Ají de gallina

Decidí reiniciar mi proyecto de Aventuras culinarias: edición peruana y, por poco, lo echo a pérdida. No solo me he visto con tanto trabajo que apenas he podido cocinar, sino que después de la experiencia con la receta de hoy, estuve a punto de tirar la toalla.

Ají de gallina versión de Marian Blazes
Ají de gallina versión de Marian Blazes


Resolví que la segunda receta sería el ají de gallina, el primer plato peruano que probé alguna vez. Luego de una exhaustiva búsqueda, me decidí por la receta de about.com, reuní los ingredientes y, el jueves pasado, me dispuse a cocinar. Si digo que fue fácil, estoy mintiendo. Estuve una hora y cuarto cocinando constantemente, lo que incluyó preparar el arroz y las papas para completar el plato y aún así olvidé los huevos y las botijas cuando tomé la fotografía.

Ají de gallina
Mi versidón del ají de gallina


No voy a decir que seguí la receta al pie de la letra, dado que usé papa blanca en vez de amarilla, maní en vez de nueces, un poco más de queso parmesano, migajas de pan y más leche evaporada. Y luego de todo el trabajo, la recepción fue bastante tibia aun cuando, en mi opinión, quedó bastante bien y cercano al original. Pero, bueno, así es la vida. Voy a intentar otra receta para la semana que viene y ya después veremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *