios literarios de tipo vida y obra me parece cuestionable. Creo que los textos de un escritor no son un reflejo de su vida, así como los hijos no son reflejos de sus padres. Opino que pensar lo contrario parte de la premisa de que un escritor carece de imaginación o es tan egocéntrico que solo puede escribir sobre sí (sobre el egocentrismo de los escritores se pueden llenar miles de páginas, pero ese no es el objeto de la presente). Del mismo modo, me parece un error asignarle valor a una obra literaria, usando como criterio la biografía de su autor. Es decir:

-Mengano es un asesino = su obra es mala.

-Perenceja es narcómana = su obra carece de valor.

Si fuera así, solo los textos producidos por personas con una moralidad intachable tendrían algún valor, pero esas personas no existen. Repito: no existen personas moralmente intachables. Todos cometemos errores, todos somos imperfectos.

Woody Allen resulta el ejemplo perfecto. Podemos estar de acuerdo en que es un asco de persona, ¿eso invalida su obra artística? Podemos debatirlo ad infinitum, pero su legado artístico es incuestionable y de seguro superará la prueba del tiempo. Como él, hay muchos ejemplos.

¿Quiero decir que si un escritor comete una infacción legal, no se le debe castigar? Si cometió el crimen, ¡qué pague por él! Francisco Ayala establece que todo lo que rodea al escritor, incluyéndose a sí mismo, al momento de producir la obra se incorpora a ella, pero que esta se desprende de él cuando se publica y que incluso podría superar al autor. Eso se parece mucho a los padres y sus hijos quienes están hechos del mismo material genético, pero que en el parto ocurre una separación que debe independizar a los hijos de los padres. Lo que quiero decir es que si el escritor es bueno y produce textos de calidad artística, su biografía pasará a un segundo plano y hasta puede que eventualmente se olvide su nombre porque la obra habrá adquirido vida propia, lo que la hará susceptible a múltiples interpretaciones. Ejemplos de más hay en la literatura universal. También hay millones de ejemplos de personas decentes que son pésimos escritores y cuya obra se escurre en los intersticios del tiempo.

Todo esto es para decir que ser un asco de persona no equivale a ser un mal escritor. La biografía de un autor, por terrible que sea, no deber verse como criterio para validar su obra.

Un pensamiento en “Asco de persona = mal escritor

  1. Héctor J Martell Morales

    He tenido y tengo tantos y tantas amigas escritoras y artistas que si fuese a descartar sus obras por la calidad de personas que son, creo que nos quedaríamos con una flaquísima y pobrísima cultura. En realidad, el único escritor que pienso que en calidad moral hermana con su producción literaria y cultural (y a veces dudo) es Don Eugenio María de Hostos, quien era esclavo del deber y la moral.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.