Ficha All the King's Men

All the King’s Men, de Robert Penn Warren

¿Cómo comenzar la reseña de una novela como esta? La leí por primera vez para una clase de inglés durante el bachillerato hace décadas. Lo cierto es que no recordaba nada de ella y hay una buena razón: All the King’s Men, de Robert Penn Warren, es aburrida.

Leer una novela aburrida no es una proeza. Muchos nos hemos echado al cuerpo a María de Jorge Isaac, o La peregrinación de Bayoán, de Eugenio María de Hostos. Sin embargo, All the King’s Men es otro tipo de aburrimiento. Es del tipo que absorbe gracias a sus técnicas narrativas.

Robert Penn Warren

Solo lo he leído dos veces y ya se me rompió.

De por sí la historia es compleja. Jack Burden narra el ascenso y caída de Willie Stark en la política de un estado sureño carente de nombre. Parece sencillo, pero a estos dos personajes les acompaña un número considerable de personajes cuyas vidas se cruzan para bien o para mal del protagonista. Y ahí radica la primera genialidad de texto: ¿quién rayos lo protagoniza?

“Jack Burden narra la historia de Willie Stark”, así que Willie es el protagonista. Es el personaje cuyas acciones desencadenan todos los conflictos y cuya evolución de bobo del pueblo a político corrupto es más que evidente. “Jack Burden usa la historia de Willie Stark para contar la suya” también es una aseveración válida. El propio Burden dice que la historia de Willie es la suya. Ambos personajes crean una relación de codependencia fascinante para un sicólogo.

¿Quién es el protagonista? En mi opinión, Jack. Su evolución es más lenta y hasta incompleta, pero muchos de sus actos, o lo que no hace, mueven la acción.

Por otro lado, Warren utiliza una buena cantidad de técnicas narrativas como el desorden cronológico y la retrospección, pero sobresalen los flujos de conciencia. Jack acostumbra a cuestionar, a pensar, a analizar todo a su alrededor. Y aun así, los sucesos y las personas lo pueden tomar por sorpresa.

Me parece que All the King’s Men debería ser lectura obligatoria para todo aquel interesado en la escritura creativa. El uso de las técnicas narrativas de Warren compensa cualquier parte aburrida de la novela.

Deja un comentario